Lluís Cortés: “No le cierro la puerta al Barça; creo que ellos nunca me la cerrarán”

El técnico que levantó la primera Champions League Femenina con el conjunto azulgrana reflexiona sobre su futuro tras finalizar su etapa como seleccionador de Ucrania

Compartir
Compartir articulo
Lluis Cortés durante el partido ante el VfL Wolfsburg de Champions League Femenina en 2020 (REUTERS).
Lluis Cortés durante el partido ante el VfL Wolfsburg de Champions League Femenina en 2020 (REUTERS).

Tras dejar de ser seleccionador de Ucrania, Lluís Cortés (Lleida, 1986) busca nuevos retos en los banquillos del fútbol femenino y, en una entrevista con EFE, no descartó regresar al Barcelona, club que está convencido de que nunca le cerrará la puerta.

Pregunta: En agosto dejó de ser el seleccionador de Ucrania después de dos años, la guerra debió ser un factor clave y muy duro.

Respuesta: Cuando firmé por Ucrania lo más atractivo era crear un proyecto deportivo y estratégico a largo plazo, no solo ser seleccionador. Lo que pasa es que yo firmo en noviembre y en febrero empieza la guerra. Eso te condiciona en todo y dejas de ser entrenador para convertirte en coordinador de ayuda humanitaria. Fue una situación muy dura a nivel emocional, salimos del país e intentamos localizar a las jugadoras para ver si estaban vivas. Esa fue la realidad. Las intentamos sacar, había jugadoras con las que fue muy difícil y con la FIFA y la UEFA lo logramos. Fueron meses muy intensos en los que te das cuenta que el 4-3-3 es lo de menos. Fue un aprendizaje muy grande.

P: ¿Ahí es cuando aparece Marruecos y le ofrece ser seleccionador?

R: Sí, me enseñaron un proyecto muy prometedor, con muy buenas condiciones. Tenía el contrato listo para firmar y el último día me comentan que quieren incorporar a Jorge Vilda como director deportivo. Con Jorge no tengo problema a nivel personal, pero a nivel profesional… en ese momento estaba siendo investigado por coacciones a jugadoras, que son mis amigas, consideré que no era el mejor momento de ir de la mano en un proyecto. Les dije que con Jorge no iría y él se quedó con ambos roles.

P: ¿Y qué se presenta ahora?

R: Estoy abierto a todo, con fútbol masculino también. Pero mi caché lo he ganado con el femenino y dar un paso al masculino seguramente significa bajar el nivel; es una pena, pero es así. La opción de club también me atrae. Al final, quiero ir a un sitio donde me pueda implicar en la construcción de un proyecto o haya uno interesante.

P: ¿No le cierra la puerta al Barça?

R: No, para nada. Nunca he cerrado la puerta al Barça, igual que creo que ellos nunca se la cerrarán a Lluís. Fue una época muy bonita, en la que construimos lo que hoy estamos viendo y conseguimos cosas que no se han vuelto a repetir. En un club como el Barça, que es un transatlántico difícil de manejar, a veces es mejor salir y ya veremos si volvemos a entrar. Hay mucho mundo por descubrir fuera del Barça y es un buen momento para mí.

P: ¿Y un club de la Liga F?

R: No, primero por un tema de condiciones laborales, creo que fuera de España se nos valora mucho más. La liga española necesita hacer pasos adelante para coger a otras como la inglesa o la de Estados Unidos, ligas que están creyendo e invirtiendo de verdad. Aquí el día que crezcamos todos de la mano, ese día quizás sí.

La selección española femenina de fútbol se ha proclamado este domingo campeona del mundo por primera vez en su historia después de superar en la final del Mundial de Australia y Nueva Zelanda a Inglaterra (1-0), un partido decidido por un gol de Olga Carmona antes de la media hora de juego.

P: Hay mucha distancia entre el Barcelona y los demás equipos.

R: Es un problema. Cuanta más igualdad haya y la distancia sea menor, por crecimiento de los otros y no por decrecimiento del Barça, más positivo será para todos. Pero pasan los años y la distancia se mantiene o aumenta. Los equipos piensan: ¿para qué voy a invertir más si como mucho quedaré segundo?

P: ¿Que el Barça hoy sea el número uno no tiene un punto de casualidad?

R: La voluntad estaba, pero no la inversión. Hicimos un planteamiento: o fichamos las mejores –que no podíamos- o con las que tenemos intentamos ser las mejores, y fichamos jugadoras que quieran acabar siendo las mejores. Había muchos clubes con mucho más presupuesto que nosotras, entonces miramos las jugadoras que teníamos e incorporamos a aún por explotar. Buscamos el equilibrio intentando que Mariona, Alexia, Patri, Aitana fueran mejores, y creo que no salió mal.

P: ¿Conoce al nuevo director deportivo, Marc Vivés? ¿Le ve preparado?

R: Mucho, somos muy amigos y estuvimos trabajando juntos en la selección catalana. Le toca una temporada difícil y más con la situación económica del club, con un presupuesto cada vez más bajo y con pretensiones más altas de las jugadoras. Está preparado de sobra, Marc es un perfil más deportivo. Markel (Zubizarreta) quizá era más gestor. Creo que él se pondrá más a nivel de estructuración de modelo de juego. Con él puede haber una apuesta clara por La Masía, que en momentos de crisis es la que te tiene que salvar, es la que nos hace distintos del resto de clubes.

P: El Barça está pendiente de renovar a muchas jugadoras. ¿Si de usted dependiera haría todas las renovaciones?

R: No las haría todas. Hay jugadoras que están participando poco y tienen salarios altos, como es el caso de Oshoala. No tiene sentido tener a jugadoras de fuera en el banquillo, o las haces jugar, o en el banquillo tiene que estar una de casa. Hay otros perfiles como (Marta) Torrejón o Lucy (Bronze) que están en el final de su carrera y tienes que decidir qué hacer. Es un año delicado. A todas no las puedes renovar a nivel económico, pero también deportivo. Las titulares las tienes que renovar, si no se irán gratis.

P: Los sueldos de las futbolistas titulares, como su repercusión, serán cada vez mayores, como quizá sea el caso de Alexia.

R: Como club tienes que decidir si sigues apostando por Alexia como emblema del femenino y le pagas como tal. Es muy lícito que ella pida el valor que se le atribuya, y más con las ofertas que tiene de fuera, que son altas. Pero si haces ese salto salarial, tienes que tener en cuenta a las que vienen detrás. Hay un tema deportivo y otro económico. El Barça tiene la responsabilidad de encontrar la manera de renovar a Alexia. Es una pieza que no puedes dejar escapar porque sí, pero ella también tiene derecho a firmar un último gran contrato.

P: Los resultados del Barça son buenos, pero la exigencia y la presión son cada vez mayores.

R: El fútbol va de ganar, pero estamos en un club en que no es solo eso, sino cómo. Como entrenador puedes irte y volver, pero la jugadora tiene que aguantar esa exigencia, porque si baja el nivel no volverá, y eso desgasta mucho. Pero como entrenador la presión es mayor, todo el mundo habla de tu trabajo, y lo hacen sin saber la realidad. Te tienes que dejar ayudar. Nosotros teníamos una psicóloga en el club y yo iba a otro a nivel personal, me iba muy bien.

P: Aún habla en primera persona.

R: Lo siento un poco mío, estoy muy orgulloso. Deseo que el Barça siga ganando hasta que ocupe un banquillo rival y me enfrente a ellas.