Orbán replica el lema de Trump para la presidencia húngara del Consejo de la UE

Guardar

Nuevo

infobae

El Gobierno de Viktor Orbán ha esbozado este martes sus prioridades para la presidencia de turno del Consejo de la UE, que Hungría ostentará en el segundo semestre del año, y ha recuperado como lema una adaptación del que ya utilizó en su día el magnate estadounidense Donald Trump para llegar a la Casa Blanca: "Hacer Europa grande de nuevo". Hungría tomará el 1 de julio las riendas de manos de Bélgica, en un momento clave marcado por el inicio de la nueva legislatura en la Eurocámara y el incipiente reparto de altos cargos. Durante este segundo semestre, de "transición", las autoridades húngaras están llamadas a liderar las negociaciones en asuntos clave para los Veintisiete. El relevo entre presidencias llega en esta ocasión marcado por la polémica, habida cuenta de que Orbán no ha terminado de romper lazos con Rusia tras la invasión militar de Ucrania y de las dudas que generan los retrocesos en materia de Estado de Derecho, hasta el punto de que el Parlamento Europeo expresó en una resolución a comienzos de año su temor a un impacto negativo del papel de Hungría dentro del funcionamiento de la UE. El ministro de Asuntos Europeos, Janos Boka, ha reconocido ante los medios que se trata de un periodo "muy difícil", marcado desafíos como la guerra en Ucrania pero también por una "sensible" situación de seguridad y las discrepancias en materia de política migratoria, un tema este último en el que Budapest se ha enfrentado abiertamente a Bruselas. De hecho, "tener una mejor protección de las fronteras externas, atajar las causas que originan la migración y mejorar la política de retornos" figura entre las "prioridades" expuestas por Boka, que confía también en lograr avances para mejorar la competitividad del bloque o dar pasos en materia de ampliación. El ministro ha explicado que el lema elegido resume lo que espera que sea una presidencia "activa", bajo la premisa de que "juntos somos más fuertes que por separado", y Europa puede convertirse en un "actor global" de primer nivel. El logotipo, por su parte, imita el cubo de Rubik, inventado por el húngaro Erno Rubik. CAMBIO EN BRUSELAS La irrupción de Hungría como presidenta de turno llega en un momento marcado por el cambio en los 'top jobs', como se conoce en la jerga comunitaria a los altos cargos de la UE. El lunes, tras la cena informal de líderes en la que se tantearon los futuros nombramientos, Orbán criticó a populares, socialdemócrata y liberales por no tener en cuenta las opiniones de los grupos de ultraderecha, que son ahora "más fuertes". Boka ha aclarado no obstante que Budapest no tiene ninguna "objeción" a los nombres de António Costa, Kaja Kallas y Roberta Metsola, favoritos para algunos de estos puestos, si bien el Gobierno de Orbán nunca ha ocultado su recelo por la figura de la conservadora alemana Ursula Von der Leyen, que aspira a la reelección como presidenta de la Comisión Europea.

Guardar

Nuevo