Unicef informó que el 23,9% de las mujeres embarazadas atendidas en Venezuela en octubre presentaron signos de desnutrición

La agencia de la ONU, que provee ayuda humanitaria a niños y madres en países en desarrollo, pidió ayuda urgente para enfrentar “las necesidades derivadas de la triple carga presente en el país caribeño, que incluye los efectos de la prolongada crisis, la pandemia del COVID-19 y las corrientes migratorias entrantes y salientes”

FOTO DE ARCHIVO: María Guitia sostiene a su hijo de un año, Yeibe Medina, fuera de su hogar cerca de San Francisco de Yare, Venezuela, el 18 de febrero de 2019. Guitia dijo que su hijo había perdido peso durante los últimos cinco meses hasta que Caritas les dio algunos suplementos nutricionales. REUTERS
FOTO DE ARCHIVO: María Guitia sostiene a su hijo de un año, Yeibe Medina, fuera de su hogar cerca de San Francisco de Yare, Venezuela, el 18 de febrero de 2019. Guitia dijo que su hijo había perdido peso durante los últimos cinco meses hasta que Caritas les dio algunos suplementos nutricionales. REUTERS

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) presentó este miércoles su “Reporte de la situación en Venezuela en octubre de 2020″ y brindó alarmantes cifras sobre la crisis humanitaria que vive el país y que no es informada por el régimen de Nicolás Maduro.

“En octubre UNICEF siguió prestando apoyo a los servicios de nutrición en centros de salud ambulatorios, hospitales y centros comunitarios, lo que incluyó la aplicación de un enfoque de detección casa por casa”, explicó el reporte del organismo. Y señaló que “durante las pruebas de detección, se identificó como desnutridas a 409 mujeres embarazadas (incluidas 68 adolescentes embarazadas), de un total de 1.714 mujeres embarazadas examinadas (incluidas 267 adolescentes embarazadas), lo que representa el 23,9% de los datos reunidos (y el 25,5% en el caso de las adolescentes) durante el período del que se informa”. Los resultados implican que aproximadamente una de cada cuatro mujeres embarazadas examinadas por la entidad presentaron signos de desnutrición.

UNICEF explicó qué, ante esta situación y “como parte de su respuesta, proporcionó tratamiento a estas mujeres embarazadas subalimentadas para mejorar el estado nutricional y reducir los riesgos de los bebés con bajo peso al nacer y la morbilidad materna infantil”.

Además, la agencia señaló que prestó servicios nutricionales preventivos y curativos en todo el país a un total de 9.313 niños menores de cinco años (4.654 niñas y 4.659 niños, incluidos 70 niños indígenas y 7 niños de ascendencia africana). Y que “mediante exámenes antropométricos en 4.625 niños menores de cinco años, el UNICEF registró la malnutrición aguda global (GAM) en 700 niños, incluidos 184 con malnutrición aguda grave (SAM) y 516 con malnutrición aguda moderada (MAM)”.

El UNICEF pidió más ayuda de la comunidad internacional para enfrentar “las necesidades derivadas de la triple carga presente en Venezuela, que incluye los efectos de la prolongada crisis humanitaria, la pandemia del COVID-19 y las corrientes migratorias entrantes y salientes”.

Y remarcó la grave situación de Venezuela con cifras confirmadas por otros reconocidos organismos. Alertó que hay 3.200.000 niños con necesidad de asistencia humanitaria, según un reporte de julio de 2020 de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, que hay 91.589 casos de coronavirus confirmados por laboratorios y 793 muertos por la enfermedad del COVID-10, según un informe de la OMS del 30 de octubre, y que hay 1.300.000 menores de edad con limitaciones al acceso al sistema educativo, de acuerdo con el estudio de Education Cluster 2020.

A continuación, el “Reporte de la situación en Venezuela en octubre de 2020″:

El hambre subió por quinto año consecutivo en Latinoamérica

Por otro lado, la Organización de las Naciones Unidas de la Alimentación y la Agricultura (FAO) informó este miércoles que el hambre aumentó en América Latina en 2019 por quinto año consecutivo y afectó a 47,7 millones de personas, el 7,4 % de la población de la región, donde también se incrementó la inseguridad alimentaria y la obesidad, que siguen siendo “desafíos prioritarios”.

Los datos corresponden al informe “Panorama de la seguridad alimentaria y nutricional en América Latina y el Caribe 2020” elaborado por la FAO en colaboración con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), UNICEF y el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

El número de latinoamericanos que padecieron hambre en 2019 aumentó en 5,2 millones respecto a la cifra que se reportó en 2018, que fue de 42,5 millones, lo que implica un crecimiento del 12,2 % en doce meses.

Más de la mitad de la población que sufrió subalimentación en la región se concentra en tres países: Venezuela, que ha triplicado la cifra en los últimos 5 años; México, con un aumento de 2,5 puntos porcentuales en el mismo periodo, y Haití, donde casi la mitad de los ciudadanos se encuentran en esta situación.

A mediados de noviembre, la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida (Encovi) de Venezuela informó que la inseguridad alimentaria alcanzó el 100 % en aproximadamente 20 municipios del país caribeño. Además, el estudio llevado a cabo por las principales universidades del país informó que en aproximadamente 50 municipios hay más de 2/3 de la población con inseguridad alimentaria “moderada o severa”.

Con información de EFE

Seguir leyendo:

EEUU y el gobierno interino de Venezuela reiteraron su compromiso para que “el narcorégimen ilegítimo de Maduro rinda cuentas por sus crímenes”

La OEA denuncia delitos de lesa humanidad en Venezuela y critica la “inacción” de la Corte Penal Internacional