Boric exige a Milei la retirada de unos paneles militares que traspasaron la frontera

Guardar

Nuevo

infobae

Santiago de Chile, 17 jun (EFE).- El presidente de Chile, Gabriel Boric, exigió este lunes a Argentina que retire de manera inmediata una serie de paneles solares instalados en una base militar próxima a la frontera sur entre ambos países y que han penetrado tres metros en territorio chileno.

Durante su visita oficial a Francia, el mandatario chileno reveló que había comentado brevemente la polémica con su colega argentino, Javier Milei, y que el mensaje de Chile era claro: “es un principio básico del respeto entre países y que, por lo tanto, deben retirar esos paneles solares a la brevedad o lo vamos a hacer nosotros”.

"Se lo comenté al presidente Milei, me señaló que se lo iba a mandatar a su ministro de Relaciones Exteriores. Yo me imagino que no vamos a tener problemas al respecto (…) Lo que exigimos es que esto se resuelva en el más breve plazo posible. E insisto, si no, lo vamos a hacer nosotros”, dijo Boric a periodistas en París.

“Con Argentina tenemos una excelente relación entre estados y es importante mantener esa relación y no hacer escaladas de declaraciones, ni tratar de ponernos creativos respecto a esto. Acá lo que hay que hacer es respetar las fronteras, eso es lo que estamos exigiendo respecto a nuestro territorio”, recalcó.

En la misma línea se expresó horas después la ministra portavoz del Gobierno chileno, Camila Vallejo, quien respondió al embajador de Argentina, Jorge Faurie, que Chile no estaba dispuesto a esperar hasta el verano, como el diplomático argentino solicitó, para que se retiren los controvertidos paneles instalados en el 'Puesto de Vigilancia y Control de Tránsito Marítimo Hito 1'.

Vallejo admitió que Chile había escuchado las explicaciones dadas por Argentina en las que apuntaba a que se trató de un simple error pero señaló que "los temas de soberanía territorial son delicados. Sobre todo, cuando hablamos de una infraestructura de una base militar, no es cualquier infraestructura”.

“Independientemente de la excusa, uno esperaría que este error se repare a la brevedad, y si no vemos esa acción, efectivamente estamos en todo nuestro derecho a hacerlo nosotros mismos, como país”, dijo la ministra en declaraciones a una radio local.

La retirada, en su opinión, debe producirse “durante las próximas semanas, meses, pero esperar hasta el verano es mucho tiempo (…) eso lo verá el presidente Boric con Cancillería”.

“Es un error preocupante tenemos distintos niveles, y creemos que esto se puede resolver fácilmente”, zanjó.

Guardar

Nuevo