Ante el avance de la variante Delta, Amazon pospone el regreso a sus oficinas en EEUU para 2022

Un documento interno de la compañía reveló que no reanudarán la presencialidad de sus empleados corporativos hasta el 3 de enero del año que viene

“A medida que continuamos observando de cerca las condiciones locales relacionadas con COVID-19, estamos ajustando nuestra guía para los empleados corporativos” (Foto: EFE)
“A medida que continuamos observando de cerca las condiciones locales relacionadas con COVID-19, estamos ajustando nuestra guía para los empleados corporativos” (Foto: EFE)

Amazon no espera el regreso a la oficina de sus empleados corporativos con base en Estados Unidos hasta el próximo año, debido a la situación crítica del país ante el avance de la variante Delta del coronavirus.

La compañía con sede en la ciudad de Seattle extenderá su período de trabajo desde el hogar hasta el 3 de enero de 2022, según un comunicado interno al que accedieron varios medios estadounidenses. Antes de tomar esta decisión, pensaban que podrían retomar la presencialidad para el 7 de septiembre del 2021.

“A medida que continuamos observando de cerca las condiciones locales relacionadas con COVID-19, estamos ajustando nuestra guía para los empleados corporativos”, dijo la jefa de Recursos Humanos de Amazon, Beth Galetti, en un correo electrónico a los empleados. “Ahora estamos ampliando esta fecha hasta el 3 de enero de 2022”.

Amazon aseguró a la agencia Reuters que la salud de sus empleados era su máxima prioridad y que seguirá cumpliendo con las directrices del gobierno local para un regreso seguro a la oficina. Además, adelantó que requerirá mascarillas dentro de las oficinas, excepto para el personal que pruebe que cuenta con el esquema de vacunación completo.

Amazon no exigirá que los empleados reciban la vacuna COVID-19 antes de regresar a la oficina (Foto: REUTERS)
Amazon no exigirá que los empleados reciban la vacuna COVID-19 antes de regresar a la oficina (Foto: REUTERS)

Estados Unidos está reportando el número promedio diario más alto de infecciones por COVID-19 a nivel mundial, con una cifra cercana a los 100.000. Este aumento de casos, impulsado por Delta, una variante altamente contagiosa, ha llevado a algunas grandes empresas a posponer sus planes de reabrir sus oficinas.

La semana pasada, Alphabet, de Google, había comunicado que extendería su política de trabajo desde casa hasta el 18 de octubre; Facebook informó que requeriría vacunas para los empleados estadounidenses en las oficinas; mientras que Twitter dijo que cerraría los espacios de trabajo que ya había reabierto.

Microsoft también anunció a principios de esta semana que retrasaría la reapertura de su oficina hasta octubre y requerirá que los empleados estén completamente vacunados contra el coronavirus para ingresar.

Sin embargo, a diferencia de Microsoft y Facebook, Amazon no exigirá que los empleados reciban la vacuna COVID-19 antes de regresar a la oficina. Continuará alentando a los empleados a inmunizarse, pero no la requerirá, confirmó el portavoz José Negrete.

Amazon se une a otras grandes empresas que han tomado esa decisión, entre ellas Google, Facebook, Apple y Twitter (Foto: EFE)
Amazon se une a otras grandes empresas que han tomado esa decisión, entre ellas Google, Facebook, Apple y Twitter (Foto: EFE)

60.000 personas trabajan en las oficinas de Amazon en Seattle y Bellevue, sin contar las decenas de miles de empleados corporativos en todo el mundo.

La acción de Amazon una semana después de los anuncios de sus pares ofrece una mirada a la evolución de los protocolos de seguridad durante la pandemia, así como a la batalla por el talento tecnológico.

A principios de este año, la compañía había dicho que planeaba una “cultura centrada en la oficina”, pero pronto actualizó la guía para requerir trabajo en persona tres días a la semana, enfrentando la competencia de nuevas empresas y otros que ofrecen horarios más flexibles.

Seguir leyendo: