Azerbaiyán pide a la CIJ que rechace la demanda de Armenia sobre limpieza étnica en Nagorno Karabaj

Compartir
Compartir articulo
infobae

Azerbaiyán ha pedido este lunes a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que desestime la demanda de Ereván de imponer medidas provisionales contra Bakú por haber llevado a cabo una "limpieza étnica" en la región de Nagorno Karabaj. El viceministro de Exteriores de Azerbaiyán, Elnur Mammadov, ha argumentado ante el tribunal de Naciones Unidas que la decisión de Armenia de invocar el artículo 22 de la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial (CERD) es "prematura". En este sentido, ha defendido durante su turno de palabra que Armenia ha fallado en entablar negociaciones con Azerbaiyán al respecto y que Ereván ha utilizado el proceso ante la CIJ para "emprender una campaña en los medios de comunicación" contra Bakú. "La segunda objeción preliminar de Azerbaiyán es que, incluso si se cumple la condición previa de la negociación, varios elementos de la solicitud de Armenia quedan fuera de la competencia material del tribunal", ha agregado. Mammadov también ha explicado que los territorios azerbaiyanos "fueron invadidos ilegalmente entre 1991 y 1994 y más tarde ocupados por Armenia durante más de 30 años, en violación de múltiples resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU". Armenia presentó en septiembre de 2021 una petición ante el máximo tribunal de Naciones Unidas para imponer medidas cautelares contra Azerbaiyán por incitar "durante décadas" discursos del odio contra los armenios y, como resultado de esta política patrocinada por el estado, la población sufrió un "discriminación sistémica, asesinatos en masa, torturas y otros abusos". Incluso después del alto el fuego que entró en vigor en 2020 entre las partes, "Azerbaiyán siguió cometiendo asesinatos, torturas y otros abusos contra prisioneros de guerra, rehenes y otras personas detenidas", reza el escrito presentado entonces por Ereván. Asimismo, acusaba a Azerbaiyán de destruir, borrar y falsificar "sistemáticamente" la cultura armenia a través de la demolición de monumentos armenios culturales, religiosos e históricos. Nagorno Karabaj es un territorio de unos 4.400 kilómetros cuadrados en el Cáucaso Sur recuperado por Azerbaiyán en una ofensiva militar de apenas 24 horas iniciada el pasado 19 de septiembre, tras las guerras entre 1988 y 1994 y la de 2020. Armenia aseguró a finales de septiembre de 2023 que 88.000 personas tuvieron que desplazarse huyendo de la región tras la toma del control de la zona por parte del Ejército de Azerbaiyán, lo que suponía alrededor de dos tercios de la población con la que contaba el territorio antes de la ofensiva.