Quién se queda con el dinero de una herencia cuándo no hay herederos (ni siquiera lejanos)

Si no se han encontrado posibles herederos para los bienes del fallecido, el Estado se convierte en heredero

Compartir
Compartir articulo
El Gobierno prevé que las pensiones se revaloricen un 4% en 2024 por la inflación

Las herencias suelen traer muchos quebraderos de cabeza y hasta llegan a dividir familias. Pero también se puede dar el caso de que no haya testamento o no haya herederos, ni siquiera lejanos. En estos casos, no todas las comunidades autónomas se rigen por las mismas normas. Veamos qué ocurre en cada una de las situaciones.

Qué sucede cuando no hay testamento

Cuando el fallecido no ha dejado testamento se dice que no hay una repartición fijada de los bienes. En esta ocasión el reparto se hace siguiendo las indicaciones que marca la ley, que se puede encontrar en el Código Civil. Ahí queda recogida la mayoría de regiones, con la excepción de Aragón, País Vasco, Navarra, Cataluña, Islas Baleares y Galicia. La ley señala el orden familiar y de relación para ser heredero:

Te puede interesar: La región de España donde los habitantes prefieren dejar toda su herencia a quien quieran y no tener legítima

  1. Descendientes: todos los descendientes tienen los mismos derechos en el reparto. Si alguno de los descendientes directos ha fallecido, hay que tener en cuenta si tiene hijos, a los que les tocaría la parte proporcional.
  2. Ascendientes: les toca la herencia solo si la persona fallecida no ha tenido descendencia. Los más cercanos son los padres.
  3. Cónyuges: van en el tercer escalón de herederos.
  4. Colaterales: son los hermanos y sobrinos. El reparto, en este caso, se realiza de forma similar al de los descendientes; es decir, si todos los hermanos están vivos se reparte proporcionalmente y si alguno de los hermanos no está vivo, pero tiene descendencia, al sobrino o sobrina le correspondería la parte proporcional de este hermano.
  5. Otros parientes: son el cuarto grado de relación como máximo, es decir, hasta los primos. Más allá de esta relación familiar, se considerará que el fallecido no tiene herederos.

Te puede interesar: El reparto de la herencia entre un cónyuge viudo y el resto de herederos

Qué ocurre cuando el fallecido no tiene herederos

Una mujer mayor en silla de ruedas y su cuidadora pasean por el centro de la ciudad, a 4 de junio de 2023, en Madrid (España). (Jesús Hellín - Europa Press)
Una mujer mayor en silla de ruedas y su cuidadora pasean por el centro de la ciudad, a 4 de junio de 2023, en Madrid (España). (Jesús Hellín - Europa Press)

Si no se han encontrado posibles herederos para los bienes del fallecido, el Estado se convierte en heredero, explica el blog de Mapfre de Jubilación y Futuro. En estos casos, un tercio de la herencia se destina a instituciones municipales de beneficencia, otro tercio a instituciones del mismo tipo, pero de régimen provincial y por último, un tercio para cancelar deuda púbica. El orden de sucesión establecido del que hemos hablado se cumple en todas las comunidades, excepto las que hemos nombrado anteriormente.

Te puede interesar: ¿Es necesario ir a un notario para una herencia? Estos son los casos

Reparto por CCAA

Este es el orden de sucesión las comunidades con legislación propia:

Aragón

  • Descendientes.
  • Ascendientes.
  • Cónyuge.
  • Colaterales.
  • Comunidad Autónoma u Hospital de Nuestra Señora de Gracia.

Cataluña

  • Descendientes.
  • Cónyuge o pareja estable.
  • Ascendientes.
  • Colaterales.
  • Generalitat.

Galicia

Se hereda del mismo modo que en el código civil. La única diferencia es que, en caso de que no se encuentren herederos, hereda la Comunidad Autónoma de Galicia.

  • Descendientes.
  • Ascendientes.
  • Cónyuge.
  • Colaterales
  • Otros parientes.
  • Comunidad Autónoma de Galicia.

Islas Baleares

En Baleares siguen el mismo orden. La única diferencia es que, al tener un derecho propio, en caso de no obtenerse heredero, se indica seguir las directrices del Código Civil español.

Navarra

En Navarra distinguen dos tipos de bienes: troncales (heredados de otros familiares hasta cuarto grado) y no troncales. Los bienes troncales se heredan de la siguiente forma:

  • Ascendientes más próximos.
  • Parientes colaterales hasta cuarto grado.

Los bienes no troncales siguen el siguiente orden:

  • Descendientes.
  • Hermanos y sus hijos en el caso de que algún hermano no esté vivo.
  • Hermanos solo de padre o madre y sus hijos si alguno de ellos ha fallecido.
  • Ascendientes.
  • Cónyuge o pareja estable.
  • Colaterales hasta sexto grado.

País Vasco

En determinadas zonas de Vizcaya rige un derecho propio y el orden:

  • Descendientes
  • Si los bienes son troncales, se priorizan ascendientes o en su defecto colaterales. Si no son troncales, el cónyuge.
  • En el caso de no haber ascendientes ni cónyuge, los colaterales hasta cuarto grado.
  • Diputación Foral.