La novela de culto japonesa que sirvió de inspiración a ‘Los juegos del hambre’

La editorial Minotauro rescata ‘Battle Royale’, de Koushun Takami, profundamente controvertida y que dio lugar a una película hiperviolenta previa a la protagonizada por Jennifer Lawrence

Compartir
Compartir articulo
Portada de la novela original de Koushun Takami (editorial Minotauro) y un fotograma de la película 'Battle Royale', en la que aparece la actriz Chiaki Kuriyama.
Portada de la novela original de Koushun Takami (editorial Minotauro) y un fotograma de la película 'Battle Royale', en la que aparece la actriz Chiaki Kuriyama.

En 1999 se publicó Battle Royale, escrita por el japonés Koushun Takami y casi de forma instantánea se convirtió en un controvertido éxito de culto. Y es que su contenido resultaba de lo más incómodo, razón por la que fue rechazada de varios concursos literarios. En ella se presentaba a un grupo de niños de secundaria que eran obligados a matarse los unos a los otros y se insertaba dentro del género de la distopía.

La trama tenía lugar en 1997, en un Japón convertido en un estado totalitario que controlaba la vida de todos los habitantes y se encargaba de censurar cualquier manifestación que no estuviera orientada a laurear al gobierno, liderado por una figura en la sombra a modo de dictador al que había que rendir pleitesía.

Te puede interesar: Asier Etxeandia (‘Teresa’): “Estamos adentrándonos en un momento muy oscuro a nivel político y eso me da fuerzas para ser más punki”

En este contexto, este sistema fascista establece un Programa de Experimentación Bélica, que consiste en elegir al azar a una serie de adolescentes de cada una de las prefecturas, para dejarlos en una isla y obligarlos a asesinarse entre sí hasta que solo quedase uno por equipo.

A cada uno se le instalará en el cuello un collar de seguimiento que contiene un explosivo que detonará si no siguen las reglas. Como avituallamiento, una mochila con algunos suministros y un arma, algunas inútiles, otras mortales.

Te puede interesar: Todo lo que tienes que saber de ‘Balada de pájaros cantores y serpientes’, la precuela de ‘Los juegos del hambre’

‘Los juegos del hambre’, ¿posible plagio de ‘Battle Royale’?

¿A quién le suena esta premisa? En efecto, es prácticamente la misma que vertebraba Los juegos del hambre, la novela escrita por la autora estadounidense Suzanne Collins y que se convirtió en un bestseller internacional que daría lugar a una franquicia protagonizada por Jennifer Lawrence en el papel de la heroína salvadora Kaniss Everdeen, que alcanzaría el estatus de símbolo para toda una generación de jóvenes.

La película se desarrolla 64 años antes de que Katniss Everdeen se ofreciera voluntaria como tributo, y décadas antes de que Coriolanus Snow se convirtiera en el tiránico presidente de Panem.

Ahora, se ha estrenado en cines Los juegos del hambre: Balada de pájaros cantores y serpientes, dirigida por Francis Lawrence (que también firmó En llamas, y las dos partes de Sinsajo), en la que se recupera la misma historia a través de una especie de precuela en la que aparecen los mismos elementos, pero con un reparto diferente encabezado por nuevas estrellas como Rachel Zegler (West Side Story), Tom Blyth (Benediction) o Hunter Schafer (Euphoria).

Te puede interesar: Godzilla regresa en formato serie: un repaso a sus orígenes hasta el desarrollo del MonsterVerse

Al mismo tiempo, la editorial Minotauro recupera Battle Royale de Koushun Takami, una buena oportunidad para comparar hasta qué punto Los juegos del hambre fue o no un plagio de esta obra absolutamente original y subversiva que también dio lugar a una serie de mangas y a una película también considerada como una obra absolutamente radical.

Una película radical y gore

Takeshi Kitano en 'Battle Royale', la película de Kinji Fukasaku del año 2000
Takeshi Kitano en 'Battle Royale', la película de Kinji Fukasaku del año 2000

La dirigió el mítico Kinji Fukasaku, autor de películas fundamentales en la renovación del panorama nipón de los años setenta como Batallas sin honor ni humanidad y The Yakuza Papers, así como Graveyard of Honor. Ya prácticamente en su senectud, se embarcó en este proyecto que se convirtió en un absoluto revulsivo en el que también aparecía Takeshi Kitano liderando a una troupe de niños dispuestos a hacer todo para poder sobrevivir.

Los juegos del hambre jamás fue tan explícita y tan salvaje como Battle Royale, ni la novela ni la película. En ella nos enfrentábamos a un modelo de violencia cinematográfica descarnada y muy gráfica, en la que la espectacularización se ponía en entredicho por su crueldad gore.

Como dijo Maggie Lee en The Hollywood Reporter, fue pionera en el concepto de los juegos de muerte entre adolescentes a través de su visión absolutamente provocadora. Y lo cierto es que todavía continúa siendo de lo más perturbadora.