Antuna festeja el primer gol mexicano de la noche (Foto: Twitter @miseleccionmx)
Antuna festeja el primer gol mexicano de la noche (Foto: Twitter @miseleccionmx)

La selección mexicana de fútbol se impuso por 3-2 a Martinica en el cierre de la fase de grupos de la Copa de Oro de la Concacaf y, a pesar de que dejó muchas dudas por su bajo nivel ante un rival que le exigió poco y lo complicó mucho, avanzó como líder de su zona y espera por su rival en los cuartos de final.

El equipo dirigido por el argentino Gerardo "Tata" Martino tuvo el peor partido hasta ahora de su ciclo, que inició en este 2019. La racha se extendió a siete partidos con triunfos en siete duelos jugados, pero la sensación que dejó el equipo fue que ha ido de más a menos en los últimos meses.

México se puso en ventaja a través de Uriel Antuna al minuto 29, cuando en el partido no pasaba nada, y con su cuarto gol en el campeonato, se colocó como líder de goleo junto a Lucas Cavallini, que marcó más temprano un "hattrick" en la victoria de Canadá 7-0 ante Cuba.

Los mexicanos consiguieron su tercera victoria consecutiva en la Copa Otro y la octava al mando del Martino (Foto: Twitter @miseleccionmx)
Los mexicanos consiguieron su tercera victoria consecutiva en la Copa Otro y la octava al mando del Martino (Foto: Twitter @miseleccionmx)

Sin embargo, para el complemento, las cosas cambiaron. México, cada vez más espeso, hizo notar su desdén por el partido al dejar de ser intenso por largos tramos. Martinica le hizo pagar su error: en un tiro libre provocado por una falta ingenua de Luis Montes, Kevin Parsemain marcó el empate y mandó el partido a una zona gris (56').

En la confusión, Martinica crecía. La desconcentración mexicana pasó a ser impotencia y el caos reinó durante cinco minutos tras el tanto de Parsemain, goleador histórico de la isla. Sin embargo, México necesitó de muy poco para volver a ponerse en ventaja.

Apurado y herido, el "Tri" se mostró por primera vez en la noche con ansias de ganar. Volvió la hasta entonces desaparecida presión alta, lo que provocó que Carlos Salcedo apareciera en tres cuartos de cancha para asistir a Rodolfo Pizarro, que hizo lo propio con Raúl Jiménez: el delantero del Wolverhampton apenas tuvo que empujar el balón a las redes para restablecer el liderato de su equipo (61').

Antuna es el goleador del torneo junto al canadiense Lucas Cavallini, ambos con cuatro goles (Foto: Especial)
Antuna es el goleador del torneo junto al canadiense Lucas Cavallini, ambos con cuatro goles (Foto: Especial)

El partido volvió a cambiar. México, ya con la ventaja, comenzó a perderse varios goles. Hasta que apareció Fernando Navarro (72') y, con una gran oportunismo, puso el 3-1 ante la floja salida de Löic Chauvet.

Sin embargo, la Martinica más valiente hasta ahora vista en la Copa Oro tenía una vida más. Jordy Delem, su defensa central, marcó el 3-2 en un tiro de esquina (84'), cuando apareció sin marca para cabecear al fondo del arco defendido por Jonathan Orozco.

Los isleños, sin embargo, no encontraron más argumentos para el que hubiese sido el empate más valioso de su historia. En México, Pizarro, Antuna y Jonathan Dos Santos perdonaron el cuarto gol, ante el cada vez más evidente enojo de Martino por el desempeño de su equipo.

Con el argentino al mando, el conjunto azteca tiene números impolutos, aunque no lo demuestre así su nivel de juego: acumula 25 goles a favor y siete en contra en 2019. Se impuso ante Chile, Paraguay, Venezuela y Ecuador en partidos amistosos de preparación y en la Copa Oro goleó a Cuba 7-0, a Canadá 3-1 y a Dominica 3-2.

Martino busca el récord de su antecesor, el colombiano Juan Carlos Osorio, que acumuló nueve triunfos consecutivos. Podrá dar un paso más el próximo sábado con un rival y una sede por determinar.