Al día siguiente el joven agresor, identificado como Jairo Juárez, publicó un video en sus redes sociales en el que "defiende" que él ganó la pelea con su compañera, que le "vale madres" lo que le digan y que si la golpeó en la cara ("le di tres putazos") fue porque ella también lo agredió.

"Yo la tiré, ya a la segunda vez, ella me jaló el cabello, me caí yo con ella, me jaló el cabello y me dejó rasguños en la cara y en el cuello. Y la tercera fue cuando yo la agarré del cabello y le di tres putazos en la cara y ya, es como un empate", explica en la publicación.

Luego apareció en tercer video que exhibe una nueva pelea de revancha: amigas de la alumna agredida por Jairo Juárez lo tomaron por sorpresa en los pasillos de la escuela y "vengaron" a su compañera.

Medios locales informaron luego que Jairo era víctima de bullying por su orientación sexual, ya que en su cuenta de YouTube publicaba videos sobre maquillaje y hablaba sobre sus preferencias sexuales y comentaba que era gay.

El bullying en su contra se ha extendido hacia las redes sociales, donde se han publicado burlas en su contra.

Al cabo de esta serie, que se viralizó en redes sociales, la Secretaría de Educación de Quintana Roo investigó los hechos para confirmar que las peleas habían sucedido en el plantel del Cecyte.

Ana Isabel Vázquez Jiménez, titular de la secretaría en el estado, aseguró que ya habían tomado medidas al respecto: la expulsión del estudiante que primero golpeó a su compañera.

Carlos Gorocica Moreno, subsecretario de Educación de la Zona Norte del estado, consideró que el alumno ahora expulsado es un peligro.

"El asunto no termina con dar de baja a un alumno. Es un joven que a donde vaya, si lleva este patrón de conducta, es peligroso para él y para los demás" dijo.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL TEMA: