Unicaja Banco, el ‘verso libre’ de la gran banca: gana 267 millones en 2023, un 4% menos

Es el único de los ‘seis grandes’ que obtuvo el año pasado menos beneficios que en 2022 y atribuye estos resultados al impacto del impuesto extraordinario a la banca

Compartir
Compartir articulo
Jose Sevilla, nuevo presidente de Unicaja Banco.
Jose Sevilla, nuevo presidente de Unicaja Banco.

Unicaja ha sido el único de los seis grandes bancos españoles, Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell y Bankinter, que cerró 2023 ganando menos que un año antes. Obtuvo un beneficio neto de 267 millones de euros, un 4% menos que en 2022, después de haber efectuado saneamientos en el conjunto del ejercicio por valor de 546 millones de euros, ha informado la entidad en un comunicado.

Atribuye sus menores ganancias al impacto que ha tenido en sus cuentas el impuesto extraordinario a la banca aprobado por el Gobierno, que ascendió a 63,8 millones y que computó íntegramente en el primer trimestre. De no haber hecho frente a este tributo, su beneficio neto habría ascendido a 330 millones, un 19% más que a diciembre de 2022.

Te puede interesar: Los sindicatos piden a la gran banca que “reparta” los 26.000 millones de beneficios obtenidos con sus trabajadores

En cuanto al resultado básico de la entidad, formado por la suma de margen de intereses y comisiones menos gastos de explotación, aumentó un 39,6% respecto al ejercicio anterior, con todos los márgenes al alza.

El margen de intereses creció el 26,1%, en el año impulsado por el negocio minorista. El de clientes aumentó en el cuarto trimestre 13 puntos básicos, hasta el 2,75%, mientras que el margen bruto subió un 10,6%, el de explotación antes de saneamientos se incrementó un 23,2% y el resultado de la actividad de explotación lo hizo en un 50,6%. La ratio de eficiencia -descontando el efecto del gravamen temporal a la banca- mejoró en un año en 7 puntos porcentuales, hasta situarse en el 46,7%.

Te puede interesar: Banco Santander pulveriza su récord de beneficios y gana 11.076 millones en 2023, un 15,3% más

En cuanto a los recursos de clientes minoristas totalizaron 88.825 millones de euros. La base de depósitos de la clientela destaca con un alto peso de particulares, que representan el 75% del volumen total. Los depósitos a plazo aumentaron el 72,4% en términos interanuales.

Los recursos fuera de balance y los seguros se elevaron un 4,1% interanualmente, hasta alcanzar los 21.087 millones, con crecimientos del 15,4% en seguros de ahorro, del 1,4% en fondos de inversión y del 9,2% en otros patrimonios gestionados, compensados parcialmente por una caída del 1,9% en fondos de pensiones. El total de recursos administrados aumentó un 0,6% en el año, hasta situarse en 98.747 millones de euros.

Los sindicatos piden a la gran banca que “reparta” los 26.000 millones de beneficios obtenidos con sus trabajadores.

Menos hipotecas y más crédito al consumo

Respecto al saldo de la inversión crediticia performing (no dudosa) finalizó el ejercicio 2023 en 48.325 millones de euros. En este escenario, el saldo de la financiación hipotecaria de particulares se redujo el 4,7% en el año,  hasta los 30.134 millones y la financiación al consumo aumentó un 0,5% interanual. En 2023 la entidad concedió 7.022 millones de euros en nuevos préstamos y créditos, de los que 2.291 millones fueron hipotecas de particulares.

En el capítulo de gastos de explotación, Unicaja redujo los gastos de personal un 3,8% lo que mejoró la ratio de eficiencia en 7 puntos porcentuales en los últimos doce meses, hasta situarla en el 46,7% -descontando el impacto del gravamen a la banca-. Mientras que el volumen de activos improductivos (NPAs) descendió 25,2% interanual por la disminución del stock de adjudicados (del 31,6%), como de los activos dudosos (del 19,1%).

La tasa de cobertura de activos improductivos mejoró en términos interanuales en 2,9 puntos porcentuales, hasta el 68,2%, debido principalmente a la tasa de activos adjudicados, que se incrementó hasta el 73,9%, mientras que la de activos dudosos finalizó el ejercicio en el 63,7%. La tasa de morosidad se redujo en 39 puntos básicos en el año hasta el 3,14%. Mientras que el coste del riesgo alcanzó los 29 puntos básicos en el año.

En cuanto a los indicadores de solvencia, la ratio de capital de máxima calidad (CET 1) fully loaded se situó en el 14,7%, con un aumento de 1,7 puntos porcentuales, y la de CET 1 phased in en el 15%.

Dividendo de 132 millones

La generación de capital ha llevado a la entidad a solicitar la autorización para la ejecución de un programa de recompra de acciones por un importe de hasta 100 millones de euros (con un máximo del 3,8% del capital). Asimismo, permitirá proponer a la Junta General de Accionistas el pago de un dividendo de 132 millones de euros.