TSMC gana 6.511 millones de euros en el primer trimestre, un 8,8% más, y avanza que la IA impulsa la demanda

Compartir
Compartir articulo
infobae

Taiwan Semiconductor Manufacturing (TSMC), uno de los mayores fabricantes mundiales de microchips y proveedor de Apple y Nvidia, obtuvo un beneficio neto atribuido de 225.221 millones de dólares taiwaneses (6.511 millones de euros) en el primer trimestre del año, lo que implica una subida del 8,8% respecto del resultado contabilizado al inicio de 2023. Las ventas netas se situaron en los 592.644 millones de dólares taiwaneses (17.132 millones de euros), un 16,5% más que doce meses antes. Segmentado por tipo de tecnología, la facturación de chips de 3 nanómetros representó el 9% de los ingresos por obleas; los de 5 nanómetros, el 37%; y los de 7 nanómetros, el 19%. Así, las tecnologías avanzadas, definidas como 7 nanómetros o menos, acapararon el 65% de los ingresos. Por plataformas, la computación del alto rendimiento brindó el 46% de los ingresos totales, seguido de los 'smartphones' (38%), el Internet de las Cosas (6%), la automoción (6%), la electrónica digital de consumo (2%) y otras áreas (2%). Del lado de la procedencia geográfica, América del Norte acaparó el 69% de la facturación, China un 9%, Japón un 6%, el resto de Asia-Pacífico un 12%, y, por último, Europa, Oriente Medio y África fueron responsables del 4% restante. TSMC incurrió en unos gastos totales, entendidos estos como la suma de los costes de producción, I+D, venta, generales y administrativos, que crecieron un 23,8% en comparación con el periodo de enero a marzo de 2023 tras alcanzar los 343.496 millones de dólares taiwaneses (9.930 millones de euros). "Nuestra actividad en el primer trimestre se vio afectada por la estacionalidad de los teléfonos inteligentes, aunque fue parcialmente compensada por la continua demanda de HPC [computación de alto rendimiento]", ha explicado el vicepresidente sénior y director financiero de TSMC, Wendell Huang. De cara al segundo trimestre de 2024, Huang ha avanzado que la fuerte demanda de chips de 3nm y 5nm se verá en parte contrarrestada por la estacionalidad de los 'smartphones'. Así, TSMC espera alcanzar unas ventas de entre 19.600 y 20.400 millones de dólares estadounidenses (18.366 y 19.115 millones de euros), por encima del consenso del mercado, y un margen operativo de beneficios del 40% al 42%. "La demanda es muy alta, extremadamente alta, y haremos todo lo posible por aumentar nuestra capacidad para paliar la escasez", ha asegurado en una conferencia con analistas el consejero delegado de TSMC, C.C. Wei, sobre la demanda de inteligencia artificial (IA). "Probablemente no se logrará este año, pero para el próximo lo intentaremos con todas nuestras fuerzas", ha añadido. La multinacional también ha recordado que en febrero anunció el reparto de un dividendo por el cuarto trimestre de 2023 de 3,50 dólares taiwaneses (0,10 euros) pagadero el 11 de julio a todos los tenedores que figuren como tal el 19 de junio. INVERSIONES EN ESTADOS UNIDOS El Departamento de Comercio de Estados Unidos informó el pasado 8 de abril de un acuerdo con TSMC para proporcionarle hasta 6.600 millones de dólares estadounidenses (6.184 millones de euros) en financiación directa y otros 5.000 millones de dólares (4.685 millones de euros) en forma de créditos al amparo de la Ley Chips y Ciencia por la construcción de una tercera planta de producción en Arizona. En este sentido, además de los dos centros actualmente en construcción en dicho Estado, TSMC confirmó sus planes para levantar una tercera fábrica. A medida que la compañía avanza en la finalización de su primera fábrica y continúa con la construcción de la segunda, la tercera factoría elevará el gasto de capital de TSMC en Phoenix a más de 65.000 millones de dólares (60.906 millones de euros).