ONU denuncia que al menos 8 mezquitas fueron atacadas en Gaza durante el fin del Ramadán

Compartir
Compartir articulo

Ginebra, 16 abr (EFE).- Al menos ocho mezquitas fueron atacadas en Gaza por las Fuerzas de Defensa de Israel durante las festividades del fin del Ramadán (Eid al-Fitr) la semana pasada, denunció este martes la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos, quien reiteró su preocupación por la crisis humanitaria que sufre la Franja.

Las mezquitas atacadas estaban situadas en la capital gazatí y en el campo de refugiados de An Nuiserat, en el centro de la franja, indicó en rueda de prensa en Ginebra la portavoz de la oficina de la ONU Ravina Shamdasani.

Recordó por otro lado que desde el inicio del conflicto al menos 534 mezquitas han sido destruidas o han sufrido daños en Gaza, pese a que son lugares protegidos por el derecho internacional en tiempos de guerra.

"Ninguna zona de Gaza se ha salvado de los bombardeos de Israel", subrayó la portavoz, quien agregó que la semana pasada las hostilidades se han intensificado en la zona media de la franja, forzando a unas 10.000 personas a huir de An Nuserat y áreas cercanas.

Shamdasani también denunció una escalada de violencia en Cisjordania, donde continúan produciéndose "olas de ataques por parte de cientos de colonos israelíes, a menudo acompañados o apoyados por las Fuerzas de Defensa".

La oficina que dirige el alto comisionado Volker Türk ha recibido informes de recientes ataques en múltiples localidades de Cisjordania, incluyendo en las gobernaciones de Ramala, Nablús, Hebrón o Belén.

"Decenas de palestinos fueron heridos, algunos por armas de fuego, a manos de colonos o de las Fuerzas de Defensa de Israel mientras cientos de viviendas y otros edificios, así como vehículos, fueron incendiados", denunció la portavoz.

"Urgimos a todos los Estados con influencia a que hagan todo lo que esté en sus manos para detener la cada vez más terrible crisis de derechos humanos y humanitaria en Gaza, la creciente violencia de los ataques en Cisjordania, y frenar el cada vez mayor riesgo de una escalada del conflicto en Oriente Medio", resumió Shamdasani. EFE

abc/jgb