EEUU y China reanudaron el diálogo militar tras una interrupción de más de un año

El jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos “discutió acerca de la importancia de trabajar juntos para gestionar responsablemente la competencia, evitar errores de cálculo y mantener líneas de comunicación abiertas y directas”

Compartir
Compartir articulo
FILE PHOTO: Chairman of the Joint Chiefs of Staff Gen. Charles Q. Brown at a press conference during a NATO Defence Ministers' meeting at the Alliance's headquarters in Brussels, Belgium October 11, 2023. REUTERS/Johanna Geron  REFILE - CORRECTING EVENT/File Photo
FILE PHOTO: Chairman of the Joint Chiefs of Staff Gen. Charles Q. Brown at a press conference during a NATO Defence Ministers' meeting at the Alliance's headquarters in Brussels, Belgium October 11, 2023. REUTERS/Johanna Geron REFILE - CORRECTING EVENT/File Photo

El alto oficial estadounidense Charles “CQ” Brown habló este jueves con el general chino Liu Zhenli, informó un portavoz, después de una interrupción de más de un año de las conversaciones militares de alto nivel entre los dos países.

El régimen de China suspendió los diálogos para expresar su descontento por una visita en 2022 de la entonces presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, a Taiwán. Pero los líderes de los dos países, Joe Biden y Xi Jinping, acordaron reanudarlos cuando se reunieron el mes pasado en California.

Brown, jefe del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, “discutió acerca de la importancia de trabajar juntos para gestionar responsablemente la competencia, evitar errores de cálculo y mantener líneas de comunicación abiertas y directas”, dijo su portavoz, el capitán Jereal Dorsey, en un comunicado.

Reiteró la importancia de que el Ejército Popular de Liberación participe en un diálogo sustancial para reducir la probabilidad de malentendidos”, indica el comunicado, refiriéndose al ejército de China.

Los dos líderes también “conversaron sobre una serie de cuestiones de seguridad global y regional” durante su videoconferencia, añade el comunicado.

Liu Zhenli, miembro de la Comisión Militar Central de China, llega al Foro Xiangshan de Beijing en Beijing, China, el 30 de octubre de 2023. REUTERS/Florencia lo/Pool
Liu Zhenli, miembro de la Comisión Militar Central de China, llega al Foro Xiangshan de Beijing en Beijing, China, el 30 de octubre de 2023. REUTERS/Florencia lo/Pool

Beijing reaccionó con furia a la visita de Pelosi a Taiwán en agosto de 2022, cancelando la cooperación con Washington en temas clave como el cambio climático, la lucha antidrogas y las conversaciones militares, y lanzando los mayores ejercicios de guerra de su historia en la isla.

China reclama a Taiwán como su territorio, ha prometido controlar la isla algún día, por la fuerza si es necesario, y se irrita ante cualquier contacto oficial entre Taipei y gobiernos extranjeros.

Taiwán vive bajo el temor constante de una invasión china y Beijing ha intensificado su retórica y actividad militar en los últimos años.

El presidente estadounidense, Joe Biden, se reunió con su homólogo chino, Xi Jinping, en California en noviembre en su primera cumbre en un año, en la que acordaron restablecer las comunicaciones entre militares y aliviar las tensiones.

Durante la reciente cumbre en San Francisco,  Xi Jinping comunicó a Joe Biden que China tiene la determinación de reunificar a Taiwán con el continente, pero aún no ha decidido cuándo se llevará a cabo. La revelación fue hecha por el periodista Kristen Welker de la cadena de noticias NBC News.

En una reunión con la presencia de oficiales americanos y chinos, Xi subrayó la preferencia de una unificación pacífica en vez de por la fuerza, pese a que desde hace más de un año las hostilidades militares contra la isla se han producido a diario. A pesar de las especulaciones de líderes militares estadounidenses sobre posibles fechas en 2025 o 2027 para la toma de Taiwán, el autócrata aclaró a Biden que dichas predicciones son erróneas, ya que no se ha fijado un marco temporal.

Además, se reveló que el régimen chino solicitó sin éxito que Biden declarara apoyo a la unificación pacífica con Taiwán y se opusiera a la independencia taiwanesa, algo que no está sobre la mesa y que tampoco plantea Taipei, que prefiere mantener el actual statu quo.

Las declaraciones de Xi en ese encuentro -aunque alineadas con su postura previamente expresada sobre Taiwán- han captado la atención de funcionarios estadounidenses en un contexto de crecientes agresiones por parte de China hacia Taiwán y ante una posible elección presidencial decisiva en la isla el próximo mes. 

Los funcionarios describieron a Xi como directo y sincero, sin llegar a ser confrontacional. Durante la cumbre, Xi expresó su preocupación por los candidatos a la presidencia de Taiwán y reconoció la influencia de Estados Unidos en la región. Biden solicitó a China respetar el proceso electoral taiwanés, a lo que Xi respondió que, si bien la paz es importante, China buscará eventualmente una resolución definitiva.

(Con información de AFP)