Taylor Swift, Bob Dylan y Kiss: la venta de catálogos musicales es una redituable tendencia

Titulares de los derechos de exitosas canciones negocian sus posesiones por varios cientos de millones de dólares, en un mercado dominado en un 84% por las plataformas digitales

Guardar

Nuevo

Sting es uno de los artistas que han vendido su catálogo musical (REUTERS/Steve Marcus/File Photo)
Sting es uno de los artistas que han vendido su catálogo musical (REUTERS/Steve Marcus/File Photo)

El anuncio de que el grupo de rock estadounidense Kiss había vendido su catálogo, su marca y su propiedad intelectual a la empresa sueca Pophouse Entertainment Group en un acuerdo estimado en más de 300 millones de dólares, revela una tendencia actual: titulares de derechos de grandes éxitos de música pop venden sus catálogos por sumas impresionantes.

Se trata de un gran negocio, sobre todo si se tiene en cuenta que dos tercios de la música que se escucha en Internet procede de catálogos y que el streaming representa el 84% de los ingresos de la industria musical. No todos los artistas han revelado las cantidades en cuestión, pero se calcula que algunos acuerdos ascienden a 500 millones de dólares. (Una cifra que podría eclipsarse cuando el patrimonio de Michael Jackson venda el catálogo del cantante).

Kiss vendió su catálogo, su marca y su propiedad intelectual a la empresa sueca Pophouse Entertainment Group (Foto Evan Agostini/Invision/AP, archivo)
Kiss vendió su catálogo, su marca y su propiedad intelectual a la empresa sueca Pophouse Entertainment Group (Foto Evan Agostini/Invision/AP, archivo)

Veamos algunos casos notables.

  • Bruce Springsteen

El cantante conocido por éxitos como “Born to Run” y “Hungry Heart” vendió su catálogo musical a Sony Music Group a finales de 2021 por una cifra estimada en 550 millones de dólares, según informó The New York Times.

  • Bob Dylan

El compositor ganador del Premio Nobel vendió en 2020 los derechos de publicación de su catálogo de más de 600 canciones a Universal Music Publishing Group. La colección del cantante incluye estándares modernos como “Blowin’ in the Wind” y “Like a Rolling Stone”. Los expertos del sector calcularon que el acuerdo oscilaba entre 300 y 500 millones de dólares.

Bob Dylan. EFE/Esteban Cobo
Bob Dylan. EFE/Esteban Cobo
  • Paul Simon

En 2021, Sony Music Publishing adquirió el catálogo de Simon por una cantidad no revelada, incluidos sus trabajos en solitario y éxitos de Simon & Garfunkel como “The Sound of Silence” y “Mrs. Robinson”.

  • Neil Young

Conocido desde hace tiempo por su negativa a conceder licencias de su música para uso comercial, Young vendió el 50% de su catálogo al fondo británico Hipgnosis Songs Fund en 2021. El acuerdo abarcaba unas 1.180 canciones, entre ellas “Heart of Gold” y “Rockin’ in the Free World”.

El cantante y compositor canadiense Neil Young. EFE/Hans Klaus Techt/Archivo
El cantante y compositor canadiense Neil Young. EFE/Hans Klaus Techt/Archivo
  • David Bowie

En 2021, Warner Music Group llegó a un acuerdo con la herencia de Bowie por los derechos mundiales del catálogo de música grabada por el prolífico cantante desde 1968, incluyendo “Space Oddity” y “Let’s Dance”. No se han revelado las condiciones.

  • Taylor Swift

En junio de 2019, Ithaca Holdings, del mánager musical Scooter Braun, anunció que había adquirido Big Machine Label Group, que dirigía Scott Borchetta y que albergaba los seis primeros álbumes de Taylor Swift, por una cifra estimada entre 300 y 350 millones de dólares, según informó el New York Times. En respuesta, Swift empezó a regrabar y publicar nuevas versiones de esos álbumes, etiquetadas como “Taylor’s Version”, en un intento de reclamar sus derechos de autor.

Al año siguiente, Braun vendió el catálogo de Swift a la empresa de capital riesgo Shamrock Capital por más de 300 millones de dólares.

David Bowie (Foto: Fernando Aceves)
David Bowie (Foto: Fernando Aceves)
  • Kiss

El cuarteto de hard rock vendió su catálogo, su marca y su propiedad intelectual a la empresa sueca Pophouse Entertainment Group en un acuerdo estimado en más de 300 millones de dólares, según se anunció el jueves.

  • Justin Bieber

La sensación canadiense vendió en 2023 los derechos de su catálogo, incluidos los éxitos “Baby” y “Sorry”, también a Hipgnosis. Las condiciones económicas no se han revelado, pero la revista Billboard ha informado de que el acuerdo, que incluye su producción hasta 2021, asciende a unos 200 millones de dólares.

Phil Collins (Ross Marino/Getty Images)
Phil Collins (Ross Marino/Getty Images)
  • Sting

En 2022, el ex líder de Police vendió los derechos de su catálogo musical, incluidos los éxitos “Every Breath You Take” y “Roxanne”, a Universal Music Group por una suma no revelada.

  • Phil Collins

También en 2022, The Wall Street Journal informó de que el ex cantante y batería de Genesis, junto con sus compañeros de banda Tony Banks y Mike Rutherford, vendió los derechos de su catálogo a Concord Music Group por 300 millones de dólares. La música en solitario de Collins fue omnipresente en la década de 1980, incluyendo “In the Air Tonight”, con su memorable relleno de batería, y el básico de MTV “Sussudio”.

Shakira (crédito Jesús Avilés/Infobae)
Shakira (crédito Jesús Avilés/Infobae)
  • Shakira

A principios de 2021, Hipgnosis anunció que había adquirido el 100% de los derechos de publicación musical de la superestrella internacional ganadora de un Grammy por una cantidad no revelada. El catálogo de 145 canciones de Shakira incluye “Hips Don’t Lie” y “She Wolf”.

  • Stevie Nicks

A finales de 2020, Stevie Nicks, estrella de Fleetwood Mac, vendió el 80% de su música a Primary Wave por 100 millones de dólares. Sus compañeros de banda no tardaron en hacer lo mismo: Hipgnosis adquirió todos los derechos editoriales de Lindsey Buckingham sobre 161 canciones en enero de 2021; una semana después se anunció que Mick Fleetwood vendió todo su catálogo de música grabada a BMG. También en 2021, Christine McVie vendió su catálogo de 115 canciones a Hipgnosis; en 2023, tras su muerte, su patrimonio vendió su participación en la música grabada de Fleetwood Mac a la empresa de adquisiciones HarbourView Equity Partners.

Fuente: AP