Xavi anuncia su despedida del Barcelona para el 30 de junio: “No quiero ser una rémora, quiero ser una solución”

La derrota contra el Villarreal lleva al técnico azulgrana a dimitir a final de temporada

Compartir
Compartir articulo
El técnico del FC Barcelona, Xavi Hernández, durante el encuentro correspondiente a la jornada 21 de Primera División que Betis y FC Barcelona disputaron en el estadio Benito Villamarín, en Sevilla. EFE/José Manuel Vidal.
El técnico del FC Barcelona, Xavi Hernández, durante el encuentro correspondiente a la jornada 21 de Primera División que Betis y FC Barcelona disputaron en el estadio Benito Villamarín, en Sevilla. EFE/José Manuel Vidal.

El tiempo de Xavi se acaba. Ha decidido salir del equipo de sus amores, salir del FC Barcelona a final de temporada. La decisión llega después de una derrota contra el Villarreal y en medio de un estado de nervios generalizado. Es un club que ha perdido en semanas sucesivas la Supercopa, la Copa y prácticamente la Liga, todas ellas con estrépito y derrotas sonrojantes. La leyenda azulgrana, más del campo que de los banquillos, cree que el anuncio puede hacer enderezar el camino.

“Creo que la solución siendo coherente y con sentido común es que yo deje el cargo el 30 de junio, seguiré hasta entonces, así lo hemos acordado con el presidente. Tenemos un presidente que es la hostia, valiente, todo eso va a contribuir a destensar la situación del club. Soy culé”, explicaba en una rueda de prensa que se retrasó más de lo habitual al tener que hablar con los estamentos del club.

Te puede interesar: La desesperación de Xavi es la fachada de un Barcelona en colapso

“Me siento el máximo responsable, creo que las cosas han funcionado muy bien, se ha hecho un trabajo muy bueno pero creo que nuestro proyecto debe ser hasta el 30 de junio. Creo que liberará a los jugadores y destensará la situación general del club. Hace días que tengo tomada la decisión y de alguna manera me he liberado”, explicó.

Solo queda Nápoles

La eliminatoria contra el Nápoles puede ser la última de Xavi en el Barcelona. Por la Champions pasa el dejar un buen sabor de boca en un entrenador que el año pasado ganó la Liga, pero que cuenta sus participaciones europeas por fracaso y no ha sido capaz en dos años y medio de hacer jugar a su equipo como él siempre pensó que debía jugar. En él, uno de los mejores jugadores de la historia del club, se veía cuando jugaba un seguro gran entrenador. Los resultados en el Barcelona no han estado a la altura de esa fama, el nivel de juego desplegado tampoco.

No quiero ser una rémora para el club, quiero ser siempre una solución, nunca quiero ser un problema. Fui una solución hace dos años y tres meses pero ahora, pensando con el corazón y pensando en el club, para el que quiero lo mejor, lo mejor es que lo deje el 30 de junio. Agradecer al presidente la confianza. Tenemos un presidente que es la hostia, tanto él como Rafa, como Alejandro son muy válidos y creo que esto destensará la situación”, relató.

“Lo hemos estado hablando con Laporta y con el área deportiva y como culé creo que el club necesita un cambio de dinámica. Como culé, pensando en el club y los jugadores creo que se liberarán y estarán más tranquilos. Pensando como hombre de club creo que lo mejor es irme el 30 de junio. Dicho esto, daré lo máximo de mi los cuatro meses que quedan, creo que podemos hacer una buena temporada y espero que la dinámica cambie”.

Xavi Hernández, técnico del Barcelona, se aleja de la cancha luego del segundo gol del Athletic Bilbao en los cuartos de final de la Copa del Rey, el miércoles 24 de enero de 2024 (AP Foto/Alvaro Barrientos)
Xavi Hernández, técnico del Barcelona, se aleja de la cancha luego del segundo gol del Athletic Bilbao en los cuartos de final de la Copa del Rey, el miércoles 24 de enero de 2024 (AP Foto/Alvaro Barrientos)

Xavi quiere irse bien y, aunque la planificación deportiva y el rendimiento económico dejen muchas dudas, no quiso cargar contra los directivos. Todo lo contrario: “Al presidente se lo he explicado ahora, hemos estado reunidos en una charla muy humana, le quiero mucho al presidente, tanto a él como a Rafa [Yuste], Alejandro [Echevarria], Deco. La confianza de ellos hasta día de hoy era plena pero es el momento, no me muevo por situaciones económicas, me muevo por el corazón y creo que es la mejor situación para el club. No quiero ser un problema. Hemos hecho un partido totalmente desgraciado y es un momento de un cambio de rumbo por los jugadores, que no se lo merecen. Ha sido un golpe ver como te ganan un partido que habías remontado, no recuerdo un partido tan cruel como el de hoy en mi carrera. Necesitamos un cambio de rumbo por el bien del club y esto destensionará la situación que rodea al barcelonismo”.

Xavi dejó ver que las críticas le han dolido, él las considera injustas. “Ya hemos cambiado la dinámica porque es la primera vez que recordáis que hemos ganado la Supercopa y la Liga. Lo tenía que recordar yo y ahora me lo recordáis con la pregunta. Hasta ahora lo tenía que recordar yo. Que el club necesita un cambio de dinámica no tengo dudas. Así se lo he dicho a Nuria, a Óscar y a los del staff, a Edu también. Es la mejor decisión que estoy tomando”, aseveró.

La explicación a la marcha era, una y otra vez, la necesidad de relajar los ánimos: “Hoy es un partido de 5-2 y lo pierdes 3-5, hay que cambiar la dinámica y las personas estamos para esto. El club está muy por encima de las personas, lo hago así porque soy culé, y así se lo he dicho al presidente, se ha medio emocionado pero lo ha entendido. Pienso que es necesario para destensar la situación”