El espectáculo navideño fue diferente a lo que otros esperaban (Foto: Twitter @MrsManxTiger)
El espectáculo navideño fue diferente a lo que otros esperaban (Foto: Twitter @MrsManxTiger)

El centro comercial Tynwald Mills en la Isla de Man, una dependencia autónoma de la corona británica en el mar de Irlanda, estrenó el fin de semana su decoración interactiva en la que una familia de osos polares son el punto central.

Sin embargo, algunos visitantes consideraron que la decoración, lejos de ser navideña, es más representativa de una escena tres equis por la peculiar posición de los dos osos más grandes.

"Fui a Tynwald Mills hoy y me divertí bastante, pero me molestó la ubicación de sus osos polares de Navidad", escribió la usuaria de Twitter Ruth Hogg con la etiqueta "desde atrás" y un par de fotos que muestran el origen de su incomodidad.

En las fotos se muestra un gran oso polar parado detrás de otro que está inclinado a cuatro patas, rodeados de oseznos.

"¡Es la mejor exhibición de Navidad que he visto! Parece descaradamente que lo están haciendo a lo perrito", dijo un comprador, según publicó el diario británico The Mirror.

"Parecía que estaban teniendo relaciones sexuales, no hay duda al respecto", dijo otro de los visitantes.

De acuerdo con el diario, la escena fue aún más pornográfica debido a la figura de un oso negro que apareció en un pantalla que parecía estar mirando boquiabierto lo que hacían el par de osos polares.

El oso indiscreto que observaba la escena (Foto: Facebook)
El oso indiscreto que observaba la escena (Foto: Facebook)

Ante las críticas, el centro comercial, que se presume amigable con la familia, se disculpó a través de su cuenta de Facebook.

"Pedimos disculpas a cualquiera que se ofenda por nuestra exhibición un tanto interactiva", agregó  Tynwald Mills con la etiqueta "osito travieso" y "noche en el centro comercial", publicó en la red social.

Algunos clientes agradecieron la disculpa del centro comercial, pero otros no dejaron de hacer bromas por la exhibición de los traviesos osos.

"Entiendo completamente que algunas personas pueden haberse sentido ofendidas por la pantalla y se tuvo que decir a los osos que se abstuvieran", comentó Sharon Leggate.

La escena fue calificada por algunos medios como triple equis (Foto: Facebook)
La escena fue calificada por algunos medios como triple equis (Foto: Facebook)

"No hay necesidad de disculparse. Han hecho sonreír a mucha gente", expresó Theresa Shannon.

"Sin embargo, pensé que era hilarante e inofensivo por el corto tiempo que se les permitió jugar a mamá y papá", señaló otro usuario.

Uno más agradeció por "el momento de buen humor", otros interpretaron la escena como una excelente maniobra publicitaria para atraer más visitantes en una fecha en la que aumentan considerablemente las compras.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: