Entre lujos, música de banda y comida, pero también entre la  la armonía, cientos de familias visitaron a sus fieles difuntos en el panteón Jardines del Humaya (Foto: JUAN CARLOS CRUZ /CUARTOSCURO)
Entre lujos, música de banda y comida, pero también entre la  la armonía, cientos de familias visitaron a sus fieles difuntos en el panteón Jardines del Humaya (Foto: JUAN CARLOS CRUZ /CUARTOSCURO)

En México, la disputa entre cárteles de la droga ha causado que las inhumaciones a todo lujo -con grupos musicales, féretros de maderas preciosas y montañas de flores- sean frecuentes.

Acompañados con música, cerveza, tequila, carne asada y hasta disparos en el aire, han sido despedidos algunos de los grandes narcos en el país.

A finales de 2009, el funeral de Arturo Beltrán Leyva, cabecilla del cártel con el mismo nombre, se hizo famoso por ser uno de los más vigilados en los últimos años.

Había retenes y puntos de revisión para entrar a la funeraria Morch Inhumaciones. También se tomó registro de los autos que transitaban por las calles. Se montó un operativo para evitar un tiroteo, agresiones a los deudos o algún intento de robar el cuerpo.

Contrario al operativo, la ceremonia fue más austera de lo que se preveía. No corrió el tequila, ni la cocaína, ni los cócteles de marisco, ni cantaron los mariachis.

Tampoco el cortejo fúnebre hizo ruido. Los autos de lujo con cristales oscuros recorrieron lentamente el centro de Culiacán, Sinaloa. Tomaron la avenida Álvaro Obregón, giraron en la calle Avenidas Hermanas  hasta llegar al cementerio de la capital de la entidad fronteriza, Jardines de Humaya. 

La Fuerza Armada montó un operativo durante el cortejo fúnebre de Arturo Beltrán Leyva (Foto: Cuartoscuro)
La Fuerza Armada montó un operativo durante el cortejo fúnebre de Arturo Beltrán Leyva (Foto: Cuartoscuro)

En este sitio están enterrados algunos de los narcotraficantes más famosos del país que descansan en lujosas tumbas.  La ostentación llega a niveles extremos. Por ejemplo, un mausoleo tiene línea telefónica , y otro cuenta con equipo de sonido y aire acondicionado.

Los narcos comparten su externa existencia en cúpulas y en metros cuadrados, mientras que los jóvenes sicarios, aquellos cuya vida no pasó del primer enfrentamiento, tienen que conformarse con nichos más pequeños.

Una muerte de "reina" 

Un arreglo fúnebre para Ocha Félix de parte de “Sofía Aispuro” (Foto: Especial)
Un arreglo fúnebre para Ocha Félix de parte de “Sofía Aispuro” (Foto: Especial)

Los lujos excesivos que Claudia Ochoa Félix, alias "La Emperatriz de los Ántrax" presumió tener en vida, también los tuvo en la muerte.

En imágenes difundidas en redes sociales, se muestra el supuesto sepelio de la mujer, de 35 años, quien murió por sobredosis el pasado 14 de septiembre.

"Gracias por apoyar a la gente cuando te necesitó. Te necesito. Te extrañaremos", se leía en uno de los arreglos fúnebres enviados por "Sofía Aispuro".

Con flores blancas, globos plateados y aplausos, Ochoa Félix  fue despedida en Culiacán, Sinaloa.

(Foto: Especial)
(Foto: Especial)

Junto a su ataúd, familiares colocaron un cuadro con su fotografía en la que aparece ataviada de un vestido negro y sostiene una rosa negra.

La que fue conocida como líder de Los Ántrax, se casó con un narcotraficante de Sinaloa, con quien tuvo tres hijos. Aunque siempre vivió rodeada de derroches, cobró notoriedad hasta que fueron detectados sus perfiles de Twitter y Facebook.

(Foto: Especial)
(Foto: Especial)

Según los diarios internacionales, la jefa narco encontró en la socialité Kim Kardashian una fuente de inspiración.

Muerte de lujo a capo en Sonora 

En Hermosillo, Sonora, un hombre fue asesindo en el interior de un restaurante. Hoy se sabe que era Jefe de plaza del grupo delictivo Los Salazar (Foto: Especial)
En Hermosillo, Sonora, un hombre fue asesindo en el interior de un restaurante. Hoy se sabe que era Jefe de plaza del grupo delictivo Los Salazar (Foto: Especial)

El derroche que caracteriza a los capos de la droga en México llega hasta sus tumbas. En medio de un cortejo de autos de lujo, decenas de coronas, arreglos florales, música de banda, cerveza y una ostentosa carroza, fue despedido Sergio Alberto del Villar Suárez, alias "El Napoleón", quien fue asesinado en un restaurante de la capital de Sonora, el pasado 5 de agosto.

Pero, lo que más llamó la atención del sepelio del que era jefe de plaza de la agrupación delictiva Los Salazar, fue el operativo de motociclistas de la Policía Municipal que resguardaba el "solemne" momento.

Un video revelado por Milenio Noticias, muestra la enorme cantidad de personas que participaron en el funeral en Hermosillo, Sonora, donde era originario el narco.

El pasado domingo, "El Napoleón" fue asesinado por un hombre, quien le disparó dos veces a quemarropa, mientras cenaba en el famoso restaurante Ballpark. 

(Video: Milenio)

Una de las cámaras de vigilancia del negocio registró el momento en que un sujeto con gorra y camisa azul se acerca sigilosamente al sicario, quien cenaba con dos mujeres, y le dispara por la espalda.

Según se observa, en el lugar del incidente había niños de aproximadamente 10 años, quienes se resguardaron bajo las mesas del negocio.

Antes de que llegara la policía y los paramédicos, Sergio Alberto quedó desangrado y tirado sobre la mesa. El supuesto agresor huyó a bordo de un sedán, y debido a que portaba gorra fue difícil su identificación

El 15 de octubre de 2018, "El Napoleón" fue detenido durante un operativo de la Policía Municipal, luego del asesinato de un agente. 

Durante la captura, le fueron decomisados dos autos blindados y las armas que portaban.

 

El último adiós al lugarteniente del Cártel de Sinaloa

En 2017, el pueblo de Aguaruto, Sinaloa, en México, despidió con flores, música de la tradicional banda sinaloense y sonadas ráfagas de balazos a Francisco Javier Zazueta Rosales, "Pancho Chimal", escolta de Iván Archivaldo Guzmán, uno de los hijos de "El Chapo", y experto sicario del Cártel de Sinaloa.

Zazueta Rosales estaba identificado como líder de Los Chimales, una de las células más violentas del Cártel de Sinaloa. Su historia está ligada también a otros dos personajes importantes dentro de la organización delictiva: Ismael "El Mayo" Zambada, mano derecha de "El Chapo" Guzmán, y Aureliano "El Guano" Guzmán, hermano del capo.

Javier Zazueta Rosales “Pancho Chimal”
Javier Zazueta Rosales “Pancho Chimal”

También se le atribuye ser el autor de la peor emboscada en la historia en contra de las Fuerzas Armadas en México, cuando en septiembre del año pasado, con un grupo de entre 40 y 60 sicarios, atacó a un convoy del Ejército para rescatar a otro integrante de su célula, con saldo de cinco militares muertos y 11 heridos, entre ellos un paramédico de la Cruz Roja.

Chimal había sido detenido el 18 de febrero luego de una serie de asesinatos y hechos de violencia registrados en Sinaloa, como parte del reacomodamiento del cártel. A su célula se le atribuyó la violencia que azotó al estado durante los primeros meses del año, luego de la extradición de "El Chapo" a Estados Unidos.

Sin embargo, sólo duró preso menos de un mes. El 16 de marzo de 2017 protagonizó una sorpresiva fuga de una cárcel estatal, junto con otros tres narcos.

Su  procesión funeraria en una carroza blanca fue acompañada durante todo el recorrido por ráfagas de balazos y camionetas llenas de coronas de flores, principalmente rosas rojas, música y un grupo grande de personas.

Medios de comunicación locales reseñan que al paso de la comitiva fúnebre había gente del pueblo que despedía al sicario con cartulinas fosforescentes con frases de apoyo.

Flores y globos para hijos de capos 

Entre los cenotafios más conocidos en Culiacán, Sinaloa está el de Édgar Guzmán López, muerto el 8 de mayo de 2008 cuando apenas tenía 22 años.

El monumento del hijo de Joaquín, "El Chapo" Guzmán se encuentra en el estacionamiento del centro comercial City Club, sobre el Desarrollo Urbano Tres Ríos. Ocupa dos metros cuadrados, y en un pequeño espacio, usado para alojar veladoras, hay una lata de cerveza, paquetes de chicles y dulces tamarindo.

En una placa atornillada a la cruz de cantera se lee: "Siempre los amaremos E.G.L. mato 2008".

En ese tiempo trascendió que la muerte de Édgar Guzmán estaba relacionada con esta detención y división del Cártel de Sinaloa, pero después se dijo que fue producto de un error interno en la organización de Guzmán Loera. Culiacán entró en pánico.

(Foto: Especial)
(Foto: Especial)

Tras el homicidio de "El Chapito", la tristeza del ex líder del Cártel de Sinaloa fue tan grande que mandó a comprar todas las rosas de Culiacán para el entierro.

Después de la muerte de Édgar Guzmán, la tristeza de "El Chapo" fue tan grande que mandó a comprar todas las rosas de Culiacán para el entierro, consolidando este acto como un hecho histórico.

Se dice que el acto del capo dejo sin tiempo a los vendedores para resurtirse de flores para el Día de las Madres. Tras el acontecimiento nació un corrido interpretado por el cantante Lupillo Rivera, llamado 50 mil rosas.

"50 mil rosas rojas se vendieron en Culiacán llegando el 10 de mayo listos para celebrar, pero unos días antes se nos fue Édgar Guzmán (…) El montonal de rosas a ninguna madre enviaron, todas fueron para un hombre que siempre respetaron", reza el corrido.