Vox rompe las relaciones con el PP a nivel nacional: estos son los motivos del enfado de Abascal

El partido de Santiago Abascal culpa a Alberto Núñez Feijóo del mal estado de las relaciones entre los dos partidos, que asegura seguirán trabajando juntos a nivel autonómico y municipal

Compartir
Compartir articulo
El secretario general de Vox, Ignacio Garriga durante una rueda de prensa celebrada en la sede del partido en Madrid este lunes (EFE/Rodrigo Jiménez)
El secretario general de Vox, Ignacio Garriga durante una rueda de prensa celebrada en la sede del partido en Madrid este lunes (EFE/Rodrigo Jiménez)

No es la primera vez que Vox amaga con romper con el Partido Popular: el pasado 17 de agosto, antes de la investidura de Feijóo, ya se hablaba de ruptura, que acabó en reconciliación poco después. Es una fórmula de reproche que Santiago Abascal utiliza con Alberto Núñez Feijóo y que no implica grandes cambios. Y es que Vox habla de ruptura a nivel nacional con el PP, un apellido que es importante, ya que, si no lo tuviese, sí que podría suponer una crisis institucional en cinco gobiernos autonómicos y en más de un centenar de ayuntamientos. En el Congreso de los Diputados, donde no mantienen ninguna coalición, ni pueden alcanzar grandes acuerdos parlamentarios, la ruptura del PP y Vox pierde importancia.

La principal razón de Vox para lanzar este dardo al PP es la presidencia de las comisiones en el Congreso de los Diputados, ya que Santiago Abascal se quedará sin presidir ninguna comisión, mientras que los populares lo harán en 12, de las cuales 5 son legislativas, gracias a los acuerdos con el PSOE. “No se entiende que convoquen manifestaciones el domingo y que el lunes pacten con el PSOE y Sumar en el Congreso. Es la evidencia de que el PP no quiere, no está dispuesto a protagonizar lo que merece el pueblo español”, ha criticado el secretario general de Vox, Ignacio Garriga, en una rueda de prensa tras la reunión de la cúpula.

Te puede interesar: “Los dos carriles”, la estrategia del PP para evitar a Vox a nivel nacional sin hacer peligrar sus gobiernos de coalición

“El PP da por imposible la acción coordinada con Vox para frenar el golpe de Estado”, ha fijado Garriga, que asegura que el PP está más obsesionado en “distanciarse de Vox que del PSOE”. Sin embargo, ha aclarado que las relaciones no se rompen en las cinco autonomías donde gobiernan juntos y tampoco en los ayuntamientos. “Feijóo y Génova han decidido ir por un lado, y nosotros trabajaremos en los gobiernos autonómicos con los líderes regionales para liderar una respuesta”, ha precisado.

Otra de las razones de Vox, es que el PP no ha dado muestras para avanzar en la coordinación “contra el golpe” de Sánchez a través de las “cuatro líneas” que planteaba su partido: el ámbito internacional, el parlamentario, el judicial y la calle. “La respuesta ha sido suscribir el pacto con el PSOE y Sumar”, sostienen. De hecho, aseguran que esas acciones coordinadas se plantean ahora desde los gobiernos regionales. “Seguiremos colaborando con las regiones y con los líderes que sí lo han entendido”, ha zanjado Garriga.

Desde Génova restan importancia a este movimiento de Abascal y lo achacan a que se han quedado sin presidencias en las comisiones. Además, les recuerdan que fueron ellos los que les insultaron llamándoles “gallinas ponedoras”. “Después de eso, entiendo que las relaciones ya están rotas”, señala una fuente de la directiva. Además, aseveran que el enemigo del PP es Pedro Sánchez, mientras que el de Vox es Feijóo, por lo que relativizan sobre este ataque de la extrema derecha.

Vox no irá al acto de la Constitución en el Congreso

Este movimiento dirigido hacia la política autonómica y municipal también viene respaldado por más acciones. Mientras que Vox no asistirá el acto de la Constitución en el Congreso de los Diputados, sí irá a los que se organicen desde las comunidades autónomas en las que forma parte del Gobierno. Y Abascal estará presente en el izado de la bandera en el Senado, donde hay mayoría absoluta del PP. La justificación a todo ello es que “el PSOE y sus socios pisotean la Carta Magna”.

De hecho, Vox se sorprende de que el PP “avale” con su presencia estos actos, en alusión al de conmemoración por el 45 aniversario de la Constitución en el Congreso de los Diputados, pese a que se trata de un acto institucional y que se organiza en un ámbito parlamentario, donde todos los grupos de la Cámara están invitados a asistir.