En plena polémica con el Poder Judicial, Martí Batres propuso que ciudadanos nombren a integrantes del CJF

El senador de Morena presentará una iniciativa para que la ciudadanía “intervenga directamente” en el Consejo de la Judicatura Federal, encargado de vigilar y coordinar a todos los jueces y magistrados federales

Batres propuso ampliar de siete a nueve consejeros de la Judicatura Federal para que dos sean elegidos por la ciudadanía (Foto: Cuartoscuro)
Batres propuso ampliar de siete a nueve consejeros de la Judicatura Federal para que dos sean elegidos por la ciudadanía (Foto: Cuartoscuro)

El senador Martí Batres, de Morena, el partido en el poder, anunció este domingo que presentará una iniciativa para que los ciudadanos puedan elegir a dos nuevos integrantes del Consejo de la Judicatura Federal “a través del voto universal, libre, directo y secreto”, órgano del Poder Judicial encargado de coordinar y vigilar a los jueces y magistrados federales en el país.

Se trata de un proyecto para reformar el artículo 100 de la Constitución mexicana, que busca que la ciudadanía intervenga directamente en un órgano del Poder Judicial. “No elegiría a jueces, pero sí a una parte del órgano que fiscaliza, que vigila a jueces, magistrados y ministros”, aclaró Batres, ex presidente del Senado.

En conferencia de prensa, el presidente de la comisión de Puntos Constitucionales asentó que el Poder Judicial tiene que transformar su relación con la sociedad, pues se ha criticado, con justa razón, su lejanía con las y los ciudadanos, precisamente en un momento donde su independencia se ha puesto en juego.

Martí Batres explicó que se propone la elección de un hombre y una mujer del más alto nivel, con los requisitos que se exigen para los demás integrantes del Consejo de la Judicatura Federal, cuyo proceso sería organizado por el Instituto Nacional Electoral (INE).

La elección de los dos consejeros de la Judicatura Federal se elegirían por voto libre y secreto en elecciones organizadas por el INE (Foto: Cuartoscuro)
La elección de los dos consejeros de la Judicatura Federal se elegirían por voto libre y secreto en elecciones organizadas por el INE (Foto: Cuartoscuro)

Actualmente hay siete consejeros de la Judicatura: uno que es el propio presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN); tres que son designados por la Corte; dos por el Senado (de mayoría morenista hasta 2024) y uno más nombrado por el presidente mexicano, es decir, Andres Manuel López Obrador.

Todos ellos, enfatizó, son designados por los tres Poderes del Estado. “Propongo que la ciudadanía participe eligiendo a otros dos. Estos siete se mantendrían, pero se elegirían a otros dos consejeros de la Judicatura por voto universal, directo, libre y secreto, como un mecanismo de control ciudadano”, remarcó, aumentando el CJF a nueve.

El senador subrayó que los Poderes Ejecutivo y Legislativo emanan directamente del voto ciudadano, universal, libre y secreto, pero el Judicial es un Poder que se auto reproduce en las propias esferas del Estado.

La iniciativa de Batres, también ex dirigente nacional de Morena, se da en un momento delicado. Apenas el jueves pasado, el Senado aprobó, con fuertes críticas de la oposición y los expertos, la ampliación del mandato de Arturo Zaldívar al frente de la Suprema Corte por dos años más, para que en lugar de dirigir al Poder Judicial entre 2019 y 2022 lo haga hasta 2024, coincidiendo con el final del sexenio de López Obrador.

La propuesta de Batres se da en el contexto de la polémica por el ataque al Poder Judicial por parte del gobierno de AMLO (Foto: Cuartoscuro)
La propuesta de Batres se da en el contexto de la polémica por el ataque al Poder Judicial por parte del gobierno de AMLO (Foto: Cuartoscuro)

La reforma aún tiene que ser aprobada en la Cámara de Diputados, pero López Obrador vio con muy buenos ojos la ampliación de la presidencia de Zaldívar, algo que los abogados constitucionales han advertido a este medio que es inconstitucional y un “golpe” al Poder Judicial y su independencia.

Apenas este domingo, la organización no gubernamental Human Rights Watch fue severa en su análisis y aseguró que López Obrador “amenaza la independencia judicial de México”. La CIDH (Corte Interamericana de Derechos Humanos) también expresó preocupación por la situación.

La oposición política, por su parte, vio la reforma, impulsada de forma desaseada y saltándose varios pasos destinados a la transparencia legislativa, como un intento de establecer el antecedente de una eventual ampliación de mandato del propio López Obrador como presidente de la República.

SEGUIR LEYENDO: