Los españoles comienzan a apostar por los coches ‘eco’: ya se venden cuatro vehículos 100% eléctricos por cada diez diésel

El nivel de renta y el diseño de las ayudas públicas son dos de los principales factores que explican por qué el mercado de vehículos eléctricos no se desarrolla con mayor rapidez

Compartir
Compartir articulo
ARCHIVO - ¿Qué prefiere? ¿Un coche diésel, a gasolina, hìbrido suave, completo o enchufable, o incluso uno totalmente eléctrico? La oferta de conceptos de motorización es más diversa que nunca. Foto: Julian Stratenschulte/dpa
ARCHIVO - ¿Qué prefiere? ¿Un coche diésel, a gasolina, hìbrido suave, completo o enchufable, o incluso uno totalmente eléctrico? La oferta de conceptos de motorización es más diversa que nunca. Foto: Julian Stratenschulte/dpa

Los coches eléctricos siguen siendo una asignatura pendiente en nuestro país. Sin embargo, en los últimos meses, los compradores de nuevos vehículos se decantan por el factor de la sostenibilidad. Algo que ya se empieza a notar en los concesionarios: según los últimos datos de matriculaciones, en el mes de octubre se han vendido cuatro coches 100% eléctricos por cada diez diésel.

Así, las matriculaciones de turismos 100% eléctricos e híbridos enchufables crecieron un 53,3% en el mes de octubre en España, hasta alcanzar las 10.320 unidades, representando el 13,2% del total de matriculaciones de turismos del mes, según datos de la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica (Aedive) y la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos (Ganvam).

Te puede interesar: Por qué cayó la venta de autos eléctricos en Europa

En el acumulado anual, las matriculaciones de turismos electrificados se incrementaron en un 47,1%, hasta las 92.287 unidades. En concreto, las ventas de turismos 100% eléctricos llegaron a 5.329 unidades en octubre, con un incremento interanual del 92,9%, mientras que en el acumulado anual registran un crecimiento del 72,9%, hasta 42.172 unidades. Por su parte, las matriculaciones de híbridos enchufables crecieron un 25,7% en el décimo mes frente al mismo mes del año anterior, con 4.991 unidades, mientras que entre enero y octubre aumentaron un 30,7%, llegando a los 50.115 turismos vendidos.

España, con un índice de madurez de 2,2 puntos –siendo 1 poco preparado y 5 muy preparado–, se mantiene, al igual que se mostraba ya en la edición anterior del estudio, en el grupo de países donde el mercado de la movilidad eléctrica está menos desarrollado, junto con Italia, Emiratos Árabes Unidos, Japón, Polonia y Australia, según el informe eReadiness 2023, elaborado por PwC.

Por su parte, Hong Kong, Noruega y China, según se desprende del informe, son los mercados punteros en relación con el vehículo eléctrico, con unos índices de madurez del 4,2, 4 y 3,6 puntos, respectivamente. La consultora revela que, en el caso de España, llama la atención esta situación a pesar de ser uno de los mercados que cuentan con un mayor número de ayudas e incentivos públicos.

Te puede interesar: Los autos híbridos se vuelven más competitivos por su precio y su bajo gasto en combustible

Esta “paradoja” tiene que ver con la complejidad y la dificultad para recibir la ayudas como consecuencia de que, en la mayoría de los casos, se habla de un sistema de concesión de ayudas “poco eficiente, en el que estas llegan mucho después de la adquisición del vehículo y que están, vinculadas, en muchos casos a desgravación en el impuesto sobre la renta”.

Radiografía del comprador eco

El nivel de renta y el diseño de las ayudas públicas son dos de los principales factores que explican por qué el mercado de vehículos eléctricos no acaba de despegar en España. De los más de 12.500 consumidores encuestados, el 6% son propietarios de vehículos eléctricos, de los que el 51% son hombres y un 49% mujeres, urbanos, con aparcamiento privado en casa, una edad media de 43 años y con un alto poder adquisitivo, que se concreta en unos ingresos medios brutos anuales de 91.000 euros.

Asimismo, el 86% de los que ya cuentan con un coche eléctrico destaca que utiliza su vehículo privado para desplazarse al trabajo una media de 4,4 días a la semana y que recorre una distancia de 23 kilómetros, al tiempo que aseguran que suelen cambiarse de vehículo cada 5,9 años de media.

En esta línea, el informe también revela que el 62% asegura haber aprovechado alguna ayuda pública para comprar su vehículo. Asimismo, los propietarios de un coche eléctrico reconocen que se enfrentan a tres tipos de problemas, en concreto, los largos tiempos de carga, la falta de puntos públicos de recarga y la autonomía limitada de los coches. Además, los futuros compradores de vehículos eléctricos (62%) manifiestan su intención de comprar un vehículo eléctrico en los próximos cinco años, mientras que los consumidores “escépticos” con este vehículo, por su parte, son el 32% de los encuestados.