Un ferry danés se ve obligado a realizar una maniobra evasiva para no chocar con un buque ruso

Compartir
Compartir articulo
infobae

La compañía danesa Molslinjen, que opera servicios de ferry entre las islas del país escandinavo, ha informado este viernes de que una de sus embarcaciones ha tenido que realizar una maniobra evasiva para no chocar con un buque de guerra ruso. La embarcación danesa se dirigía desde un puerto de la isla de Selandia hacia Aarhus, en la plataforma continental, cuando se vio obligado a dar un giro de 360 grados para evitar acercarse demasiado al buque ruso, recoge 'Jyllands Posten'. Según ha informado el director de comunicación de Molslinjen, Jesper Maack, el capitán del ferry ha tratado de ponerse en contacto con el navío ruso, pero ha sido imposible entablar conexión por radio, por lo que la embarcación danesa ha optado por seguir el procedimiento de seguridad y llevar a cabo una maniobra evasiva a una distancia segura del buque de guerra. El propio Maack ha restado importancia al asunto señalando que el incidente "no ha sido dramático" y que ninguno de los pasajeros del ferry ha resultado herido. El Centro de Operaciones de Defensa de Dinamarca ha confirmado el incidente, si bien se desconoce cuán cerca pasó un barco del otro. Estas fuentes inciden en que, según se ha planteado la situación, tendría que haber sido la embarcación rusa la que realizara las maniobras necesarias para evitar la colisión, pero esto no ha ocurrido así, y el ferry danés ha optado por actuar. El incidente ha sido denunciado ante la Autoridad Marítima Danesa. Según fotografías compartidas por algunas de las personas a bordo del fery y recogidas por el citado diario, el otro navío involucrado en el incidente es un buque de guerra ruso de categoría 'Neustrashimi', una clasa de grandes fragatas construidas originalmente para la Marina soviética y que en algunos casos sirven todavía para la Flota rusa del Báltico.