La Guardia Civil incauta 530 kilos de cocaína en cajas de aguacates llegadas al aeropuerto de Barajas desde República Dominicana

Los paquetes que contenían la droga estaban ocultos en una partida declarada como fruta fresca

Compartir
Compartir articulo
La Guardia Civil incauta 530 kilos de cocaína en cajas de aguacates llegadas al aeropuerto de Barajas desde República Dominicana.

Un inmenso alijo de cocaína oculto en cajas de fruta fresca. La Guardia Civil ha intervenido un total de 530 kilos de cocaína en una partida comercial llegada al aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas desde República Dominicana, uno de los orígenes más habituales de grandes exportaciones de sustancias estupefacientes, según ha informado la Comandancia de Madrid de la Guardia Civil.

Fue el pasado sábado, 2 de diciembre, cuando los agentes del instituto armado y los funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria estaban realizando las inspecciones rutinarias a la mercancía que llega al país a través del aeropuerto internacional. En un momento dado, detectaron una posible manipulación en una partida declarada como fruta fresca.

Te puede interesar: La Guardia Civil investiga el origen de los uniformes oficiales que vestían unos inmigrantes en Ceuta en una foto viral

En concreto, se trataba de una partida compuesta por tres palés que albergaban un total de 38 cajas de aguacates. El peso total de la mercancía era de 2.268 kilogramos. Ante las sospechas, los agentes realizaron comprobaciones en la partida y descubrieron que en cada una de las 38 cajas de fruta había al menos un paquete que contenía un polvo blanco, aparentemente cocaína.

Posteriormente, procedieron a retirar los paquetes que presumiblemente contenían sustancia estupefaciente. Tras comprobar que se trataba de cocaína, constataron que el alijo tenía un peso total de 530 kilos, más de media tonelada. Entonces, la droga fue intervenida por los agentes de la Guardia Civil destinados en el aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas.

Te puede interesar: La guerra en Gaza precipita las operaciones contra el terrorismo yihadista en España: 33 detenidos en poco más de un mes

Los funcionarios no pudieron detectar in situ a ninguna persona relacionada con el alijo, por lo que no se produjeron detenciones. No obstante, los agentes investigan la procedencia de la mercancía y si los traficantes que están detrás de la misma contaron con la colaboración de otras personas en España, como suele ser habitual en este tipo de método de introducción de sustancias estupefacientes a través de envíos en aeropuertos y puertos comerciales, mayoritariamente procedentes de países de Centroamérica y Sudamérica.

“Gancho ciego” o<i> rip off</i>

La droga incautada por los funcionarios pretendía ser introducida en España mediante el método conocido como “gancho ciego” o rip off. Se trata de un método utilizado por los traficantes para introducir grandes cantidades de droga, principalmente a través de aeropuertos y puertos comerciales. Consiste en meter el estupefaciente en contenedores de mercancía legal o vacía para, posteriormente, extraerlo en el destino. Lo hacen con el desconocimiento de las empresas importadoras y exportadoras.

Suelen buscar envíos de empresas legales de importación con un flujo constante de envíos, lo que les permite pasar desapercibidos para los vigilantes aduaneros. Cuando la mercancía llega al punto de destino, se cuidan de contar con personas que retiran el material antes de que sea despachado. Así, suelen lograr la introducción de grandes cantidades de droga sin correr demasiados riesgos.