Putin, el poder y la fascinación por el mal: diez definiciones de Giuliano da Empoli, autor de “El mago del Kremlin”

El sociólogo y ensayista ítalo-suizo habló en la Feria del Libro sobre su primera novela, cuyo protagonista está inspirado en el enigmático y poderoso ideólogo del Kremlin Vladislav Surkov

Compartir
Compartir articulo
El sociólogo y ensayista ítalo suizo Giuliano da Empoli
El sociólogo y ensayista ítalo suizo Giuliano da Empoli

Cuenta Giuliano da Empoli que la idea de escribir El mago del Kremlin, su primera novela, le surgió poco después de dejar su trabajo como asesor político. Quería escribir un libro sobre el poder, pero tomando distancia de su experiencia personal (fue hasta 2015 consejero del ex primer ministro italiano Matteo Renzi).

Entonces se acordó de su primer viaje a Moscú, quince años antes. Un lugar que le produjo un “shock físico” por la aplastante sensación de poder que le transmitió la capital rusa y que describe con una imagen que recuerda el inframundo tal como lo imaginó Dante en la Divina Comedia: “Una especie de molusco fosilizado en el centro de la ciudad, que es la fortaleza del Kremlin. La arquitectura de Stalin en círculos todo alrededor. Y luego el cielo de los ‘nuevos rusos’, los llamados oligarcas”.

Sociólogo, ensayista y asesor político ítalo-suizo, Da Empoli estuvo en la Feria del Libro de Buenos Aires para presentar su novela, uno de los casos editoriales en Europa el año pasado y recientemente publicada en español por Seix Barral.

Es, El mago del Kremlin, una obra de ficción, pero basada en personajes y hechos reales. Un fresco de la Rusia contemporánea en vísperas de la invasión a Ucrania y, a la vez, una meditación sobre el poder. El libro gira alrededor de Vadim Baranov, encarnación literaria del enigmático y poderoso ideólogo del Kremlin Vladislav Surkov. Para algunos, el verdadero artífice del ascenso y la permanencia de Vladimir Putin en el poder a lo largo de las últimas dos décadas.

Vladislav Surkov en una foto de 2011. (REUTERS/Sergei Karpukhin/archivo)
Vladislav Surkov en una foto de 2011. (REUTERS/Sergei Karpukhin/archivo)

Da Empoli dialogó en la Feria con Hinde Pomeraniec, escritora y periodista de Infobae y aguda observadora de Rusia y el putinismo.

A continuación, diez conceptos destacados de la conversación:

1) Sobre la mezcla de realidad y ficción: “En mi libro hay personajes imaginarios, a veces inspirados en personajes reales, y personajes no imaginarios. La regla del libro es que todos los hechos políticos e históricos son reales. Y cuando los personajes se llaman con su nombre real, significa que sólo hacen lo que han hecho realmente en la vida real. Excepto, cuando interactúan con un personaje imaginario”.

Portada del libro "El mago del Kremlin", de Giuliano da Empoli. (Planeta de Libros).
Portada del libro "El mago del Kremlin", de Giuliano da Empoli. (Planeta de Libros).

2) Los oligarcas y la “tragedia” de la democracia rusa en los 90: “Fue un período en el que Moscú se transformó en una especie de Disneylandia para adultos armados con Kalashnikovs. Un periodo de gran explosión de vitalidad y libertad. Se podía hacer y decir cualquier cosa. Pero todo llegó a un terrible final con la completa bancarrota del estado ruso. Ahí aparecen figuras como Boris Berezovsky, que se benefician espectacularmente de esto y se convierten en suerte de representantes de la democracia en Rusia. Esta también es la razón por la que, pese a que los años 90 quedaron muy lejos, hoy en la memoria colectiva rusa la democracia sigue siendo sinónimo de caos y beneficio para muy pocos”.

3) La política rusa como gran puesta en escena: “En el caso ruso, la puesta en escena va muy lejos. Y mi personaje [Baranov-Surkov], que viene del mundo del teatro de vanguardia aplicado a la realidad, pone en escena algo que él llama lo real, que también se llama democracia soberana. A mí me pareció que la relación entre democracia y dialéctica es un sistema en el que el poder no sólo implica al gobierno, sino también a la oposición. Y así va a crear también falsos partidos de oposición”.

Vladimir Putin aparece en las pantallas del escenario mientras asiste a un mitin en el que se conmemora el décimo aniversario de la anexión de Crimea por parte de Rusia. (Sputnik/Gavriil Grigorov/Kremlin via REUTERS)
Vladimir Putin aparece en las pantallas del escenario mientras asiste a un mitin en el que se conmemora el décimo aniversario de la anexión de Crimea por parte de Rusia. (Sputnik/Gavriil Grigorov/Kremlin via REUTERS)

4) Sobre la oposición rusa: “La revelación de la manipulación es también parte de la manipulación. Y cuando los rusos descubren que un movimiento de oposición o un partido o un líder de la oposición en realidad está controlado por el Kremlin el resultado es que se dan por vencidos. Si la oposición también está controlada, crees que te estás oponiendo, pero en realidad estás sirviendo al gobierno. El régimen de Putin ha estado durante mucho tiempo también basado en una forma de apatía”.

5) Por qué los jóvenes rusos no se rebelan: “Un momento importante es cuando Putin ve la primera Revolución Naranja en Ucrania. En ese momento, diciembre de 2004, se da cuenta de que podría ser el siguiente. Él y Baranov entienden que la fuerza detrás de esta revolución son los jóvenes. Entonces lo que hacen es ofrecer a los jóvenes una forma de canalizar su energía y crear todo tipo de movimientos nacionalistas pro-Putin. Pero con mucha energía, con estrellas de rock, con conciertos, con algo que permite una forma de transgresión, pero que será una transgresión que servirá al régimen. Con los jóvenes de Moscú y San Petersburgo no funcionó muy bien, como se reveló con las protestas de 2011. Pero por lo demás, toda esta agenda de tomar la cólera y la energía de los jóvenes, y darle una salida, funcionó muy bien”.

6) El uso de chivos expiatorios: “Lo que los oligarcas, incluido Berezovsky, no entendieron cuando Putin tomó el poder es que siempre se encuentran chivos expiatorios y siempre es una operación muy popular. Eso es lo que ha hecho Putin desde el principio y ha seguido haciéndolo regularmente hasta el día de hoy”.

El oligarca Boris Berezovsky tuvo que abandonar Rusia tras la llegada de Putin al poder. Murió en 2013 en Londres, aparentemente ahorcado. (REUTERS/Olivia Harris)
El oligarca Boris Berezovsky tuvo que abandonar Rusia tras la llegada de Putin al poder. Murió en 2013 en Londres, aparentemente ahorcado. (REUTERS/Olivia Harris)

7) Los asesinatos políticos en Rusia: “¿Putin dio la orden de disparar a Boris Nemtsov, su opositor? Probablemente no. Pero alguien le disparó para complacerlo”.

8) Cómo es el Putin de hoy: “La diferencia entre el Putin del que hablo en la novela y el Putin de hoy es que, como todo régimen, también el ruso se ha endurecido considerablemente. Esta también es la razón por qué la gente como Baranov ya no tienen cabida en la Gran Rusia de hoy. Porque cuando censuras directamente, cuando envías tanques, cuando mandas a la cárcel a alguien que usa palabras que no te gustan, ya no necesitas sutileza, manipulación, delicadeza”.

9) Los efectos de la permanencia en el poder: “Chateaubriand decía que alrededor de la cabeza de los príncipes se forma una nube que los ciega. Esa es la gran paradoja del poder. Para tomar el poder, tienes que ser capaz de entender a los demás. Incluso en un sistema autoritario. Pero cuando tienes poder, pierdes esta capacidad porque te vuelves más centrado en ti mismo. Los demás empiezan a decirte lo que quieres escuchar y pierdes la facultad que te permitió alcanzar el poder. Y por eso, en nuestros sistemas democráticos tenemos controles y equilibrios y, sobre todo, intentamos que la gente no permanezca demasiado tiempo en el poder. En Rusia, hay necesariamente menos controles y equilibrios y por eso creo que este efecto se ve reforzado”.

10) ¿Por qué los líderes occidentales subestimaron a Putin?: “La lógica de Putin es muy diferente en comparación a la de los líderes europeos, por ejemplo. Durante mucho tiempo trataron de traerlo de vuelta a una lógica contractual, que es un poco la lógica europea, una lógica de intereses e intercambios. En la lógica europea la guerra es algo viejo, ya no significa nada. Pero Putin sigue utilizando una lógica de poder, una lógica diferente. Vernos obligados a adoptar la lógica de Putin, que es lo que estamos haciendo en Europa, es una tragedia”.

Giuliano da Empoli también participará de la Noche de las Ideas en la Alianza Francesa de Mendoza este miércoles 15 de mayo y en Buenos Aires los días jueves y viernes 16 y 17 de mayo.