Condenaron a 17 años de cárcel a un ex mercenario del Grupo Wagner por violación de menores

Un tribunal de la región siberiana de Novosibirsk sentenció en una penitenciaría de máxima seguridad a un antiguo miembro de la organización paramilitar que combatió en la guerra de Ucrania

Compartir
Compartir articulo
Un miembro del Grupo Wagner honra la memoria de Yevgeny Prigozhin en un memorial espontáneo cerca del Centro PMC Wagner en San Petersburgo. Europa Press/Contacto/Artem Priakhin/Archivo
Un miembro del Grupo Wagner honra la memoria de Yevgeny Prigozhin en un memorial espontáneo cerca del Centro PMC Wagner en San Petersburgo. Europa Press/Contacto/Artem Priakhin/Archivo

Un tribunal de la región siberiana de Novosibirsk condenó a 17 años de cárcel en una penitenciaría de máxima seguridad a un ex mercenario del Grupo Wagner que combatió en la guerra de Ucrania por “violencia sexual” contra dos menores de edad.

”El acusado fue declarado culpable de cometer el delito incriminado y condenado a privación de libertad en una prisión de máxima seguridad y la prohibición de realizar trabajos vinculados a menores de edad durante un plazo de 8 años”, informó el Tribunal Regional de Novosibirsk en su canal de VKontakte, el Facebook ruso.

Aunque la corte no difundió el nombre del criminal, condenado por cometer un delito previsto en el Artículo 132 del Código Penal ruso (Acción violenta de carácter sexual), el canal de Telegram Extrenni NSK lo identificó como Serguéi Shájmatov, de 42 años, anteriormente preso durante 15 años por estafa y robo.

Según el canal de Telegram Baza, Shájmatov combatió en las filas del grupo de mercenarios Wagner en la guerra de Ucrania y había sido licenciado apenas días antes de cometer el delito.

La instrucción del caso estableció que el hombre obligó a dos muchachas de cuarto y quinto grado a tener relaciones de carácter sexual (felación y violación) al amenazarlas con una granada.

Una bandera del grupo mercenario privado Wagner en un monumento improvisado con retratos del jefe mercenario ruso Yevgeny Prigozhin y el comandante del grupo Wagner Dmitry Utkin fuera de la oficina local del grupo mercenario privado Wagner en Novosibirsk, Rusia 24 de agosto 2023. REUTERS/Stringer/Archivo
Una bandera del grupo mercenario privado Wagner en un monumento improvisado con retratos del jefe mercenario ruso Yevgeny Prigozhin y el comandante del grupo Wagner Dmitry Utkin fuera de la oficina local del grupo mercenario privado Wagner en Novosibirsk, Rusia 24 de agosto 2023. REUTERS/Stringer/Archivo

Las escolares denunciaron que el atacante llevaba uniforme militar con una insignia que tenía una calavera, uno de los atributos de Wagner.

Tras su detención, Shájmatov reconoció la culpa y alegó que cometió el delito bajo la influencia de drogas.

El incidente ocurrió en mayo del año pasado, y el propio jefe de Wagner, Yevgueni Prigozhin, reconoció que el acusado había servido en las filas de este grupo de mercenarios, que reclutó gran cantidad de combatientes en las cárceles rusas.

El Grupo Wagner se presenta como una “empresa militar privada” pero en realidad se trata de una organización paramilitar respaldada por las fuerzas armadas rusas. Sus combatientes participaron en la ocupación ilegal de Crimea y en las batallas mucho más sangrientas en el este del país.

Desde su fundación hasta el día de hoy, los mercenarios de Wagner son conocidos por sus despiadadas violaciones a los derechos humanos en zonas de conflicto de todo el mundo.

(Con información de EFE)