¿Por qué los diputados madrileños comen más barato (4,75 euros) que los estudiantes (5,50 euros)?

El menú que pagan sus señorías en la Asamblea está subvencionado. Esta semana el PP rechazó que el comedor escolar bajará de 5,5 a 4,88 euros porque “ya llevaba congelado once años”

Compartir
Compartir articulo
Un comedor escolar
Un comedor escolar

Javier Padilla es diputado de Más Madrid en el Parlamento madrileño. El miércoles comió en la cafetería de la Asamblea. “Judías verdes, trucha a la navarra y de postre, melón. Más pan y agua”. Pagó 4,75 euros. El menú que pueden disfrutar cada día sus señorías está subvencionado. Es más barato que lo que pagan los estudiantes madrileños que se quedan a comer en sus colegios y no reciben beca comedor: 5,50 euros.

Un día después, Padilla estaba defendiendo en la Asamblea madrileña una Proposición no de Ley para que la Comunidad de Madrid revierta la subida que este curso ha aplicado a los menús escolares, que ha sido de un 13%. Si el año pagado las familias no becadas pagaban 4,88 euros cada día, este año desembolsan 5,50 euros desde que se iniciaron las clases a principios de septiembre. “Es que es ilógico, que yo pague menos por comer que un alumno de un centro público”, señala Padilla. No hay que olvidar que un diputado autonómico tiene un salario base de 3.573 euros brutos anuales.

Te puede interesar: Madrid no es Castilla y León: Ayuso pasa de Vox y no quitará 5,8 millones de euros a los sindicatos

Padilla y su grupo solicitaron en la Asamblea que el Gobierno regional asuma ese incremento del 13%, “que no venía en el programa electoral del PP y que Ayuso aplico días después de ganar las elecciones. Podemos asumirlo con lo que perdonamos en impuestos a las rentas altas”, señaló el diputado Padilla. Para Más Madrid, el comedor escolar debe ser un derecho independientemente de la renta. “Con el modelo actual, una familia con dos hijos tiene que ganar menos de 17.040 euros anuales para recibir la beca, y le pagarían solo un el 60% de esos 5,5 euros. Si tienes dos hijos y ganas 17.100 euros, te quedas fuera, cuando el umbral de la pobreza para este tipo de familias está en los 24.000 euros anuales”.

La cafetería de la Asamblea de Madrid
La cafetería de la Asamblea de Madrid

“El comedor escolar debe ser universal y gratuito, pero podemos empezar frenando la subida de precios. El comedor escolar forma parte del proyecto educativo”, concluyó Padilla para defender su proposición. Los socialistas apoyaron la propuesta, pero ellos quieren garantizar la gratuidad del comedor a todas las familias de Madrid que ganen menos de 35.000 euros al año. “Ahora hay que ser muy muy pobre para beneficiarse de estas becas que se conceden en función de unos baremos que tiene en cuenta el número de miembros y la renta. Además, la ayuda consiste en un copago para la inmensa mayoría de los beneficiarios, que abonan una parte de los 5,5 euros que paga el resto de alumnos sin becas”, señala el diputado Esteban Álvarez. Según los datos del PSOE, solo el 27,7% de los alumnos de la pública reciben ahora la beca comedor.

Vox también votó a favor, pero la proposición no de ley no salió adelante porque el PP tiene mayoría y voto en contra. Los populares argumentaron que ha sido necesario incrementar el precio del menú escolar en 60 céntimos porque llevaba 11 años congelados, cuando las empresas que suministran estas comidas han tenido que sufrir importantes subidas de costes salariales, de producción, de alimentos “y una inflación acumulada del 24%”. Todo esto último, cómo no, “por culpa de las políticas fallidas de Pedro Sánchez”, según la diputada Mirina Cortés.

Te puede interesar: Ayuso paga 477.000 euros para reforzar un teléfono ‘antiokupas’ que atiende casi siete llamadas al día

Aunque ya ha empezado el curso, las becas no se han podido todavía entregar. Como ha cambiado el sistema de concesión, los trámites se han prolongado porque ha habido muchos defectos de forma en las solicitudes. Como publicó Infobae España, la Consejería de Educación ha tenido que recurrir incluso a una empresa privada para que le ayude a gestionar las becas, un servicio por el que la Comunidad paga 227.000 euros.

La Comunidad pagará las becas mientras se resuelven

Para paliar los problemas ocasionados, la Comunidad de Madrid ya ha anunciado que va a adelantar el coste del comedor para que todas las familias que han solicitado beca para este curso puedan hacer uso de este servicio hasta que se resuelva su expediente. Cuando este se resuelva, si la familia no ha sido finalmente beneficiaria de la ayuda, no tendrá que devolver las comidas asumidas por Educación.

La Consejería espera tener todos los expedientes tramitados y las becas concedidas (entre 100.000 y 105.000) antes del 31 de octubre. Este año el presupuesto para estas ayudas se ha incrementado hasta los 39,2 millones de euros. El PP se ha comprometido también a subir el umbral máximo de ingresos que permitía a una familia percibir el 100% de la beca (los 5,5 euros). Ese umbral es de 4.200 y se incrementará a 8.000. El curso pasado, el 91% de los beneficiarios tenía una renta anual inferior a los 21.000 euros.