Datacrédito reveló guía para recuperar el historial de crédito positivo

Entre otras cosas, la entidad recomienda evitar el “gota a gota” para aliviar otras deudas, ya que se generan otro cobros

Guardar

Nuevo

La pérdida de empleo es la justificación más común a la hora de quedar en morosidad con las deudas - crédito Colprensa
La pérdida de empleo es la justificación más común a la hora de quedar en morosidad con las deudas - crédito Colprensa

Cada persona tiene su historial crediticio que consiste en un reporte del comportamiento de crédito de cada uno. Este contiene información de todos los créditos que tiene, como el saldo, el valor de la cuota a pagar, el estado de mora, el tipo de crédito, el sector, entre otros. También, tiene la información de los créditos vigentes, cerrados y reestructurados.

Si el historial crediticio tiene un resultado positivo gracias a un buen comportamiento de pago, esa será la mejor carta de presentación al solicitar un nuevo crédito. Esto será la garantía reputacional de la persona y llevará a que este nuevo crédito pueda tener mejores condiciones, como una tasa de interés más baja, un monto de crédito más alto y un mayor plazo.

Ahora puede seguirnos en nuestro WhatsApp Channel y en Facebook.

Cuando una entidad entrega unos recursos a través de un crédito, ella quiere que le regresen el valor prestado, más los intereses correspondientes. De manera general, las personas entienden esto y cumplen con esa condición. Sin embargo, en algunos casos las personas tienen dificultades para cumplir con lo pactado. Algunos de los factores se podrían considerar externos a la persona y otros internos.

La razón más común para no pagar un crédito es la pérdida del empleo. Esto genera un trastorno en los ingresos de la persona o familia, causando una situación de dificultades económicas durante un tiempo. Ante esta situación lo importante es que se inicie la búsqueda del nuevo empleo, con una lista de tareas a llevar a cabo dentro de las cuales están la elaboración o ajuste de nuestra hoja de vida, la revisión de las ofertas de trabajo existentes, una lista de personas que podrían ayudarnos, entre otras.

Una manera de enfrentar una situación que no le permita pagar a tiempo sus deudas y lo lleve a situaciones de mora, es ajustar sus finanzas personales.

Para ello, Datacrédito presentó una guía en la que se recomienda hacer un diagnóstico de estas, es decir evaluar la real situación de su flujo de caja para responder por sus obligaciones. Así las cosas, el deudor puede seguir los siguientes pasos:

Tener un reporte negativo en Datacrédito impide que el deudor pueda acceder a nuevos créditos - crédito Johan Largo/Infobae
Tener un reporte negativo en Datacrédito impide que el deudor pueda acceder a nuevos créditos - crédito Johan Largo/Infobae

Identificar los movimientos de dinero

Muchas veces se desconoce en qué se gastan los recursos, es decir ver un aumento de los gastos o simplemente no alcanza la plata hasta final del mes.

Para identificar por donde se están “saliendo” esos recursos, se recomienda anotar cada uno de nuestros gastos durante un mes completo. Se deben incluir todos, independientemente del valor y la periodicidad. Esta actividad ayudará a cuantificar de manera más ajustada el valor de los gastos y también revisar si existe algún gasto que no se tenga identificado.

Organizar los gastos mensuales en diferentes categorías

Para poder entender cuáles son los principales gastos, se pueden agrupar en categorías. Estos pueden ser referentes a los gastos de la vivienda, el mercado, el transporte, la salud, los créditos, los impuestos, los seguros, educación, vestuario, diversión, imprevistos y otros.

Construir el flujo de caja mensual

Una vez se tiene esta información organizada, se puede sumar el total de nuestros ingresos y el total de nuestros gastos y restar estos dos valores, es decir el total ingresos menos el total de gastos. Este resultado posiblemente sea negativo y esto es lo que está generando el no pago de sus créditos.

Dejar a un lado los gastos "hormiga" permitirá al deudor una mejor organización en el gasto - crédito Luisa González/Reuters
Dejar a un lado los gastos "hormiga" permitirá al deudor una mejor organización en el gasto - crédito Luisa González/Reuters

Hacer control de gastos

Conociendo cuales son los gastos por categorías, se puede iniciar un control de los gastos. Hay unos que son difíciles de reducir como el pago de la administración de la residencia o los gastos de educación de los hijos, por ejemplo. En otros, se puede hacer algún tipo de ajuste como el transporte, buscando alternativas más económicas, inclusive desplazándose en bicicleta o caminando si es posible.

En este grupo también se puede mencionar el mercado donde podemos comprar en lugares más económicos y productos que no hayan subido tanto de precio.

Finalmente, está el grupo donde se pueden reducir los valores de manera importante, como temas de diversión y algo de vestuario.

Hacer un nuevo flujo de caja

Después de hacer el control de gastos, se puede volver a desarrollar el flujo de caja ajustado con el control de gastos que hayamos podido realizar. El objetivo es lograr ahora si un flujo de caja positivo, es decir que los ingresos superen a los gastos.

Son varas las acciones que puede tomar cuando se está en mora. Son estas:

Refinanciar con la misma entidad de crédito

Esta es una alternativa real que tiene la ventaja de que existe un conocimiento previo entre las partes. Busque reducir el valor de la cuota mensual del crédito para aliviar la presión sobre el flujo de caja.

Intentar un periodo de gracia

Esta es una alternativa más drástica en la medida en que suprime en el corto plazo el pago de la cuota mensual, desplazando así el flujo de caja hacia el futuro. Sin embargo, es importante destacar que los intereses siguen acumulándose.

La viabilidad de esta opción dependerá del análisis que realice la entidad de crédito y podría ser más factible si se cuenta con alguna garantía real. Es relevante mencionar que esta alternativa fue una de las medidas implementadas durante la pandemia para mitigar los problemas de ingresos de las personas y familias.

Vender un activo o bien para cancelar una deuda no es una mala idea - crédito Colprensa
Vender un activo o bien para cancelar una deuda no es una mala idea - crédito Colprensa

Compra o consolidación de cartera

Esta es una buena alternativa en la medida que se recogen varias deudas en una sola buscando disminuir el valor de la cuota mensual y así mejorar el flujo de caja del deudor. La solución es aumentar el plazo del crédito de manera que baje la cuota mensual, así tome más tiempo el pago total del crédito.

Esto le da una solución de corto plazo esperando que se vaya generando una mejor condición de la persona en el mediano plazo. Es posible que se logre además una reducción de la tasa de interés, pero esto puede no ser factible dado el nivel de riesgo alcanzado por el deudor.

Vender un activo o bien

Para lograr una reducción de las deudas, una buena alternativa es identificar una activo o bien que no estemos utilizando o que no sea realmente de primera necesidad.

Venderlo permitirá reducir el nivel de endeudamiento, causando una disminución del valor de la cuota mensual. Dentro de los bienes pueden estar un carro, una moto, alguna joya, entre otros.

Obtener un nuevo préstamo

Una alternativa podría ser solicitar un nuevo crédito que le permita saldar la deuda en mora. Explore alternativas como el fondo de empleados de su lugar de trabajo o la caja de compensación, aunque estas instituciones tienen políticas crediticias propias y la aprobación dependerá del nivel de morosidad.

También puede considerar pedir prestado el dinero a un familiar o amigo para liquidar la deuda. En este caso, podría negociar un plazo amplio para el pago y posiblemente obtener el dinero sin costo alguno, es decir, con una tasa de interés del 0%. En cualquier caso, evite recurrir al préstamo conocido como “gota a gota”, que implica tasas de interés extremadamente altas, llegando incluso al 300% anual, y está asociado a un sistema de cobranza riesgoso.

Guardar

Nuevo