Biden se reúne con los principales líderes del Congreso de EEUU para intentar desbloquear la ayuda a Ucrania

Compartir
Compartir articulo
infobae

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, se han reunido este martes con los principales líderes del Congreso para intentar desbloquear la ayuda a Ucrania y evitar un cierre de Gobierno a principios de marzo. "Creo que las consecuencias de la inacción diaria en Ucrania son nefastas", ha subrayado Biden en el encuentro, alertando además de que un cierre de gobierno debido a las diferencias entre las partes "dañaría significativamente a la economía", según ha recogido Bloomberg. A la reunión han asistido el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Mike Johnson; el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Chuck Schumer; el líder de la minoría republicana en la Cámara Alta, Mitch McConnell, y el líder de la minoría demócrata en la Cámara Baja, Hakeem Jeffries. Johnson ha defendido que el Congreso está trabajando "de buena mano" y "a contrarreloj" cada día para sacar adelante todas las iniciativas. No obstante, ha vuelto a reiterar que "la primera prioridad" ahora es la política migratoria. "Se lo he dicho nuevamente hoy en persona, como se lo he dicho muchas veces (a Biden) en público y en privado durante las últimas semanas. Es hora de actuar. Esto es una catástrofe y debe parar", ha dicho, asegurando que la población estadounidense también tiene como prioridad la gestión de la frontera con México. Más tarde, la Casa Blanca ha emitido un comunicado en el que afirma que "el único camino a seguir es a través de proyectos de ley de financiación bipartidista que beneficien al pueblo estadounidense y estén libres de políticas extremas". El Senado aprobó un paquete de medidas relativas a la seguridad nacional que incluye ayudas para Ucrania, Israel y Taiwán, si bien Johnson se ha negado a debatir el texto para su aprobación final alegando que la prioridad es la política migratoria. El paquete son más de 95.000 millones de dólares (87.700 millones de euros) en ayudas, de los cuales dos terceras partes, alrededor de 60.000 millones de dólares (55.400 millones de euros), están destinados a Ucrania.