Telefónica inicia la negociación de su nuevo plan de bajas: más de 11.300 trabajadores ya han salido de la teleco en la era Pallete

En la primera década del siglo XXI, Telefónica realizó un importante recorte de empleos, que culminó con la salida de 31.500 empleados

Compartir
Compartir articulo
Planes de salidas incentivadas en la era Pallete.
Planes de salidas incentivadas en la era Pallete.

Los vaivenes laborales en Telefónica no son nada nuevo. Hace justamente un mes, el pasado 23 de octubre, la operadora española anunciaba su intención de ejecutar un nuevo plan de salidas incentivadas que afectaría a un máximo de 5.000 trabajadores. La forma, las condiciones y el porcentaje final de la plantilla a la que afectará se comenzarán a negociar hoy con los sindicatos. Sin embargo, esta no es la primera vez que se lleva a cabo una estrategia de estas características: desde 2016 —año en el que José María Álvarez Pallete se convierte en CEO de Telefónica— se han sucedido varios planes de salidas incentivadas que han afectado a más de 11.300 trabajadores.

Las salidas de trabajadores se remontan varios años atrás, concretamente, a 1999. Desde ese momento y hasta el año 2013, Telefónica realizó un importante recorte de empleos, que culminó con la salida de 31.500 empleados, mediante consecutivos expedientes de regulación de empleo (ERE). Esta estrategia de reducción de plantilla fue objeto de numerosas críticas, por el alto coste público que generaban estos ERE, especialmente el último acometido por la teleco española —entre 2011 y 2013—, que supuso la salida de 6.800 empleados con cargo a las arcas públicas, a pesar de los buenos resultados que había obtenido durante ese ejercicio.

Te puede interesar: Telefónica: los sindicatos piden que los mejores resultados de la teleco se reflejen en el nuevo convenio colectivo

Para blindarse ante la crítica, a partir de 2016, Telefónica cambió el método para realizar estas reducciones de plantilla y optó por los planes de salidas incentivadas, que no tienen coste para el Estado. Desde ese año y coincidiendo con la llegada de José María Álvarez Pallete, la operadora ha ejecutado la salida de 11.300 trabajadores.

El primer plan se pactó a finales de 2015, y se ejecutó en los tres años posteriores, lo que precipitó la salida de 6.300 trabajadores, con un coste de 3.680 millones. Más adelante, en 2019, Telefónica acometió su segundo recorte de empleo con 2.636 bajas, a las que destinó 1.732 millones de euros. Por último, en 2022 se produjo el cese de 2.316 empleados, con un coste para la operadora española cercana a los 1.400 millones de euros.

Nuevo plan en 2023

Telefónica comenzará a negociar con los sindicatos el nuevo convenio colectivo de empresas vinculadas este mismo jueves, 23 de noviembre. En esta primera conversación entre la compañía y los representantes laborales no se espera que se ponga sobre la mesa el plan de bajas en el que trabaja la empresa y que se prevé que afectará a unos 5.000 empleados.

En ese sentido, los sindicatos mayoritarios en Telefónica, es decir, CCOO, UGT y Sumados-Fetico, han señalado en reiteradas ocasiones que ese plan de bajas incentivadas —al que se espera que se adhieran entre 2.500 y 3.000 trabajadores— debe estar vinculado al nuevo convenio que se firme.

De hecho, el propio consejero delegado de Telefónica, Ángel Vilá, confirmó el pasado 8 de noviembre, en el marco del ‘Día del Inversor’ de la compañía, que la empresa estaba trabajado en una reestructuración de la plantilla para reducir costes. En este contexto, UGT y CCOO lanzaron en la mañana de este pasado martes un comunicado en el que urgían a la empresa a comenzar las negociaciones, a lo que Telefónica contestó por la tarde con la convocatoria para este mismo jueves.

El operador saudí STC Group está dispuesto a desembolsar 2.100 millones de euros para convertirse en el mayor accionista de Telefónica

“Nuestra prioridad es conseguir un convenio fuerte para los movimientos que va a haber en el sector de las telecos, la posible desregulación... todo lo que se nos puede venir”, señalaron fuentes sindicales. De hecho, el convenio colectivo actual en Telefónica es una prórroga del anterior y su vigencia termina el próximo 31 de diciembre.

Te puede interesar: Oscurantismo en Telefónica: los sindicatos recriminan la falta de información sobre el plan de bajas que afectará a 5.000 empleados

Acerca de los plazos para empezar a abordar el plan de salidas, desde los sindicatos apuntan que todavía no hay nada estipulado, si bien han indicado que en otras ocasiones el comportamiento habitual de la compañía pasa por comenzar negociando el convenio para, una vez que esté avanzado, plantear la reducción de plantilla. De hecho, algunas de las negociaciones entre los sindicatos y la compañía que están encima de la mesa en estos momentos tienen que ver con el cierre de 108 centros de “baja ocupación” repartidos por “toda España” en el marco de su plan de racionalización de edificios que significaría la reubicación de 266 empleados.

El cierre de estos centros de “baja ocupación” están ligados a un escenario marcado por transformaciones como el apagado de la red de cobre por parte de la compañía previsto para 2024, la robotización y la automatización. Otro asunto que está en negociaciones es la reorganización del servicio de atención al cliente de Telefónica, cuya pieza central es el teléfono 1004. Sobre este asunto, se ha planteado que los casi 300 empleados ligados a este departamento, encuadrado en el área de B2C (relación con clientes), pasarán al de B2B, encargado de atender las solicitudes de pymes.