"A nadie le gusta saber que no importa, pero bueno, lo sospechábamos", dice riéndose y un tanto resignado el físico Roberto Amparan, al hablar sobre la trascendencia del ser humano dentro del cosmos. Él, es una de las mentes científicas más brillantes de nuestros tiempos.

El físico ha plasmado sus investigaciones sobre la gravedad cuántica en su libro Iluminando el lado oscuro del universo: Agujeros negros, ondas gravitatorias y otras melodías de Einstein, que arroja nueva luz a los secretos más sorprendentes del universo.

Sencillo, Amparan charló con Infobae México de los misterios más profundos del cosmos:  la teoría de las supercuerdas, agujeros negros, la relatividad general, el sentido del universo y del cuestionado Principio Holográfico.

"Podemos hablar del multiverso que es de las teorías más controvertidas, hay gente que dice que no quiere ni hablar ni oír de eso porque no es ciencia, y otras que sí.  Ahora no lo sabemos, el tiempo lo dirá, yo creo que sí que hay que tomarlo en serio", explica el físico sobre el Principio Holográfico.

Representación artística del agujero negro (Crédito: Archivo del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica de México)
Representación artística del agujero negro (Crédito: Archivo del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica de México)

En los últimos tiempos, una de las teorías más polémicas sobre el universo es la que los físicos Gerard ´tHooft y Leonard Susskind propusieron en la década de los 90 y se le conoce como Principio Holográfico, dicha teoría postula la hipótesis de que el universo puede ser interpretado como un holograma.

Al respecto, Amparan opina que hay que tomarlo en serio, aunque aún no se ha demostrado nada, dice que los estudios que se están realizando tienen bases científicas y "es posible".

"Puede existir un multiverso y puede haber un universo en que la descripción fundamental del universo sea del tipo holográfico, y que en realidad estas tres dimensiones espaciales y una dimensión del tiempo que tenemos son parte de ello, de una ilusión holográfica; ten cuidado con lo que estoy diciendo,  pero es posible, es posible de una manera que todavía no entendemos, dentro de un tiempo quizá", dice sagaz.

El físico afirma que "teorías extravagantes", como pudiera parecer la del Principio Holografico se han estudiado desde siempre, sin embargo hay unas que se estudian de manera seria y otras no tanto, como la de que el universo es una simulación virtual, una especie de Matrix: "Es algo que no es una de las teorías que se están investigando de forma seria, sino es entretenimiento, no es una rama dominante de la llamada  cosmología".

En cambio, "que el universo es una especie de holograma, esto sí que es más serio, esto sí que es una posibilidad que se considera seriamente. Se está desarrollando de manera especulativa, no sabemos en qué sentido podríamos ser nosotros un holograma de algo más básico, pero esto sí que se estudia de una forma más seria. Eso sí tiene mayor base científica".

Amparan habló sobre la teoría del multiverso. (Foto: Pixabay)
Amparan habló sobre la teoría del multiverso. (Foto: Pixabay)

Amparan explica que sí puede existir un multiverso, "que es la posibilidad de que nuestro universo sea parte de una entidad más grande en la que han ocurrido, de la misma manera que tú puedes tener un líquido en el que pueden aparecer diferentes burbujas, y que cada una esas burbujas sea como un universo, que haya diferentes universos-burbujas en una estructura más grande, eso es posible. Yo creo que es posible".

"Hay una cosa, esto tiene que ver con una teoría cuántica de la gravedad que unifica la física cuántica con la física de la gravedad, que tiene relación con lo que se conoce también como teoría de las cuerdas, supercuerdas,  y dentro de este contexto hay lo que se llama el `Principio Holográfico´, que dice que un sistema donde existe la gravedad, donde existe la física cuántica en realidad aparece de forma efectiva como una especie de hologramas de algo más fundamental", abunda el físico.

"¿Dónde está el holograma ? Eso no te lo puedo decir", sentencia Amparan.

Con la analogía de una manguera, el físico expone en que consiste el polémico Principio Holográfico: "Imagínate que es una especie de manguerita, un tubo y este tubo tiene dos dimensiones una muy pequeña la del circulito y después una más larga, que es lo largo en lo que te mueves; entonces si tú miras un tubo, una manguera desde muy lejos te parece que es algo que solamente tiene una dimensión pero si lo mires más de cerca ves que en realidad tiene dos dimensiones, entonces quizá nuestro universo sería algo parecido, si miras longitudes que sean muy grandes el universo tendría solo tres dimensiones, pero si fuéramos a distancias más pequeñas entonces podríamos ver qué hay otra dirección adicional que será muy pequeñita que sería otra dimensión, que nosotros no podemos verla".

En el marco de un festival cultural realizado en Querétaro, el científico español afirma que la curiosidad es lo que ha llevado a la humanidad a hacer los grandes descubrimientos para tratar de entender un poco el cosmos; y a su parecer, dichos descubrimientos nos han hecho replantearnos nuestro papel en el universo, que a decir de Amparan es insignificante en comparación a lo que hay allá afuera.

Compilado de fotografías EFE/NASA)
Compilado de fotografías EFE/NASA)

Describe al ser humano como a un simio que ha perdido el pelo (unos más que otros dice con humor), que ha llegado hacer grandes descubrimientos sin siquiera salir de este mundo.

"Eso somos, unos simios de la sabana con unos pocos miles de años de historia, que estamos en general penetrando en el universo en cosas impresionantes".

Sin embargo, acota que también nuestra naturaleza es una contradicción casi tan grande como los mismos  secretos del cosmos revelados.

"Somos capaces de descubrimientos como el de las ondas gravitatorias, porque lo que estamos sintiendo ahí es estremecerse el universo,  es una cosa que es tremenda,  es cómo el espacio-tiempo vibran…. Como especie somos capaces de hacer esos logros y estar orgullosos de todo lo que estamos aprendiendo del universo… Pero por otra, ahora estamos destrozándolo  y quizás llevándonos a nuestra propia extinción".

Con una pequeña sonrisa lanza un duro cuestionamiento: "Entonces ¿qué somos, inteligentes o estúpidos?".

"Pues es una mezcla de las  dos cosas, una mezcla bastante interesante, pero lo que yo espero es que gane la segunda, no lo sé (si se vaya a acabar el mundo) pero estamos en una situación bastante difícil",  se contesta el mismo rápidamente.

Amparan recuerda desde que tiene memoria le interesaba la naturaleza, las matemáticas y el cosmos, "le parecía fascinante". Luego descubrió que  estudiando todo esto junto podía aprender cosas como los agujeros negros.

Explica que los descubrimientos y las investigaciones que se están realizando hoy, el día de mañana tal vez tengan una aplicación práctica en la vida de las personas, como las investigaciones de Einstein, que luego de 1oo años se pudieron comprobar y aplicar.

"Hoy en día con los agujeros negros, estas fotografías de las ondas gravitatorias, son predicciones que se pudieron hacer hace mucho tiempo,  pero han llevado casi 100 años verificar las ondas gravitatorias , ya lo había dicho Einstein el 1916, pero llevó un siglo, primero, desarrollar la teoría para entender mejor otras implicaciones, los hoyos negros y después también desarrollar la tecnología capaz de detectar estas ondas".

A la pregunta de si considera que Dios existe, él prefiere cambiarla por "¿Qué sentido tiene el universo, o tiene sentido el universo?".

(Crédito: Archivo del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica de México)
(Crédito: Archivo del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica de México)

"Me parece más interesante si el  universo en el que vivimos tiene algún sentido. Yo no lo sé, pero creo que quizás sí lo tenga, cuál es este sentido no lo sé, lo que sí me parece es que lo que nos dice la ciencia es que quizá el universo tenga un sentido, pero nosotros como individuos, yo como individuo, yo creo que no soy muy relevante en el universo y eso cuesta mucho trabajo aceptarlo. Yo creo que una de las cosas que la ciencia nos ha dado es esta idea, de que parece que somos insignificantes e irrelevantes pero a ver no lo sabemos", dice sonriendo Amparan.