El régimen de Irán aseguró que las explosiones en el principal gasoducto del país fueron un acto de “sabotaje y terrorismo”

Las autoridades no señalaron a ningún autor en particular y negaron los informes que advertían sobre cortes de gas en industrias y oficinas en algunas provincias. No se reportaron víctimas humanas por el hecho

Compartir
Compartir articulo
El principal gasoducto de Irán fue objeto de sabotaje

Dos explosiones a lo largo de la principal red de gasoductos sur-norte de Irán este miércoles fueron causadas por sabotaje, dijo el Ministro de Petróleo iraní, Javad Owji, a la televisión estatal, sin nombrar a ningún sospechoso.

La cadena de televisión mostró imágenes de los gasoductos en llamas. Las autoridades negaron los informes de que el incidente provocó cortes de gas en industrias y oficinas en algunas provincias, informaron los medios estatales.

Owji señaló un incidente similar en 2011, que según él fue un acto de sabotaje que provocó cortes temporales de gas en cuatro regiones diferentes del país.

Si bien este tipo de ataques son raros en Irán, los militantes separatistas árabes en Irán afirmaron en 2017 que habían volado dos oleoductos en ataques coordinados en la provincia occidental de Juzestán.

En diciembre, Irán ejecutó a cinco personas a las que acusó de ser saboteadores con vínculos con el servicio de inteligencia Mossad de Israel en una guerra en la sombra de décadas de duración en la que Teherán acusó a Israel de ataques a sus esfuerzos nucleares y de misiles, acusaciones que este último nunca ha confirmado ni negado.

Las autoridades iraníes atribuyeron a un “acto de sabotaje y terrorismo” las explosiones registradas de madrugada en dos de los principales gasoductos que atraviesan el país, en medio de las fuertes tensiones en Oriente Medio a causa de la guerra en Gaza.

Las explosiones han sido descritas como “acto de sabotaje y terrorismo” por el jefe de operaciones Compañía Nacional de Gas de Irán, Saeed Aqli, informó Press TV.

Dos hombres miran las llamas después de una explosión en un gasoducto a las afueras de la ciudad de Boroujen, en la provincia occidental de Chahar Mahal y Bajtiarí, en Irán, la madrugada del miércoles 14 de febrero de 2024. (Reza Kamali Dehkordi/Fars News Agency via AP)
Dos hombres miran las llamas después de una explosión en un gasoducto a las afueras de la ciudad de Boroujen, en la provincia occidental de Chahar Mahal y Bajtiarí, en Irán, la madrugada del miércoles 14 de febrero de 2024. (Reza Kamali Dehkordi/Fars News Agency via AP)

Las autoridades no han informado de víctimas en los aparentes atentados sufridos en los gasoductos a su paso por el condado de Borujen (centro) en la provincia de Chaharmahal y Bakhtiari, por una parte, y Khorrambid (sur) en la provincia de Fars, por otro lado.

Como consecuencia de esos ataques, las industrias y compañías de la provincia de Lorestán (oeste) permanecerán cerrados hasta nuevo aviso, informó la agencia estatal IRNA.

Ya han comenzado las operaciones de reparaciones en el gasoducto de Borujen, que tiene su inicio la sureña urbe de Asaluyeh y llega hasta el mar Caspio, tras recorrer 1.250 kilómetros, según IRNA.

Respecto al gasoducto de Fars, que comienza en Asaluyeh y llega la provincia de Isfahan tras recorrer 750 kilómetros, las autoridades han afirmado que “la situación está bajo control”.

Las explosiones en los dos gasoductos se producen en un momento de fuertes tensiones en Oriente Medio a causa de la guerra en Gaza.

Irán lidera el llamado Eje de la Resistencia, una alianza informal formada por organizaciones militantes como Hizbulá, los rebeldes hutíes, el movimiento islamista Hamás, la Yihad Islámica y las milicias en Irak y Siria, entre otros grupos.

Esa alianza tiene un fuerte carácter contra Estados Unidos e Israel, país al que Irán ha acusado de llevar a cabo sabotajes y asesinatos en su territorio.

Irán ha advertido que si bien no busca una guerra con Estados Unidos no se dejará amedrentar y responderá “con fuerza” a un posible ataque estadounidense en su territorio o contra sus intereses en la región.

(Con información de Reuters y EFE)