Las mejores inversiones para sacar rentabilidad al premio Gordo de la Lotería de Navidad

Los fondos de inversión son una de las mejores opciones para los más arriesgados, mientras que los depósitos y las cuentas remuneradas son idóneos para los inversores de perfil conservador

Compartir
Compartir articulo
Cuáles son las terminaciones más premiadas en la Lotería de Navidad.

La Lotería de Navidad repartirá esta semana 2.590 millones de euros entre los afortunados que se hayan hecho con alguno de los 185 millones de décimos que entran en el sorteo. Según datos de la Sociedad Estatal de Loterías y Apuesta del Estado, cada ciudadano se gastará este año una media de 71,67 euros en lotería, una ‘inversión’ extraordinariamente rentable para aquellos que tengan un décimo del premio Gordo, dotado con 400.000 euros, que se quedarán en 328.000 euros tras cumplir con Hacienda. El segundo premio es de 125.000 euros, que se reducen a 108.000 tras pagar al fisco, y el tercero es de 50.000 euros, de los que los ganadores recibirán 48.000 euros limpios.

Muchos jugadores ya han pensado en el destino que darían a este dinero: dejar de trabajar, comprarse una casa, tapar agujeros, pagar la hipoteca, viajar, comprar un coche... Pero antes de tomar una decisión deben meditarla a fondo, ya que, según un estudio de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), el 70 % de los ganadores de la lotería se gasta todo el premio en solo cinco años y terminan arruinados. También desde Abante recomiendan ser prudentes, ya que “recibir una gran cantidad de dinero de forma inesperada produce euforia, lo que puede llevarnos a tomar decisiones precipitadas y emocionales”.

Te puede interesar: El tiempo apremia para la Lotería de Navidad 2023: “La gente hace cola desde las 5 de la mañana”

Por ello, lo primero que deben hacer los agraciados es mantener la calma y darse un tiempo de varios meses antes de tomar una decisión, de esta forma “nos acostumbramos a vivir con esa cantidad de dinero extra que nos ha llegado a la cuenta y podemos reflexionar sobre lo que realmente queremos conseguir con ese dinero o cómo nos puede ayudar a cumplir nuestros objetivos o a cambiar alguna situación actual que queremos mejorar”, indican los asesores patrimoniales de Abante.

Después, aconsejan al premiado analizar sus necesidades a corto, medio y largo plazo y realizar un ejercicio de planificación financiera y personal para ver cómo ese dinero del premio les puede ayudar a conseguir sus planes.

Por su parte, Estefanía González, portavoz de Finanzas Personales de Kelisto, recomienda al agraciado analizar su perfil inversor y ver qué riesgo está dispuesto a asumir al invertir el premio.

El anuncio de la Lotería de Navidad 2023 - La suerte de tenernos (Loterías y Apuestas del Estado)

Poner los huevos en distinto cesto

Para sacar la mayor rentabilidad es conveniente seguir una máxima de la inversión: no poner todos los huevos en la misma cesta, esto es, diversificar la cartera de inversión tanto en activos como en áreas geográficas. Otra clave es decidir el plazo en que se quiere invertir y con qué propósito se va a hacer, además de informarse sobre la liquidez de cada producto de inversión.

“Antes de invertir lo ganado es necesario que sepas si es fácil recuperar el dinero, si lo puedes hacer en cualquier momento y si, para ello, tendrás que pagar algún tipo de penalización”, señala González. Pone como ejemplo productos con una liquidez total, como las cuentas remuneradas, pero que ofrecen una remuneración más baja que otros como los depósitos que exigen tener inmovilizado el dinero durante más tiempo.

En otros casos, como ocurre con las acciones o los fondos de inversión, “podrás deshacer tu inversión en cualquier momento, pero no tendrás la garantía de que vayas a recuperar lo invertido”, explica la experta.

También hay que estar pendientes de la fiscalidad, ya que cada producto de inversión tiene unos impuestos distintos. Por ejemplo, las cuentas, los depósitos y los fondos de inversión están sujetos al mismo gravamen, tributan entre un 19% y un 28% dependiendo de los intereses obtenidos, pero la manera de aplicarlo es diferente, por lo que, fiscalmente, unos productos pueden resultar más interesantes que otros.

¿Amortizar la hipoteca o invertir?

Entre los principales destinos que los jugadores de lotería dan al premio Gordo está quitarse la hipoteca de encima. Pero amortizar el préstamo hipotecario no siembre es una buena estrategia. Para ver si es la mejor opción, desde Abante recomiendan hacer un análisis de la situación para ver si la rentabilidad que puede ofrecer el dinero invertido en un activo financiero es mayor que el coste de la hipoteca. En caso de que la rentabilidad obtenida con la inversión sea mayor “no interesa amortizar la hipoteca, sino invertir el dinero del premio”, aconsejan los expertos de gestión patrimonial de Abante.

Otro factor a tener en cuenta en este caso es que si la vivienda habitual se compró antes de 2013, existe una ventaja fiscal en el IRPF, la ley permite deducirse cada año un 15% de una cuota máxima de 9.040 euros, que puede que no interese perder.

La gente hace cola durante más de seis horas para comprar un décimo de la Lotería de Navidad. (Helena Margarit Cortadellas)
La gente hace cola durante más de seis horas para comprar un décimo de la Lotería de Navidad. (Helena Margarit Cortadellas)

Desde fondos de inversión a depósitos

Los que no necesiten liquidez y opten por poner a trabajar el dinero para sacar rendimientos al premio pueden acudir a los mercados financieros. Para ello, tienen que concretar sus objetivos, analizar su situación financiera, su capacidad de ahorro, sus ingresos actuales y futuros y sus deudas. También tienen que tener en cuenta cuándo se quieren jubilar y cómo quieren hacerlo.

Todo ello “nos va a permitir construir una cartera de inversión adecuada y equilibrada en función de lo que necesitemos en cada tipo de activo: inversiones alternativas en activos no cotizados como, private equity, inversión en inmobiliario o en activos cotizados”, señalan los expertos.

Los que opten por la bolsa o los fondos de inversión, un factor esencial que tienen que tener en cuenta es diseñar una cartera diversificada, tanto por distribución geográfica, como por sectores y tipo de activos. Además, si el premiado tiene un largo horizonte temporal de inversión, puede asumir más riesgo con ella, lo que hará que el capital final sea mucho mayor.

Así, si queremos superar a la inflación en 2 puntos, es decir, conseguir una rentabilidad anual media del 4%, habría que invertir en una cartera con el 50% de la inversión en renta variable. Y una opción que “permite diversificar, que tiene beneficios fiscales y que permite acceder a una gestión profesional son los fondos de inversión”, aconsejan desde Abante.

Mover el dinero

En lo que todos los analistas están de acuerdo es en mover el dinero del premio, ya que en momentos como el actual, con la inflación que, aunque está bajando, sigue alta, es más importante que nunca rentabilizar el dinero del premio para que este no pierda valor con el paso del tiempo.

Desde Abante ponen un ejemplo: “Si los 328.000 euros de El Gordo los dejamos parados sin invertir, pasados 20 años y contando con una inflación media anual del 2% ese dinero equivaldría a unos 220.734 euros actuales”.

Para batir y superar de largo la inflación otra opción es la inversión en inmobiliario. Comprar una vivienda para ponerla en el mercado del alquiler ha dado una rentabilidad en el tercer trimestre del año del 7,1%, según un estudio realizado por idealista, unos retornos superiores a las tasas que ofrecen, por ejemplo, los Bonos del Estado a 10 años, que rondan el 4%.

Imagen de archivo del Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad. (Eduardo Parra / Europa Press)
Imagen de archivo del Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad. (Eduardo Parra / Europa Press)

Los productos idóneos para inversores conservadores

Para los que deseen invertir el premio sin correr riesgos, las “mejores opciones” son las cuentas remuneradas y los depósitos, indica González. En ambos casos, el ahorrador debe buscar productos que cuenten con la protección del Fondo de Garantía de Depósitos español o de uno de sus homólogos europeos. En ambos casos tendrá la seguridad de que si se produce una quiebra en el banco podrá recuperar hasta 100.000 euros por entidad y titular. Además, es aconsejable no invertir más de 100.000 euros en el mismo banco, de forma que el ahorrador esté plenamente cubierto por el Fondo.

En el caso de las cuentas remuneradas, las que ofrecen más rentabilidad suelen tener dos ‘peros’: exigir una vinculación, como domiciliar la nómina o contratar otros productos financieros, y limitar la cantidad máxima remunerada, que a día de hoy ese tope ronda los 10.000 euros.

Los que opten por depósitos a plazo fijo tienen que tener en cuenta que la mejor rentabilidad la dan los bancos extranjeros, con un máximo que ronda el 4,30%. Mientras que los intereses que ofrecen las cuentas de ahorro españolas lideran el ranking europeo en rentabilidad, con retornos que llegan hasta el 6%.