El Parador ubicado en un castillo del siglo XII que dominaba una de las rutas medievales más importantes de España

Entre sus muros tuvieron lugar acontecimientos históricos clave como es la firma de la unión de Castilla y León. Igualmente, a día de hoy constituye uno de los hoteles más especiales de la región

Compartir
Compartir articulo
Entre sus muros tuvieron lugar acontecimientos históricos clave como es la firma de la unión de Castilla y León. Igualmente, a día de hoy constituye uno de los hoteles más especiales de la región

Los castillos españoles son uno de los máximos exponentes de la huella cultural e histórica que dejaron las civilizaciones que por allí pasaron. Así, a lo largo de su geografía se pueden encontrar más de 10.000 fortalezas, de las cuales algunas atraen miles de turistas cada año gracias a su espectacularidad y excelente estado de conservación. Por su parte, otras, al perder su función militar y defensiva, han sido rehabilitadas como museos, sedes de instituciones oficiales o incluso hoteles.

En este último aspecto donde entra en juego la Red de Paradores de España, pues cuenta con casi 100 establecimientos, de los cuales muchos de ellos se desarrollan en los muros de castillos milenarios. Uno de ellos es el imponente Parador de Benavente, que ubicado en el pueblo homónimo, ocupa lo que antiguamente fue el castillo de la Mota. Esta fortaleza guarda una gran importancia histórica, pues ha sido la sede de numerosos acontecimientos de gran relevancia en la historia de España.

Te puede interesar: El parque nacional español donde se ha rodado ‘La sociedad de la nieve’

Testigo de la historia de España

Parador de Benavente, en Zamora (Paradores.es).
Parador de Benavente, en Zamora (Paradores.es).

A caballo entre Zamora y León, Benavente se alza dominando uno de los cruces históricos más importantes, siendo una de las paradas principales de la Vía de la Plata. Así, su castillo, construido en el siglo XII por petición de Fernando II de León, siendo un testigo clave en la historia, pasando por manos de diferentes noblezas y soportando guerras como las que enfrentaron a los partidarios de Isabel la Católica contra los de Juana la Beltraneja. A esto se le suma que fue la sede de la adhesión de Castilla y León y el lugar en que el rey Alfonso IX celebró las cortes en 1202.

A lo largo de los años, el edificio fue sufriendo modificaciones, ampliaciones y restauraciones que fueron cambiando su aspecto original, aunque sin perder su carácter imponente y su significado cultural. Así, a día de hoy presenta un estilo renacentista y cuenta con uno de los símbolos de la localidad: la famosa Torre de Caracol. Construida en 1504, es la torre del homenaje de la fortaleza y destaca por su impresionante arquitectura.

Te puede interesar: El pueblo cerca de Madrid que alberga una de las cuevas más impresionantes de España

Con el paso del tiempo, la Torre del Caracol y lo que quedaba de la antigua fortaleza fueron convertidos en Parador Nacional en 1962. Desde ese momento, ofrece servicios contemporáneos para una estancia cómoda y placentera, como restaurantes, salones y habitaciones equipadas. Asimismo, el establecimiento es una opción preferente para la celebración de eventos, congresos y bodas.

Una rica gastronomía local

Parador de Benavente, en Zamora (Paradores.es).
Parador de Benavente, en Zamora (Paradores.es).

La gran mayoría de Paradores, por no decir todos, cuenta con un restaurante propio donde poder degustar la cocina local. El Parador de Benavente no iba a ser menos y desde su restaurante se puede disfrutar de “la deliciosa y sobria gastronomía zamorana marcada por una materia prima de primerísima calidad. Todo ello en un luminoso y acogedor comedor con inabarcables vistas al campo benaventano.”, explican en su página web.

En este sentido, el Parador ofrece especialidades que define a la perfección la cocina zamorana: dos y pingada (huevos fritos con lomo de cerdo y chorizo), ensalada de pimientos de los Valles, bacalao a la tranca, pollo de corral a la olla paciente, lechazo churro asado, tarta de almendra del Cister y natillas castellanas con feos de Benavente.

Te puede interesar: El impresionante palacio que esconde uno de los pueblos más bonitos de España

Cómo llegar

Desde Zamora, el viaje hasta Benavente es de alrededor de 50 minutos por la carretera A-66. Desde León el trayecto tiene una duración aproximada de 55 minutos por la misma vía.