La batalla ‘fratricida’ de Carabanchel: las primarias en el PP para echar al presidente que lleva 28 años

Dos concejales de Almeida se enfrentan en unas primarias internas para hacerse con la presidencia del PP de Carabanchel. Uno de ellos lleva casi tres décadas en el puesto y puede ser desbancando por su otrora amigo y ex mano derecha

Compartir
Compartir articulo
Álvaro González y Carlos Izquierdo, los dos a la izquierda de la foto rodeados con un círculo
Álvaro González y Carlos Izquierdo, los dos a la izquierda de la foto rodeados con un círculo

Cuando Carlos Izquierdo empezó a llevar las riendas de la entonces pequeña agrupación del PP en el distrito madrileño de Carabanchel, el presidente de la Comunidad de Madrid era Alberto Ruiz-Gallardón y el alcalde de la capital era José María Álvarez del Manzano. Ha llovido mucho desde entonces. Demasiado. Concretamente, 28 años. Izquierdo, que ha sido de todo en el PP madrileño, presentó este martes 5 de diciembre sus avales para intentar repetir en el puesto y ser elegido de nuevo presidente del PP de Carabanchel otros cuatro años más. Pero no será un paseo triunfal, como en otras ocasiones. Porque a Izquierdo le ha salido un rival: su secretario general y número dos en la agrupación: Álvaro González.

Una batalla ‘fratricida’ (Izquierdo y González han sido durante años buenos amigos y estrechos colaboradores) que no ha gustado nada en la dirección del PP madrileño. Entre otras cosas porque desde el equipo de Isabel Díaz Ayuso veían con buenos ojos una renovación en la agrupación de Carabanchel, ya que creían cumplida con creces la etapa de Izquierdo tras 28 años en el puesto. No ha sido posible e Izquierdo ha decidido volver a presentarse.

Te puede interesar: Ayuso ‘gana’ 3.000 afiliados en año y medio y renovará a los “caciques” que llevan más de 20 años presidiendo agrupaciones locales

Ayuso quería un candidato “nuevo, con ganas y preparado” para impulsar la dirección de la agrupación de Carabanchel, pero se ha encontrado con una batalla interna en unas primarias disputadas entre los dos máximos dirigentes de la misma: el presidente y su secretario general. El PP de Madrid lleva desde septiembre convocando asambleas en todos los distritos de la capital y en todos los municipios de la región para elegir las presidencias. El objetivo es doble: “Arrancar 2024 con todas las estructuras renovadas” e intentar que “entre aire fresco” en algunas de estas agrupaciones. “No tiene lógica que en algunas haya presidentes que llevan más de 20 años”, explican desde el PP madrileño.

Ayuso ordenó que imperará el sentido común. Desde el PP ponen un ejemplo. “Es normal que un municipio tan grande como Alcalá de Henares, donde la alcaldesa es nuestra compañera Judith Piqué, esta sea reelegida como presidenta del partido en la localidad”. Pero hay casos más llamativos que necesitan cierta renovación. Y mencionan los distritos de Carabanchel y Moncloa, donde Carlos Izquierdo y Álvaro Ballarín llevan respectivamente 28 y 22 años dirigiendo las agrupaciones locales. Pues ambos han decidido presentarse en estas nuevas primarias.

Álvaro González y Carlos Izquierdo en la cena de Navidad del PP de Carabanchel celebrada el pasado 4 de diciembre
Álvaro González y Carlos Izquierdo en la cena de Navidad del PP de Carabanchel celebrada el pasado 4 de diciembre

El problema de Carabanchel es que las primarias internas, con dos candidatos (en la gran mayoría del resto de agrupaciones se ha presentado un único candidato de consenso), ha abierto una fractura en el distrito y en el partido. Da la casualidad de que los dos aspirantes son actualmente concejales en el equipo de José Luis Martínez Almeida: Carlos Izquierdo es concejal del distrito de Carabanchel y Álvaro González es concejal de Vivienda. Es decir, compañeros en el Pleno municipal. “No hablo de temas internos de partido”, se limita a decir Izquierdo ante la llamada de Infobae España. González, por su parte, no ha querido atender a este diario. Su jefa de gabinete solo señala que han conseguido los avales necesarios (50 en agrupaciones con más de 1.000 afiliados) para poder presentarse.

La guerra interna que se ha iniciado ya y que tendrá su máximo apogeo en la campaña electoral fijada para el 17-23 de enero toma ya tintes surrealistas. Algunos afiliados, con cierta sorna, la apodan ya ‘La guerra de los Rose’, la famosa comedia protagonizada por Michael Douglas y Kathleen Turner, que cuenta la historia de un matrimonio bien avenido que al final se divorcia y se hace la vida imposible. “La jefa de gabinete de Álvaro es pareja del asesor principal de Carlos”, explican. “Y Álvaro y Carlos, que se llevaban bien hasta hace tiempo, han enfriado su relación y han iniciado esta batalla electoral por el control de la agrupación”. Un portavoz de la dirección regional señala que el PP “velará neutralmente porque sea un proceso democrático y en igualdad de oportunidades”.

Te puede interesar: “Como jurista no lo entiendo, Ayuso debería ser la más interesada en saber qué paso en las residencias durante el covid”

Lo cierto es que ambos candidatos no son muy del agrado de Ayuso. Carlos Izquierdo, que empezó siendo concejal en 1999, llegó a ser también consejero en el Gobierno de Cristina Cifuentes y en el de Isabel Díaz Ayuso, pero con la victoria incontestable de la nueva lideresa madrileña en las elecciones autonómicas de mayo de este año, Ayuso hizo tabla rasa y se deshizo de todos sus consejeros que en cierta medida había apoyado a Pablo Casado en la guerra civil que vivió el partido. Entre ellos, Izquierdo, que encontró entonces acomodo en la lista de Almeida, pero que no ha sido incluido en el Gobierno local. Solo es edil de distrito.

Ayuso, presidiendo el Comité Ejecutivo Autonómico y la Junta Directiva del PP de Madrid (Alejandro Martínez Vélez - Europa Press)
Ayuso, presidiendo el Comité Ejecutivo Autonómico y la Junta Directiva del PP de Madrid (Alejandro Martínez Vélez - Europa Press)

Álvaro González, por su parte, ha sido diputado autonómico con Esperanza Aguirre y concejal con Almeida. Su ficha en el portal de transparencia del Ayuntamiento no reflejaba ningún desempeño profesional en el sector privado. “Cuenta con amplia experiencia en el sector público municipal”, reza su biografía, ostentando en el inicio de su carrera diferentes cargos técnicos en un Ayuntamiento de Madrid siempre controlado por el PP. Las periodistas Pilar Gómez y Carmen Morodo le citan brevemente en la biografía que escribieron sobre Almeida. Titulada ‘un hombre traquilo’ (Espasa), cuentan con ironía que su “currículum en cuanto a experiencia recuerda a la infinita lista de los Reyes Godos”. Su nombre se hizo famoso en el presunto caso de espionaje al hermano de Ayuso por parte de algunos cargos municipales.

El diario El Mundo publicó la grabación telefónica que un detective filtró a este medio en el que González llamaba al investigador interesándose por conocer si alguien del Ayuntamiento había intentado contratar sus servicios.

¿El desenlace? El 24 de enero, cuando se celebren las primarias.