Eva Fernández, la discreta mujer que ha convertido a la reina Letizia en un icono de estilo

La estilista leonesa lleva casi una década vistiendo a la esposa de Felipe VI, con quien mantiene una estrecha amistad

Compartir
Compartir articulo
Eva Fernández, la discreta mujer que ha convertido a la reina Letizia en un icono de estilo.

A lo largo de sus años en Zarzuela, la reina Letizia se ha erigido como una de las royals mejor vestidas del mundo. La esposa de Felipe VI puede presumir de contar en su haber con numerosos aciertos y escasos tropiezos estilísticos. Elegante y sofisticada cuando la ocasión lo requiere, informal y atrevida cuando el protocolo lo permite, la consorte es considerada un auténtico icono de moda, un éxito tras el cual se esconde una discreta mujer que lleva casi una década ‘vistiendo’ a la reina.

Entre la legión de asesores que trabajan a diario junto a los reyes, hay una estilista que ha sabido aprovechar el potencial de Letizia y hacer que todo el mundo hable de sus looks. Su nombre es Eva Fernández y, aunque su trabajo y su figura permanecen a la sombra de la reina, se la ha podido ver en contadas ocasiones en actos públicos junto a ella.

Te puede interesar: Felipe VI, icono de moda ‘a la sombra’ de Letizia: el impecable estilo del rey, al detalle

La última cita real a la que Fernández acudió como invitada fue la recepción tras la jura de la Constitución de la princesa Leonor, el pasado 31 de octubre. La estilista saludó a los reyes y a sus dos hijas con una sonrisa en el rostro que delataba la complicidad existente con la familia real, con quien el vínculo se ha ido estrechando a lo largo de los años, pasando de una relación laboral a prácticamente una amistad.

Quién es Eva Fernández

Eva Fernández, en una fotografía de su antiguo perfil de Instagram.
Eva Fernández, en una fotografía de su antiguo perfil de Instagram.

La estilista personal de la reina Letizia tiene 41 años y es natural de León. Estudió Publicidad en la Universidad San Pablo CEU, y posteriormente cursó Diseño de Moda en la Institución Artística de Enseñanza, IADE.

Te puede interesar: La reina Letizia repite uno de sus ‘looks’ para la jura de la Constitución de Leonor: un vestido azul de Carolina Herrera con flores de lentejuelas

Divorciada en 2018 de su primer marido, ahora Eva Fernández mantiene una relación con el bombero y modelo Leo Rico, de quien se ha dicho que es entrenador personal de la reina. La pareja tiene dos hijos en común, una niña nacida en la primavera de 2020 y un niño nacido en octubre de 2022.

Eva y Letizia se conocieron en el año 2015 cuando la reina visitó el showroom de Matías Rodríguez, quien era amigo de ambas. Por aquel entonces, la estilista trabajaba para cabeceras de moda como Vogue o Cosmopolitan, pero la esposa de Felipe VI se sintió encandilada por su forma de ser y quiso sumarla a su equipo de personas de confianza.

La reina Letizia y Eva Fernández, en una portada de '¡Hola!'.
La reina Letizia y Eva Fernández, en una portada de '¡Hola!'.

Igual que el compromiso con Felipe cambió para siempre la vida de la periodista Letizia Ortiz, el encargo de Casa Real para trabajar como asesora dio un vuelco a la rutina de Eva Fernández, que tuvo que desaparecer de las redes sociales y entregarse a una labor profesional que le requiere una estricta discreción. Por este motivo, apenas se han podido captar imágenes de la profesional junto a la reina pese a llevar casi una década trabajando juntas.

Según cuenta la prensa especializada, la estilista es la responsable de abrir el abanico de firmas que ocupan el armario de Letizia. Así, logró romper los corsés estilísticos de la reina, que a menudo optaba por marcas nacionales clásicas como Felipe Varela o Carolina Herrera, para estrechar nuevos y exitosos lazos con piezas de Roberto Torretta, Teresa Helbig, o The 2nd Skin Co, así como otras casas menos conocidas de moda sostenible o slow fashion.

Además de asesorar estilísticamente a Letizia, Eva ha tenido que afrontar la complicada tarea de vestir a la princesa Leonor y la infanta Sofía, adaptando sus estilismos al paso del tiempo para mostrar también con los outfits su transformación de niñas hermanas a adolescentes y, después, a adultas con personalidades independientes, un desafío que, al igual que con la reina, está logrando superar con nota.