Estados Unidos y Reino Unido sancionaron a un alto mando de la Fuerza Quds iraní por sus nexos con los hutíes de Yemen

Se trata de Mohammad Reza Fallahzadeh, subcomandante del brazo paramilitar de la Guardia Revolucionaria Islámica. Washington y Londres también apuntaron contra otras personas y organizaciones vinculadas con el grupo insurgente yemení

Compartir
Compartir articulo
Mohammad Reza Fallahzadeh es subcomandante de la Fuerza Quds de Irán
Mohammad Reza Fallahzadeh es subcomandante de la Fuerza Quds de Irán

Estados Unidos y Reino Unido impusieron este martes sanciones contra varias personas y entidades vinculadas a los rebeldes yemeníes hutíes, entre ellos el subcomandante y “número dos” de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria iraní y una empresa encargada del transporte de productos iraníes para su posterior venta para financiar a los hutíes.

El Departamento del Tesoro norteamericano, en cooperación con el Gobierno británico, tomó medidas contra el subcomandante de la Fuerza Quds, Mohammad Reza Fallahzadeh, así como Ibrahim al Nashiri, un miembro de los hutíes que ha estado ofreciendo “apoyo militar significativo” al grupo yemení. Además, varias unidades de la Fuerza Quds se han visto afectadas.

Asimismo, las sanciones afectan a la empresa ARTURA, que es operada por la compañía Cap Tees Shipping, establecida en Hong Kong, y está supuestamente implicada en el traslado de bienes para su posterior venta a los rebeldes hutíes y la Guardia Revolucionaria iraní, según un comunicado. “Al Nashiri ha sido designado tras hallar indicios de que ha actuado de forma directa o indirecta en nombre de los hutíes”, apuntó.

“Los ingresos generados a través de estas redes ilícitas posibilitan las actividades de los hutíes, incluidos numerosos atentados terroristas en la región perpetrados mediante el uso de vehículos aéreos no tripulados y misiles”, indicó el Tesoro de Estados Unidos, que afirma que la medida encaja en la “reciente designación del Departamento de Estado”, que ha incluido a los hutíes en su lista de terroristas como resultado de los “continuos ataques contra el comercio marítimo internacional en el mar Rojo y el golfo de Adén”.

Los rebeldes hutíes de Yemen reciben un constante apoyo militar y financiero del régimen de Irán (EFE/EPA/YAHYA ARHAB)
Los rebeldes hutíes de Yemen reciben un constante apoyo militar y financiero del régimen de Irán (EFE/EPA/YAHYA ARHAB)

En este sentido, el Gobierno estadounidense subrayó que esto demuestra su “determinación a la hora de combatir los esfuerzos de la Fuerza Quds y los hutíes a la hora de eludir las sanciones de Estados Unidos y financiar nuevos ataques en la región”. “Dado que los hutíes amenazan persistentemente la seguridad del comercio internacional pacífico, Estados Unidos y el Reino Unido continuarán interrumpiendo los flujos de financiación que permiten estas actividades desestabilizadoras”, manifestó el subsecretario del Tesoro para terrorismo e inteligencia financiera, Brian E. Nelson.

El Gobierno británico, por su parte, señaló en un comunicado que estas sanciones tienen como objetivo a “aquellos que apoyan o facilitan las acciones de los hutíes en Oriente Próximo y el mar Rojo”. “Alertamos de que no dudaremos a la hora de actuar para proteger la estabilidad regional y la seguridad marítima” en la zona, afirmó Londres.

Por su parte, el ministro de Exteriores de Reino Unido, David Cameron, ha señalado que los ataques de los hutíes, respaldados por el régimen de Irán, “son inaceptables, ilegales y suponen una amenaza para las vidas inocentes y la libertad de navegación”.

El Tesoro de EEUU anunció nuevas sanciones contra individuos y organizaciones vinculadas al régimen de Irán (REUTERS/Jonathan Ernst)
El Tesoro de EEUU anunció nuevas sanciones contra individuos y organizaciones vinculadas al régimen de Irán (REUTERS/Jonathan Ernst)

“Como ya he dejado claro al Ministerio de Exteriores de Irán, el régimen tiene toda la responsabilidad de estos ataques debido al apoyo militar extenso que ha dado a los hutíes. Todos aquellos que buscan socavar la estabilidad regional deben saber que Reino Unido, junto a sus aliados, no va a dudar a la hora de actuar”, aseveró.

Las sanciones también castigan a la Unidad 190 de la Fuerza Quds, encargada de la transferencia y contrabando de armas a organizaciones, grupos y estados aliados de Irán, y la Unidad 6000 de la Fuerza Quds, a cargo de las operaciones en la Península Arábiga y que tiene personal en Yemen apoyando la actividad militar hutí.

Asimismo, la Unidad 340 de la Fuerza Quds, a cargo de proporcionar apoyo técnico a los grupos respaldados por Irán, y Ali Husein Badr Al Din al Houthi, subsecretario del Interior y comandante de las fuerzas de seguridad.

La Fuerza Quds es una división iraní especializada en operaciones militares en el extranjero y ha brindado apoyo a grupos de milicias alineados con los hutíes, Hezbollah, Hamas e Irán con base en Irak en los últimos años.

David Cameron, ministro de Exteriores del Reino Unido (REUTERS/Mike Segar)
David Cameron, ministro de Exteriores del Reino Unido (REUTERS/Mike Segar)

El Tesoro de Estados Unidos incluyó en su lista de sanciones a dos empresas con sede en Hong Kong e Islas Marshall, propietarias del buque ‘Kohana’, con bandera de Panamá, con el que se exportaron en enero de 2024 productos iraníes por valor de 100.000 millones de dólares (unos 92.000 millones de dólares).

El Ministerio de Defensa de Irán se sirvió de las empresas Kohana Company Limited e Iridiscente Company Limited para enviar a China productos básicos iraníes por valor de 100.000 millones de dólares a través de este buque,

La cantidad recaudada en estas operaciones comerciales es posteriormente destinada a la financiación de “acciones desestabilizadoras”, que van desde suministrar armas a grupos hostiles a Estados Unidos en la región a ayudar a Rusia en la invasión de Ucrania, afirma el Tesoro.

Hasta ahora, el Reino Unido ha impuesto más de 400 sanciones a personas y entidades iraníes, incluidas aquellas que buscan utilizar influencia a nivel regional e internacional, recuerda la nota de Exteriores.

(Con información de Europa Press y EFE)