La Justicia europea avaló las sanciones contra Dmitry Mazepin, el oligarca ruso cercano a Putin

Dmitry Mazepin propietario de una de las compañías de productos químicos más importantes de Rusia, fue incluido en la ‘lista negra’ de la UE por apoyar políticas que amenazan a Ucrania

Compartir
Compartir articulo
Dmitry Mazepin, propietario de una de las compañías de productos químicos más importantes de Rusia
Dmitry Mazepin, propietario de una de las compañías de productos químicos más importantes de Rusia

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha desestimado este miércoles el recurso del empresario ruso Dmitry Mazepin contra las sanciones europeas, avalando las restricciones adoptadas por los Veintisiete en respuesta a la invasión rusa.

Mazepin, propietario de una de las compañías de productos químicos más importantes de Rusia, fue incluido en la ‘lista negra’ de la UE por considerarle parte del círculo más cercano al presidente ruso, Vladimir Putin, y apoyar políticas que amenazan a Ucrania.

En su fallo de este miércoles, el tribunal con sede en Luxemburgo descarta las alegaciones presentadas por el influyente empresario ruso y avala las medidas punitivas, al considerar que la UE las adoptó basándose en un “conjunto de indicios suficientemente concretos, precisos y concordantes”.

Estas pruebas, principalmente sus reuniones al más alto nivel en el Kremlin tras la invasión de Ucrania, “evidencian” para el TJUE que Mazepin “es un hombre de negocios influyente y que interviene en un sector que proporciona una fuente sustancial de ingresos al Gobierno ruso”.

De esta forma, la Justicia europea confirma las sanciones contra Mazepin que seguirá sujeto a la congelación de todos sus fondos y recursos económicos en el seno de la Unión y a la prohibición de entrar o transitar por el territorio de los Estados miembros.

El presidente ruso Vladimir Putin escucha al director ejecutivo de Uralkali, Dmitry Mazepin. (Foto de Mikhail Svetlov/Getty Images)
El presidente ruso Vladimir Putin escucha al director ejecutivo de Uralkali, Dmitry Mazepin. (Foto de Mikhail Svetlov/Getty Images)

Asimismo, los ministros de Exteriores del G7 condenaron hoy “enérgicamente” las transferencias de armas de Corea del Norte a Rusia, que suponen una violación de resoluciones de la ONU, e instaron a ambos países al cese inmediato de estos intercambios.

En el comunicado publicado al término de su encuentro en Tokio, los cancilleres de las siete economías industrializadas de mayor peso condenaron una vez más con contundencia el desarrollo de armas de destrucción masiva por parte del régimen de Pyonyang y reiteraron su llamada “a la completa desnuclearización de la península de Corea” y a que Corea del Norte abandone sus programas existentes “de manera completa, verificable e irreversible”.

“Hacemos un llamamiento a todos los Estados miembros de la ONU para que implementen de manera plena y efectivamente todas las sanciones relevantes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas e instamos a los miembros del Consejo de Seguridad a cumplir con sus compromisos”, incide el escrito.

“En este contexto, condenamos enérgicamente las transferencias de armas de Corea del Norte a Rusia, que violan directamente las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas pertinentes. Instamos a Rusia y Corea del Norte a que cesen inmediatamente todas esas actividades”, añadieron en el mismo.

Washington y Seúl han denunciado que Pyonyang ha enviado un millón o más de rondas de artillería y demás equipamiento militar a Moscú para que lo emplee en la guerra en Ucrania.

Se cree que el acuerdo quedó cimentado en la cumbre que mantuvieron en septiembre el líder norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente ruso, Vladímir Putin.

Muchos analistas temen ahora que Pyonyang, que parece haber dado la espalda al diálogo con Washington y Seúl en favor de un acercamiento a Beijing y Moscú, reciba a su vez tecnología militar de manos rusas.