Un sacerdote y dos policías muertos en una serie de atentados en Daguestán

Guardar

Nuevo

infobae

Un sacerdote ha sido asesinado y dos dos policías han muerto este domingo en una serie de ataques perpetrados en varias ciudades de la región rusa de Daguestán, en el Cáucaso. Entre los objetivos atacados hay dos iglesias, una sinagoga y un puesto de la Policía de tráfico. Sobre las 18.00 horas en la ciudad de Derbent, al sur de Majachkala, individuos no identificados han asesinado a un sacerdote al que han degollado y han prendido fuego a la iglesia y a una sinagoga cercana. Un policía ha muerto y otro más ha resultado herido, informa la televisión pública rusa RBC. El Comité Nacoinal Antiterrorista ruso ha confirmado la muerte del religioso. El ataque ha ocurrido en la calle Lenin, en la Iglesia Ortodoxa de la Intercesión de la Bendita Virgen María, cuando los asaltantes han degollado a un sacerdote de 66 años, el padre Nikolai Kotelnikov. Desspués los atacantes se han desplazado hasta una sinagoga cercana que ha sido también incendiada. El edificio judío ha quedado prácticamente destruido, según medios locales, mientras que el templo cristiano también ha sufrido un incendio de menores proporciones. Los atacantes huyeron en un turismo Volkswagen Polo blanco con matrícula 921, según medios rusos, que informan también de al menos dos atacantes armados abatidos. Por otra parte, en la capital regional, Majachkala, un policía ha muerto y seis personas más han resultado heridas en un ataque con armas de fuego contra un puesto de la policía de tráfico, según ha informado el departamento del Interior de Daguestán en su canal oficial en Telegram. El incidente ocurrió en el centro de la ciudad, en la calle Ermoshkina, donde también hay una sinagoga cerca. Las autoridades han activado una operación jaula para intentar localizar a los responsables. El presidente de Daguestán, Sergei Melikov, ha denunciado un "intento de desestabilizar a la sociedad" y ha pedido calma a la población, mientras en redes sociales circulan ya imágenes de los supuestos atacantes en vídeos cuya autenticidad no ha podido ser verificada. Al menos uno de ellos tiene un callo en la frente vinculado habitualmente al rezo musulmán. En la noche del 29 al 30 de octubre del año pasado una turba intento atacar a los viajeros de un vuelo procedente de Tel Aviv en represalia por la ofensiva militar israelí sobre la Franja de Gaza. Los asaltantes irrumpieron en la pista del aeropuerto y más de 200 fueron detenidos. Hasta 20 personas resultaron heridos, incluidos nueve policías. Ninguno de ellos era ciudadano israelí, según confirmó entonces el embajador israelí en Rusia, Alexander Ben Zvi.

Guardar

Nuevo