Israel confirmó que los terroristas de Hamas decapitaron bebés

El Ejército también denunció la calcinación y asesinato de niños en los brutales ataques del fin de semana

Compartir
Compartir articulo
Kfar Azza
Kfar Azza

Israel denunció este jueves la decapitación de algunos bebés, así como la calcinación y asesinato de niños en el ataque “horripilante y monstruoso” del grupo terrorista Hamas que el pasado sábado hizo estallar la guerra en la región.

Tras la divulgación de imágenes en las redes sociales de la oficina del primer ministro Benjamin Netanyahu, el Ejército israelí confirmó a Infobae que efectivamente los terroristas decapitaron bebés. Agencias como EFE y AFP también se hicieron eco de la confirmación israelí, mientras que el medio local Jerusalem Post también confirmó la veracidad de las imágenes en un mensaje en X (antes Twitter) que fue compartido por el Gobierno. Este jueves por la mañana, la cadena CNN había reportado la información, en base a fuentes israelíes.

El mensaje compartido por el Gobierno de Israel en X
El mensaje compartido por el Gobierno de Israel en X

La oficina de Netanyahu difundió fotos de niños calcinados a manos de Hamas; mientras que un alto cargo del Ejército aseguró que él mismo halló un bebé decapitado en una de las comunidades israelíes cercanas a Gaza, y que otros compañeros suyos vieron más, sin dar una cifra concreta.

En el marco de la reunión que mantuvieron este jueves, Netanyahu mostró al secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, las brutales fotografías.

Una de las imágenes mostraba a un bebé muerto en una bolsa para cadáveres, mientras que la otra mostraba los restos carbonizados de otro bebé.

Antony Blinken se reunió este jueves con Benjamin Netanyahu en Israel (EFE/EPA/GPO/CHAIM CHAIM)
Antony Blinken se reunió este jueves con Benjamin Netanyahu en Israel (EFE/EPA/GPO/CHAIM CHAIM)

Blinken describió a los periodistas lo que vio: “Un bebé, un niño, acribillado a balazos. Soldados decapitados, jóvenes quemados vivos en sus coches”. “Para cualquier ser humano, ver esto va más allá de lo que podemos comprender y digerir”.

Y agregó: “Las imágenes valen más que mil palabras. Estas imágenes, quizá valgan un millón”.

“El mundo está viendo nuevas pruebas de la depravación y la inhumanidad de Hamas: depravación e inhumanidad dirigidas contra bebés, niños pequeños, adultos jóvenes, ancianos y personas con discapacidad. A un nivel humano básico, no entiendo cómo alguien no puede indignarse y rechazar lo que ha visto, y lo que el mundo ha visto”, afirmó Blinken.

Mientras se recuperan e identifican cuerpos que engrosan la cifra de más de 1.300 fallecidos en Israel por la ofensiva de Hamás, que incluyó una incursión terrestre en zonas israelíes al lado de Gaza, un miembro de los equipos sanitarios del Ejército israelí aseguró hoy que él mismo “halló a un bebé con la cabeza cortada” entre las más de 100 personas asesinadas en el kibutz Beeri, al lado de la Franja.

Miembros de su equipo hallaron a más niños decapitados, agregó la fuente, el coronel en la reserva Golán Vach, jefe de la Unidad Nacional de Rescate en el Comando del Frente Interno del Ejército. ”No creo que un bebé con la cabeza cortada sea un accidente, un misil no hace esto”, dijo Vach.

Los equipos de emergencia siguen buscando víctimas en las comunidades atacadas por los terroristas de Hamas (REUTERS/Ronen Zvulun)
Los equipos de emergencia siguen buscando víctimas en las comunidades atacadas por los terroristas de Hamas (REUTERS/Ronen Zvulun)

En su opinión, “terrorismo significa que una persona entra en casa de gente inocente, matan a la madre y le cortan la cabeza al bebé”, una escena que se encontró su unidad estos días.

Según aseguró, son “fotografías horripilantes de bebés asesinados y quemados por los monstruos de Hamás”, un grupo que “es inhumano” y “como el Estado Islámico”.

Un miembro de los equipos de emergencia ZAKA, que se encarga de la recuperación de cadáveres, dijo ayer a EFE que “no tiene números, pero que hay muchos casos” de niños muertos en lugares como kibutz Beeri, la comunidad israelí donde hubo la mayor masacre de civiles estos días.

“Yo mismo tomé cuerpos de bebés de un mes, dos meses, de niños quemados, de niños que cuando los tomé de las manos aún estaban ardiendo”. A su vez, agregó que conocía casos de “personas que fueron torturadas, violadas y quemadas vivas”.

El jefe de ZAKA en el área sur de Israel, Yossi Landau, contó hoy que halló “una señora embarazada en el suelo” de su casa, con “el estómago totalmente abierto, un feto conectado al cordón umbilical, apuñalado con un cuchillo, y la madre con un disparo en la cabeza”.

(Con información propia y EFE)