Estados Unidos y Qatar aseguraron que avanzan las negociaciones para la liberación de los rehenes en Gaza

Sin embargo, Israel aseguró que no va a aceptar como moneda de cambio un fin de la guerra en el enclave, donde han resurgido los combates en la zona norte tras casi cuatro meses de ofensiva

Compartir
Compartir articulo
Personas protestan con fotografías de sus seres queridos y piden la liberación inmediata de los rehenes israelíes retenidos por el grupo militante Hamas en Gaza, en Tel Aviv (EFE/EPA/Abir Sultan)
Personas protestan con fotografías de sus seres queridos y piden la liberación inmediata de los rehenes israelíes retenidos por el grupo militante Hamas en Gaza, en Tel Aviv (EFE/EPA/Abir Sultan)

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, y el primer ministro de Qatar, Mohamed bin Abderrahman Al Thani, mediador en la guerra de Gaza, afirmaron este lunes que ha habido progresos hacia un acuerdo entre Israel y Hamas para una tregua y la liberación de rehenes.

El mandatario catarí se vio en Washington con el jefe de la diplomacia estadounidense un día después de haber participado en París en una reunión con los jefes de los servicios de inteligencia israelí, estadounidense y egipcio en busca de un pacto.

“Creo que ahora mismo estamos en una posición mucho mejor que lo que estábamos semanas atrás”, afirmó Al Thani durante una intervención en el centro de pensamiento Atlantic Council tras concluir el encuentro con Blinken.

El primer ministro explicó que en París se lograron “buenos avances” y se articuló una propuesta para una tregua y la liberación de rehenes que Qatar trasladará a Hamas con la esperanza de que responda de manera “positiva y constructiva”.

Al Thani explicó que su rol consiste en lograr “una solución negociada” que permita “el regreso seguro de los rehenes a sus hogares” y que “paren los bombardeos y muertes de civiles” en la Franja de Gaza.

En una posterior rueda de prensa, Blinken dijo que el trabajo hecho en las negociaciones de París es “importante y esperanzador”, y subrayó que es ahora Hamas quien tiene que “tomar una decisión”.

El grupo islamista palestino exige ahora un alto el fuego permanente a cambio de la liberación del resto de rehenes, algo que el Gobierno israelí ha dicho que no está dispuesto a aceptar (REUTERS/Bassam Masoud)
El grupo islamista palestino exige ahora un alto el fuego permanente a cambio de la liberación del resto de rehenes, algo que el Gobierno israelí ha dicho que no está dispuesto a aceptar (REUTERS/Bassam Masoud)

“Creo que la propuesta que está encima de la mesa, compartida por actores principales, como Israel, pero también los mediadores de Qatar y Egipto, es una propuesta fuerte, convincente y ofrece esperanza”, expresó el jefe de la diplomacia estadounidense.

Blinken aseguró también que la liberación de los rehenes es una de “las mayores prioridades” de Estados Unidos, dado que hay nacionales de ese país entre los secuestrados.

Israel y Hamas alcanzaron un único acuerdo de tregua por una semana, entre el 24 y el 30 de noviembre, que frenó los combates y permitió el canje de 105 rehenes, incluidos extranjeros, por la excarcelación de 240 presos palestinos; algo que no se ha repetido desde entonces.

El grupo islamista palestino exige ahora un alto el fuego permanente a cambio de la liberación del resto de rehenes, algo que el Gobierno israelí ha dicho que no está dispuesto a aceptar.

Sin embargo, Israel aseguró que no va a aceptar como moneda de cambio un fin de la guerra en Gaza, donde han resurgido los combates en la zona norte tras casi cuatro meses de ofensiva.

“Los informes sobre el acuerdo (de tregua) son incorrectos e incluyen condiciones que no son aceptables para Israel”, alertó hoy el Gobierno israelí en un comunicado, en que reiteró la “victoria total” como su objetivo último.

“El camino hacia un acuerdo (todavía) es largo”, aseguró hoy a la agencia EFE un oficial israelí, que insistió “se está y se seguirá haciendo todo lo posible para la liberación de los rehenes”, quienes ya llevan en manos de Hamás un total de 115 días de guerra.

(Con información de EFE)