En la conferencia de prensa matutina el presidente se presentó con todo el equipo de funcionarios que están trabajando contra el robo de combustible. (Foto: Presidencia de México)
En la conferencia de prensa matutina el presidente se presentó con todo el equipo de funcionarios que están trabajando contra el robo de combustible. (Foto: Presidencia de México)

El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció este lunes que su gobierno revisará los permisos para la importación de combustibles que entregó el gobierno de Enrique Peña Nieto a partir de la reforma energética, porque no contribuyen con el abasto del mercado nacional.

En su conferencia de prensa matutina, afirmó que el abasto pronto volverá a su regularidad porque desde la noche del pasado viernes ya opera con normalidad el ducto de Tuxpan a Azcapotzalco, que había sido saboteado tres veces.

A las pipas de Pemex, que trabajan a su máxima capacidad, también se sumaron este fin de semana 3,500 carrotanques de la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (Canacar).

El director de Pemex Octavio Romero, mostró las cifras del mercado de combustibles. (Foto: Pemex)
El director de Pemex Octavio Romero, mostró las cifras del mercado de combustibles. (Foto: Pemex)

Además, el gobierno federal analiza recurrir a los ferrocarriles para la transportación de combustibles, dijo López Obrador antes de advertir que en las acciones para normalizar el mercado de abasto de combustible sigue la revisión de permisos para la importación porque sus poseedores no los están utilizando.

"Queremos saber por qué los particulares no están aprovechando sus permisos para la importación", dijo el presidente. "Si hay obstáculos burocráticos que se quiten para que ayuden a disminuir la presión".

López Obrador explicó que a partir de la reforma energética que entró en vigor en 2013, el gobierno de Peña Nieto entregó concesiones a quienes querían operar gasolineras.

Informó que de las 12.000 que hay aproximadamente en México, 4.000 corresponden a concesiones otorgadas a distintas empresas y corporaciones internacionales.

Sin embargo, la mayoría de estos concesionarios siguen abasteciéndose con Petróleos Mexicanos (Pemex) y no importan sus gasolinas, afirmó. "Pemex todavía abastece alrededor de 95% de todo el combustible que se consume en el país".

Esto no obstante que los permisos para importar suman un cupo de 1.5 millones de barriles diarios, cuando el país completo consume 800.000 barriles al día. A pesar de este amplio margen, los permisionarios sólo están importando 5% de los combustibles que consumen los mexicanos, aseguró.

"Sin ánimo de confrontación, vamos a establecer comunicación con los poseedores de estos permisos para establecer acuerdos y que los utilicen", dijo.

Producción y compra de gasolinas respecto del robo. (Foto: Pemex)
Producción y compra de gasolinas respecto del robo. (Foto: Pemex)

López Obrador además agradeció el respaldo de sus funcionarios, de los trabajadores de Pemex, los elementos de las fuerzas federales y de la gente, pese a las molestias por el retraso en el abasto de combustibles.

"Me siento muy respaldado, y así me lo expresan en la calle, cuando la gente me dice: 'ni un paso atrás, no afloje'", dijo López Obrador. "Yo, lo que les contesto es: 'el que se aflige, se afloja'. Y nosotros no vamos a aflojar para acabar con la corrupción en el país".

MÁS SOBRE ESTE TEMA: