Isidro Meza Flores, el “Chapito Isidro”, nuevo líder del cártel de Los Beltrán Leyva
Isidro Meza Flores, el “Chapito Isidro”, nuevo líder del cártel de Los Beltrán Leyva

Tiene el mismo apodo de uno de sus grandes enemigos. Crecieron en el mismo negocio pero pertenecen a cárteles rivales. Se trata de Isidro Meza Flores ,"El Chapo" o "Chapito Isidro", un sicario que siempre quiso ser llamado el "jefe de jefes" y que ahora encabeza uno de los principales cárteles mexicanos: el de los Beltrán Leyva.

Nació el 9 de junio de 1982 en Estación Bamoa, sindicatura de Guasave, en el estado de Sinaloa. Su nombre empezó a cobrar relevancia en el mundo del narco en el año 2008, cuando autoridades de México y Estados Unidos hicieron pública la estructura del grupo criminal que encabezaba en su ciudad natal.

Al Chapo Isidro, apodo que lo hizo famoso por medir menos de 1,60 de estatura, el liderazgo del cártel no le cayó por sorpresa y su turno llegó luego que fuerzas federales abatieran en febrero de este año al cabecilla Juan Francisco Patrón Sánchez el H2 y a Daniel Silva Gárate, el H9, quien sería el sucesor.

"Por acá se dice que desde muy joven, adolescente, empezó en esto de las drogas y ha ido escalando posiciones. Es otro de los capos que ha salido de Sinaloa y ahora lo que se sabe de él es que va en ascenso", señaló Juan Carlos Ayala Barrón, investigador de la Universidad Autónoma de Sinaloa.

Los gobiernos de México y EEUU lo pudieron ubicar mejor gracias a que en 2011 fue detenido uno de sus lugartenientes, Geovanny Lizárraga Ontiveros, quien aseguró que estaba al frente de todos los grupos que formaban parte del Cártel Beltrán Leyva y que tenía la consigna de arrebatar territorio a "El Chapo" Guzmán, del Cártel de Sinaloa.

Él mismo negociaba con los campesinos la compra de marihuana en la sierra de Sinaloa, por lo que es ampliamente conocido por la comunidad. Incluso, hay quienes dicen que se le ve como alguien cercano.

Una fuente consultada por Infobae contó que su familia, a pesar de que algunos de sus miembros están fichados por Estados Unidos, no está de acuerdo con sus actividades criminales. Se dedican a la agricultura y al pequeño comercio. Su mamá vendía cacahuates y sembraba cerca de un río, pero fue fichada por el FBI.

Otro narco ¿justiciero?

Una de las cosas que siempre se contó de "El Chapo" Guzmán, actualmente preso en Estados Unidos, es que siempre fue cercano a la comunidad, que construyó escuelas, hospitales y daba dinero a quienes lo necesitaban.

El "Chapo Isidro" parece haberle copiado también esa veta, según fuentes consultadas por este sitio. Protege a la gente mayor aunque tenga que enfrentarse a sus parientes: una persona le quería quitar la casa a un anciano en Guasave, pero "se las vio con El Chapito y le dio para atrás con sus planes".

En otra ocasión, el Infonavit –el instituto que en México apoya con créditos para vivienda a los trabajadores- quería sacar de su casa a otra anciana, pero también intervino el capo.

Por otro lado, se le atribuye que Guasave no se haya convertido en una campo más de guerra en el conflictivo estado de Sinaloa, ya que sus sicarios no dejan que entren integrantes de los grupos rivales.

Héctor Beltrán Leyva está preso en México y pelea para evitar su extradición a Estados Unidos
Héctor Beltrán Leyva está preso en México y pelea para evitar su extradición a Estados Unidos

Estas historias se pueden comprobar, según afirmó el investigador de la UAS, "porque es una persona a la que se le conoce mucho; terminó la secundaria aquí en Guasave y luego todavía estando muy chico se metió con la gente de Amado Carillo –el llamado Señor de los Cielos- donde aprendió a usar armas, andar en carreteras, a esconderse", expresó.

Una investigación del sitio mexicano SinEmbargo, publicada en 2013, señaló que al nuevo Chapo siempre le gustó la adrenalina más que el dinero, lo que lo ayudó a controlar el miedo y ejercer el mando ante sus subalternos.

Cuando los hermanos Beltrán Leyva dejan de ser aliados del Cártel de Sinaloa, en 2008, El Chapito permanece con los Beltrán y a partir de entonces empezó a ser vinculado con policías corruptos, según su perfil en la página de Insight Crime. Uno de los hechos de sangre que lo colocaron en el ojo público fue el asesinato y posterior incineración de 16 personas, en Culiacán, Sinaloa.

La DEA lo acusó de dirigir la Red Meza Flores, que involucraba a toda la familia en el envío de cocaína, metanfetaminas, heroína y marihuana a EEUU desde principios de siglo.

El Departamento del Tesoro lo señaló como la mano derecha de Héctor Beltrán Leyva, quien tras la muerte de su hermano Arturo, El Barbas, en diciembre de 2009 durante un enfrentamiento con la Marina. El Departamento del Tesoro se refirió a él como "sicario de elevado nivel" y que "controla ranchos en los cuales se produce la marihuana y la amapola para los Beltrán Leyva".

La herencia del Chapito

Un análisis del gobierno mexicano, citado por SinEmbargo, considera que los hombres de Isidro Meza Flores patrullan los caminos, los poblados y resguardan para su provecho las pistas de aterrizaje en el camino asfaltado hacia la sierra; es decir, las carreteras de Ahome, El Fuerte de Montesclaros y Choix, en Sinaloa.

El Atlas de Defensa y Seguridad en México 2016, elaborado por el Colectivo de Análisis por la Seguridad y Democracia (Casede) que concentra a más de 50 expertos en el tema, ubica al Cártel de los Beltrán Leyva como uno de los nueve más importantes del país y le da el calificativo de estable, es decir, que dentro de sus filas no hay divisiones ni pugnas por el liderazgo.

La misma investigación los ubica con presencia en seis estados: Aguascalientes, Baja California, Guerrero, Morelos, Sonora y Sinaloa, donde se ha aliado con grupos de Los Zetas y remanentes de los Caballeros Templarios. Destacan sus alianzas con grupos que controlan el peligroso estado de Guerrero como Los Rojos, Los Ardillos y el Cártel Independiente de Acapulco.

LEA MÁS: