Adobe aclara que no se apropiará de las creaciones en sus servicios ni las usará para entrenar la IA

Guardar

Nuevo

Adobe ha aclarado que no se apropiará del trabajo de sus usuarios y que no entrenará modelos de Inteligencia Artificial (IA) como Firefly Gen con estos contenidos, una confirmación que llega después de un cambio en sus políticas de uso que ha resultado en críticas por parte de quienes utilizan sus herramientas. Usuarios de la plataforma mostraron su indignación hace unos días cuando la compañía modificó sus términos y condiciones, ya que obligaba a aceptarlos para poder continuar utilizando sus servicios. En caso de no hacerlo, los bloqueaba e impedía acceder a ellos. Con este cambio, la compañía se atribuía el derecho de poder acceder a las creaciones de usuarios de servicios como Photoshop "a través de métodos tanto automáticos como manuales, como la revisión de contenido". Asimismo, Adobe indicaba en sus nuevas políticas que "con el fin de operar o mejorar" sus servicios y su 'software', al aprobar estas condiciones, los usuarios otorgaban a la empresa "una licencia no exclusiva, mundial, sublicenciable y libre de regalías para usar, reproducir, mostrar públicamente, distribuir, modificar y crear trabajos derivados", tal y como recogió en su momento 9to5Mac. Creadores como el artista Sam Santala o el director de cine Duncan Jones compartieron su desacuerdo a través de redes sociales. "No se puede confiar en Adobe", dijo el diseñador Wetterschneider en su cuenta de X. Otros usuarios indicaron que desinstalarían los programas de Adobe aunque, en ese caso, la marca tampoco permitía borrar sus servicios sin aceptar sus nuevas condiciones de uso, según una actualización de este mismo medio. Como resultado de las críticas, Adobe señaló en un comunicado que "esta política existe desde hace muchos años" y que acceder al contenido de los usuarios "por varios motivos". Entre otros, para tomar acciones contra el material prohibido. Con ello, aclaró que "no accede, ve ni escucha contenido almacenado localmente en el dispositivo de ningún usuario". Ahora, en un comunicado oficial ha explicado que compartió la actualización de sus políticas de uso para "ser más claro acerca de las mejoras en los procesos de moderación" que tiene implementados y ha aclarado los puntos que han generado indignación entre los usuarios. En primer lugar, ha aclarado que la firma necesita acceso a los contenidos de los usuarios para que sus aplicaciones y servicios realicen acciones como la de crear miniaturas de estos archivos. Asimismo, ha señalado que se necesita acceso para ofrecer algunas de sus funciones basadas en la nube. Asimismo, ha indicado que puede utilizar tecnología y otros procesos, como la revisión humana, para detectar ciertos tipos de contenido ilegal o de comportamientos abusivos. Por último, ha matizado que sus compromisos con los clientes de la marca "no han cambiado" y que no emplea las creaciones de sus clientes para entrenar modelos de IA como Firefly Gen AI, ya queen este caso concreto, se entrenan en un conjunto de datos de contenido con licencia, como Adobe Stock, así como contenido de dominio público. En esta línea ha subrayado que "nunca asumirá la propiedad del trabajo de un cliente" y que aloja contenido para permitirles emplear sus 'apps' y servicios.

Guardar

Nuevo