"El mayor temor es el impacto económico de las estrategias de contención y cuarentena, particularmente en China", dijo Elsa Lignos, directora global de estrategia cambiaria de RBC Capital Markets (foto: Reuters)

La bolsa de Nueva York abrió este lunes con fuertes caídas, en sintonía con las pérdidas de las bolsas europeas, ya que la preocupación por el posible daño económico causado por la rápida propagación de un brote de coronavirus reducía la demanda de activos de mayor riesgo.

El número de muertos por el brote en China ascendió a 81 y el virus se propagó a más de 10 países, entre ellos Francia, Japón y Estados Unidos. Algunos expertos en salud cuestionaron que China sea capaz de contener la epidemia.

El índice Dow Jones de Wall Street, en los primeros minutos de negociación, mostraba una caída de 1,48 por ciento, similar al retroceso del índice S&P 500. Por su parte, el tecnológico Nasdaq arroja pérdidas por 1,8 por ciento.

En el Viejo Continente, el índice paneuropeo STOXX 600 bajaba un 1,5% a las 8 GMT tras haber alcanzado un máximo histórico en la sesión anterior. Los valores de las mineras caían un 3,1%, lastrados por su exposición a China, y eran los que más caían entre todos los grandes sectores europeos, que operaban en terreno negativo.

El índice FTSE 100 de Londres abrió en baja de 1,5%, el DAX 30 de Fráncfort 1,5% y el CAC 40 de París 1,7%.

“Los operadores en Europa tienen serias preocupaciones sobre el coronavirus ya que el número de muertos aumentó a 80 y más de 2.700 víctimas personas están infectadas en China”, dijo el analista de Ava Trade, Naeem Aslam. “El virus se ha vuelto mortal y ha causado un gran pánico en los mercados”, agregó.

Los índices futuros de la bolsa de Nueva York también anticipan una fuerte baja (Reuters)
Los índices futuros de la bolsa de Nueva York también anticipan una fuerte baja (Reuters)

Antes de la apertura en Europa, el índice Nikkei cerró en baja de 2,03% en la bolsa de Tokio, su mayor desplome diario en cinco meses.

Con la mayoría de los mercados asiáticos cerrados, los inversores de dinero rápido están comprando activos sin riesgo como los bonos y vendiendo en el Nikkei", dijo Masahiko Loo, de Alliance Bernstein. “Creo que esto seguirá así esta semana, hasta que los mercados chinos reanuden las operaciones la próxima semana y ceda el brote del coronavirus”.

El crudo, por debajo de los USD 60

El barril del crudo Brent bajaba este lunes un 2,7% en el International Exchange Futures, hasta los 58 dólares. Desde octubre pasado que el precio del commodity no bajaba del umbral de los 60 dólares. En cambio, el oro al contado trepaba un 1%, a 1.585,80 dólares la onza, su nivel más alto desde el 8 de enero.

Ante el temor de un descenso de la demanda, el ministro de Energía de Arabia Saudí, príncipe Abdulaziz bin Salman Al-Saud, ha afirmado a los medios que esta caída se debe principalmente a “factores psicológicos” y agregó que el ambiente “pesimista” ocurrió también en 2003 durante el brote del SARS, pero que finalmente “no causó una significativa reducción” en la demanda de petróleo.

Algunos comentaristas señalan que el coronavirus puede tener un impacto en el transporte aéreo debido a la cancelación de viajes por parte de miles de personas cuyo destino era China. Este lunes, el gobierno alemán instó a sus nacionales a evitar viajes “innecesarios” a China.

Rigurosas revisiones a pasajeros en el aeropuerto de Changsha, en la provincia de Hunan (Reuters)
Rigurosas revisiones a pasajeros en el aeropuerto de Changsha, en la provincia de Hunan (Reuters)

Además del oro, otros activos de refugio estaban al alza, como el yen y los bonos del Tesoro estadounidense.

“El coronavirus genera un impacto económico y financiero. Aún hay que analizar su magnitud, pero podría ser la chispa para un largamente demorado ajuste en los mercados de capital”, dijo en una nota a sus clientes Marc Chandler, estratega jefe de mercados en Bannockburn Securities.

(Con información de Reuters, AFP y EFE)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: