El periodismo y el teatro rinde homenaje a Marie Colvin, corresponsal asesinada en Siria

Guardar

Nuevo

Barcelona, 24 abr (EFE).- Marie Colvin, corresponsal de guerra estadounidense asesinada en Siria en 2012, es la protagonista del monólogo que interpreta en El Maldà de Barcelona la actriz Laura Aubert, que esta semana rinde un homenaje especial a la periodista fallecida con actividades posfunción.

La corresponsal de TV3 Txell Feixas y la fotoperiodista Anna Surinyac son algunas de las periodistas que estuvieron presentes en el coloquio celebrado tras la representación de esta obra que se estrenó en el Teatre Nacional de Catalunya (TNC) y ahora recupera El Maldà, "en un momento en el que la guerra de Gaza da un nuevo sentido a las palabras de Colvin", según la actriz Laura Aubert.

La intérprete que da vida a la reportera del Sunday Times recordó a EFE que Colvin murió en la ciudad de Homs, mientras cubría la guerra de Siria de 2012 y que la obra de teatro "resuenan con nueva fuerza" estos días porque "nos conecta con lo que está pasando en Gaza".

En la misma línea se pronunció durante el coloquio Feixas, que considera la obra "un homenaje a todos los periodistas que están trabajando en ese campo de concentración a cielo abierto que es hoy en día la Franja de Gaza".

La obra, que en TNC se estrenó bajo el título "Testimonio de guerra" y el El Maldà como "Desde el ojo del huracán", repasa la vida de esta mujer que, aunque nació en Nueva York, fue una leyenda del periodismo británico.

Aubert revive en escena el episodio en el que perdió el ojo izquierdo a causa de la explosión de una granada en la guerra civil de Sri Lanka.

"Vale la pena", dijo Colvin tras el suceso. Una frase que define la importancia que para ella tenía el periodismo como testimonio incómodo de las catástrofes humanitarias.

"Uno de los objetivos de la obra -aclara Aubert- es rendir homenaje al trabajo de los periodistas en situaciones de conflicto, explicar como trabajan y por qué es importante su labor".

Otro de los objetivos es denunciar la barbarie de las guerras porque, "tal como decía Colvin, todas están llenas de dolor, muerte y destrucción", parafrasea Aubert.

A pesar de que el relato de la protagonista de la obra conecta con cualquier guerra, la de Siria es la que está más presente en el montaje porque "ella era especialista en Oriente Medio y fue allí donde murió".

Sus relatos sobre mujeres que dan a luz bajo las bombas, niños que llegan muertos al hospital y jóvenes que se juegan la vida para conseguir comida ocurrieron en Siria, "pero son tremendamente parecidos a los que están teniendo lugar hoy en día en Gaza".

La vida de Marie Colvin ya inspiró una película y varios libros, pero Aubert y el director Pau Carrió han querido relatarlo con los instrumentos del teatro para incidir en algo importante para ellos: "concienciar sin culpabilizar".EFE

rod/rf