La tecnología de la Fórmula Uno y de la Copa se enfrentarán en Barcelona

Guardar

Nuevo

Barcelona, 18 jun (EFE).- La Copa del América, la competición de vela más importante del mundo, está en plena revolución tecnológica con la llegada de los 'foils' (hidroalas) y diseños más aeronáuticos que náuticos, lo que ha provocado la llegada de la Fórmula Uno a la vela con aportaciones realmente importantes que han cambiado la competición.

Los equipos más importantes de la Fórmula Uno se han volcado en varios de la Copa del América. Así, Mercedes, Red Bull, o Alpine, entre otros, han aportado, en unos casos más, y en otros menos, su alta tecnología a diferentes equipos para lograr el máximo rendimiento de sus AC75 (monocascos con 'foils' de 22,90 metros de eslora), con los que competirán en Barcelona.

Así, Red Bull Racing, que va camino de su octavo título mundial consecutivo con Max Verstappen al volante, comparte tecnología con el Alinghí suizo. También INEOS Britannia, propiedad del magnate de la industria química Sir Jim Ratcliffe y que es copropietario del equipo de Fórmula Uno Mercedes AMB, ha utilizado, de manera importante, ingeniería de ese equipo.

Aunque el Emirates Team New Zealand, cuatro veces ganador de la Copa y defensor del título en Barcelona, no tiene relación con ningún equipo de Fórmula Uno, sí que su jefe de diseño e ingeniería, el inglés Dan Bernasconi, de 50 años, llegó al equipo kiwi después de estar seis años (1998-2004) en el equipo McLaren de F1, con quien ganó dos Mundiales.

Bernasconi se licenció en Ingeniería en la Universidad de Cambridge y se doctoró en Modelado Matemático y Aerodinámica en la Universidad de Southampton. Tras competir en la Copa del América de 2007 en el equipo alemán United Team Germany y pasar al Alinghí suizo (2007-2010), llegó al Team New Zealand, donde se ha convertido en una leyenda.

Sobre este cambio, apuntó: "Sin duda nos enfrentamos a enormes recursos en comparación con los equipos asociados con la Fórmula Uno. Tienen mucha experiencia, capacidad y pruebas a las que nosotros no tenemos acceso".

El codirector general del Alinghi Red Bull Racing, arquitecto e ingeniero naval talo-suizo Silvio Arrivabene, ganó dos Copas en la primera etapa de Alinghi (2003-2007), pasando a American Magic (2017-2021) para después, la anterior edición, volver a Alinghí.

Sobre la relación con el equipo de Tecnologías Avanzadas del Red Bull Racing de Formula Uno, reconoció: "Yo diría que existe una cooperación total sobre un tema determinado que desarrollamos conjuntamente, por lo que algunos de nuestros ingenieros o diseñadores cooperaron con algunos de sus ingenieros o diseñadores".

El caso del INEOS Britannia ha sido totalmente distinto, ya que su AC75 fue sacado de su astillero Carrington Boats en Hythe, Hampshire, y llevado a las instalaciones del equipo Mercedes-AMG F1 en Brackley (Reino Unido).

Una diferencia clave fue que desde el barco los tripulantes podían hablar directamente con los ingenieros en Brackley para encontrar las respuestas a sus preguntas en el acto.

El director técnico del INEOS Britannia, el ingeniero aeroespacial Jim Allison, ocupa el mismo puesto en el equipo Mercedes F1 y, ha pasado por equipos como Benetton, Ferrari o Renault, y haber sumado una decena de títulos mundiales.

Geoffrey Willis, director técnico del INEOS Britannia, lo es también del departamento de Ciencias Aplicadas de Mercedes F1, y desempeña otro papel clave en la entrada de la Fórmula Uno en la Copa.

El equipo italiano Luna Rossa Prada Pirelli, finalista en la edición de 2021 en Auckland y su director técnico Max Sirena, comentó en su día: "No tenemos ninguna implicación con el mundo de la F1. Habíamos explorado algunas posibilidades con ellos, pero nos dimos cuenta de que no había lugar para una asociación fructífera".

También el 'American Magic' estadounidense ha desarrollado su proyecto de AC75 sin recurrir a la experiencia de un equipo de Formula Uno", y ha mantenido su asociación con la empresa estadounidense TSI Incorporated, líder del sector en el diseño y producción de instrumentos y soluciones de medición de precisión.

Por otro lado, aunque cuenta con el patrocinio de la marca de automóviles deportivos Alpine del fabricante de automóviles Renault, y tiene un equipo de Fórmula Uno, por lo que se sabe hasta hoy el desafiante francés Orient Express Racing tampoco tiene una relación técnica con el equipo Alpine. EFE

1010560

srb/jpd

Guardar

Nuevo