Estados Unidos atribuye a hutíes los ataques con misiles en las costas de Yemen

Guardar

Nuevo

El Cairo, 10 jun (EFE).- Estados Unidos atribuyó este lunes a los rebeldes hutíes del Yemen los últimos misiles lanzados en la zona del Golfo de Adén, de los cuales tres de ellos alcanzaron buques mercantes, dijo en un comunicado a través de la red social X el Comando Central de los Estados Unidos (en inglés USCENTCOM).

Según la nota, dos misiles balísticos fueron disparados desde áreas controladas por los hutíes y uno de ellos alcanzó un buque liberiano, que continuó su camino sin heridos, mientras que el otro fue destruido antes de alcanzar su objetivo.

En otro incidente, un "proyectil" y un misil de crucero alcanzaron un buque de carga con bandera de Antigua y Barbuda de propiedad alemana, que pesar de los daños, continuó su travesía sin registrar heridos.

La Marina británica informó este domingo de que un barco fue atacado con un "proyectil no identificado" frente a las costas del Yemen, si bien aseguró que los miembros de "la tripulación están a salvo".

Como respuesta a estos ataques, las fuerzas del USCENTCOM destruyeron un sistema aéreo no tripulado sobre el Golfo de Adén y neutralizaron dos misiles de crucero y un lanzador de misiles controlados por los hutíes, informó la nota.

En ese sentido, el Comando Central aseguró que estos eventos presentan una "amenaza inminente para los EE.UU.", y que estas acciones se tomaron para "hacer que las aguas internacionales sean más seguras para los buques estadounidenses, de la coalición y mercantes".

Los rebeldes hutíes de Yemen, con el apoyo de Irán, han reivindicado decenas de ataques con misiles y drones contra buques mercantes en el mar Rojo y en el Arábigo desde mediados de noviembre, acusándolos de tener vínculos con Israel, en represalia por los ataques israelíes en Gaza.

En las últimas dos semanas, sus acciones contra la navegación se han intensificado, mientras que Estados Unidos y Reino Unido han aumentado los bombardeos contra posiciones hutíes con el fin de proteger la navegación en el Mar Rojo. EFE

rml/amr/ig

Guardar

Nuevo