Marc Márquez ya puede hablar como piloto de Ducati: “Saltas a la moto campeona, así que, está en tus manos”

El catalán desvela cómo se sintió con su nueva moto después del test de prueba en Cheste, en el que finalizó con el cuarto mejor tiempo. “Tenía mariposas en el estómago”, asegura

Compartir
Compartir articulo
Marc Márquez durante su primer test con Ducati (EFE).
Marc Márquez durante su primer test con Ducati (EFE).

Marc Márquez dejó atrás su relación de once años con Honda para subirse a una Ducati. El piloto se prepara para su séptimo título de MotoGP, después de una notable participación en el test de Cheste, donde con la nueva moto marcó el cuarto mejor tiempo, apenas a una décima del mejor, Maverick Viñales, y a milésimas de la Ducati de Marco Bezzecchi. Con el broche puesto a 2023, el catalán puede hablar abiertamente como nuevo piloto de Gresini.

En unas declaraciones publicadas por DAZN, quienes pudieron hablar con el nuevo piloto de la escudería italiana al bajarse de su Ducati, Márquez cuenta cómo fue su primera toma de contacto: “Tenía mariposas en el estómago, estaba muy nervioso porque aunque llevo muchos años en el Mundial, era un gran cambio, pero tras la primera salida me quedé tranquilo”. El de Cervera asegura que “la velocidad estaba allí, entendía la moto, cómo gestionar las cosas”. “Después me quedé tranquilo, relajado. Hice el día tranquilo, centrado en entenderme con mi nuevo equipo técnico y con mi nueva moto”, apuntaba el piloto, que todavía se está adaptando a la dinámica del equipo.

Te puede interesar: Los deseos de los pilotos de MotoGP para 2024: de pelear por el Mundial a salud para sus familias

Pese a la incertidumbre de los nuevos cambios, y sobre todo, de tal calaña como es el que ha protagonizado Márquez esta temporada, el seis veces campeón mundial admite haberse adaptado a la nueva moto “mucho más rápido de lo esperado”: “Muy pronto me encontré muy bien, con muy buenas sensaciones. El tiempo salía sin buscarlo de forma exagerada”.

Sin comparaciones, pero con la moto ganadora

“No me gusta compararlas, y menos en público. La Ducati es una moto diferente a la Honda, con un estilo de pilotaje diferente. Salto a la moto campeona, así que está en mis manos. Hay muchos pilotos que van rápido con esta moto”, afirma Marc, quien no perdió la cara de felicidad durante la jornada en Cheste, cuando nuevamente se volvió a sentir competitivo. “La velocidad está allí, pero aún me quedan muchas cosas por entender a nivel también de posiciones, algunas cosas por pulir. Ya no tanto para ir más rápido, sino para ser más constante. Y, sobre todo, a nivel de comunicación con el equipo”, señaló.

El piloto se mostró agradecido al gran recibimiento del equipo en su nueva andadura con la escudería italiana: “Llevaba once años trabajando con un grupo, ahora es un grupo nuevo, pero la familia me ha recibido muy bien y eso siempre es agradable”. Los hermanos Márquez volverán a vestir el mismo mono. La presentación oficial de los pilotos será el 20 de enero, y del 6 al 8 de febrero se llevarán a cabo los test colectivos en el circuito de Sepang (Malasia).

Folio en blanco para Ducati

Marc Márquez avisa tras su exhibición con la Ducati: su gesto al pasar por meta lo dice todo.

Marc Márquez impresionó a Ducati en particular y todo el paddock en general tras el primer test en Cheste con su nueva moto. “Esto es una mala noticia para nosotros, pero muy buena para el mundo de la moto”. Sirvan estas palabras del director deportivo del Prima Pramac Ducati, Gino Borsoi, para describir el pánico que transmitió Márquez en su primer día como piloto de Gresini, equipo satélite de Ducati. La conexión entre piloto y moto fue total desde el principio, tal como desvela Michele Pirro, piloto probador de la casa que estuvo presente en Cheste y pudo conversar con Marc.

“Como piloto de Ducati y como probador, que debe pasar información y sensaciones a los técnicos, claramente, me preocupé de pedirle cuáles eran las cosas que se podían mejorar… y, por el momento, el folio se quedó bastante blanco. Hay satisfacción por eso porque cuando llegué a Ducati éramos nosotros los que teníamos que copiar a los japoneses, mientras que ahora la situación es inversa”, explica.