Hinault: "Pogacar sentenciará el Tour cuando él quiera"

Guardar

Nuevo

Luis Miguel Pascual

Villeneuve-sur-Lot (Francia), 11 jul (EFE).- Bernard Hinault dictó su sentencia tras el paso del Tour por el Galibier. El quíntuple ganador del Tour afirmó allí que el esloveno Tadej Pogacar es el gran favorito para ganar la ronda gala y ahora reitera su pronóstico y asegura que no cree en la "milagrosa" recuperación del danés Jonas Vingegaard.

"Sigo pensando que Pogacar es el gran favorito y que puede acabar con el suspense cuando él quiera", afirma el "tejón" en una entrevista con EFE en la que repasa la rivalidad entre los ganadores de las cuatro últimas ediciones que "hacen vivir un buen momento al ciclismo".

"Para mí la diferencia es muy grande. Pogacar está muy por encima y está jugando con la carrera como a él le gusta", señala el francés.

Hinault asegura que "Pogacar llega a este Tour en un momento enorme y si no tiene más tiempo en la general es porque todavía no ha habido recorrido para que las distancias sean mayores".

Su opinión sobre el desarrollo de la carrera no cambió cuando este miércoles Vingegaard pareció equilibrar las cosas respondiendo a un aque de Pogacar, al que doblegó en el esprint definitivo en la meta de Le Lioran.

"Cuando le vi arrancar en el Galibier me dije que tiene más fuerzas que ninguno y creo que ganara sin problemas. ¿Lo de ayer? No cambia nada mi opinión", afirma el francés.

Hinault no se cree el relato de que Vingegaard vaya a recobrar su mejor estado de forma durante el Tour.

"Nunca he visto a nadie que se recupere durante el Tour. Es una carrera muy exigente que no te deja tiempo para respirar. Todos los días te obliga a ir al fondo de tus energías, no veo dónde puede progresar", asegura el último francés que ha ganado el Tour.

El galo prefiere no entrar en el debate sobre el estado real de forma del danés, acusado por Pogacar de estar minimizando su nivel real.

"Son cosas de la carrera, cada uno trata de sacar ventaja allí donde pueda, pero yo más bien creo que la jugada de teatro la hace cuando la dice que va mejorando", señala.

"Lo que yo veo es que se pasó más de un mes en el hospital en pleno proceso de preparación. Es algo enorme", asegura el campeón francés.

Hinault considera que Vingegaard vivirá un proceso similar al que tuvo el año pasado Pogacar, cuando llegó al Tour corto de kilómetros tras haber sufrido una caída en la Lieja-Bastona-Lieja que redujo su nivel competitivo en la ronda gala.

"Venía con el mismo discurso, que iba a recuperar la forma durante el Tour y al final vimos que lo pagó. Y creo que Vingegaard también terminará pagándolo", señala.

Para el quíntuple vencedor del Tour las esperanzas de Vingegaard de llegar con opciones a la contrarreloj de Niza del último día "son artificiales".

"Es cierto que es una contrarreloj magnífica, que habrá que ser muy fuerte. Pero creo que para entonces ya no habrá suspense", comentó el el "tejón".

El francés, que no oculta su admiración por Pogacar "por su carácter siempre ofensivo", cree que el esloveno "lo tiene todo" para convertirse en el octavo ciclista de la historia que consigue el doblete Giro de Italia-Tour de Francia, algo que él logró en dos ocasiones, 1982 y 1985.

"¿Por qué no podría lograrlo? ¿Acaso es menos fuerte que lo éramos nosotros? No lo creo. Para mí tiene todas las condiciones físicas para conseguirlo. Es un corredor muy completo, fuerte y muy ambicioso", afirma el bretón. EFE

lmpg/ism

Guardar

Nuevo