Fraudes, agresiones machistas y asalto al Capitolio, la veintena de causas contra Trump

Compartir
Compartir articulo

Redacción Central, 16 feb (EFE).- El expresidente de EE.UU. Donald Trump mantiene abiertas en su contra más de una veintena de causas, tanto civiles como penales, e investigaciones por asuntos relacionados con sus negocios, por agresión a mujeres o por el asalto al Capitolio el 6 de enero de 2021.

Este viernes un juez de Nueva York condenó al exmandatario (2017-2021) a pagar una multa de 350 millones de dólares por varios casos de fraude en su empresa familiar, la Organización Trump, El magistrado Arthur Engoron también limitó la capacidad de Trump de hacer negocios en ese estado durante los próximos años, en una sentencia que la defensa del expresidente previsiblemente recurrirá.

Ya el pasado jueves, el expresidente republicano sufrió un revés al conocer que será el primer inquilino de la Casa Blanca en ser juzgado en una causa penal por el soborno a la actriz Stormy Daniels. El inicio del proceso se ha fijado para el próximo 25 de marzo.

En su inmediato calendario procesal, en unos meses también deberá afrontar cargos federales en Florida por su manejo de documentos clasificados tras abandonar la presidencia, más otro caso en Georgia por sus intentos de revertir los resultados electorales.

Delitos económicos

En el marco económico, denuncias de fraude fiscal, evasión de impuestos y estafa están vinculadas a su nombre y su corporación.

En el delito por el que fue condenado este viernes, la Fiscalía General de Nueva York lo acusaba a él, a su empresa y a varios de sus hijos de manipular de manera fraudulenta el valor de los activos de la empresa familiar durante años para solicitar préstamos y lograr exenciones de impuestos.

Las empresas Trump Corporation y Trmp Payroll Corporation fueron condenadas en enero de 2023 por un juez del Tribunal Supremo de Nueva York a pagar una multa de 1,6 millones de dólares por evasión de impuestos. Sin embargo, ni el expresidente ni sus familiares fueron inculpados directamente en aquella ocasión.

Hace cinco años, en septiembre de 2019, su sobrina Mary Trump le presentó una demanda por un presunto fraude en su herencia inmobiliaria.

Investigaciones de índole sexual

La imagen pública de Trump ha estado salpicada por dos famosos casos con trasfondo sexual, el caso Stormy Daniels y el de ‘Elizabeth Jean Carroll’.

El ‘caso Stormy Daniels’ , pendiente de juicio, tiene su origen en 2006 y ha tenido un tortuoso recorrido en el que se mezclan el sexo, la fama, el dinero y el engaño. Trump está acusado de varios delitos en relación con los 130.000 dólares que pagó a Daniels durante la campaña presidencial de 2016 para ocultar un 'affaire' que habían tenido diez años antes, un pago que fue ocultado con la colaboración de su abogado, Michael Cohen.

Por su parte, por el ‘caso Elizabeth Jean Carroll’ se ha convertido en el primer expresidente en ser condenado por la vía civil (no penal) tras ser encontrado culpable de abuso sexual y difamación en la demanda interpuesta por la escritora E. Jean Carroll. Un jurado federal de Nueva York le condenó el pasado enero a pagar 83 millones de dólares a Carroll.

La escritora E. Jean Carroll había presentado dos denuncias civiles contra Trump, una por difamación y otra por una violación que habría ocurrido en los vestidores de la tienda Bergdorf Goodman de la Quinta Avenida a mediados de la década de 1990.

Causas por el asalto al Capitolio en 2021

Las causas políticas son las que afectan más directamente a su carrera presidencial de este año. Son varias los sumarios a los que se enfrenta por los sucesos del 6 de enero de 2021, cuando miles de sus seguidores asaltaron el Capitolio de EE.UU. para evitar que se ratificase la victoria electoral del actual presidente, el demócrata Joe Biden. Estos trágicos acontecimientos dejaron cinco muertos y cerca de 140 agentes heridos.

Trump fue imputado en agosto de 2023 por un gran jurado de Washington DC por cuatro cargos distintos de conspiración. De ellos se declaró no culpable ante un tribunal federal del Distrito de Columbia.

El 1 de diciembre, el Tribunal de Apelaciones de ese Distrito anunció que Trump no tenía inmunidad y que podía ser demandado por lo civil y esta misma instancia falló el pasado 6 de febrero en igual sentido respecto a su responsabilidad penal.

Por este caso del asalto al Capitolio debe responder a tres demandas. Una primera de la Asociación Nacional para el Avance de los Pueblos de Color (NAACP) y el congresista demócrata Bennie Trhompson por incitar a la multitud; otra de siete policías que participaron en la defensa del Capitolio y fueron agredidos, y la última por la viuda del policía Brian Sichnick, muerto en aquellos sucesos.

A todo ello se suma que Trump fue expulsado en diciembre de 2023 por el Tribunal Supremo del estado de Colorado de las primarias republicanas por su papel en el asalto al Capitolio. El Supremo de EEUU debe todavía tomar una posición al respecto.

En el estado de Georgia se enfrenta desde agosto de 2023 a la imputación de trece cargos por supuestamente intentar manipular los resultados de las elecciones de 2020 en ese estado.

En esa causa se encuentran imputadas otras 18 personas, entre otras Rudy Giuliani, su exabogado y exalcalde de Nueva York, así como Mark Meadows, su exjefe de Gabinete.

Sustracción de documentos clasificados

Por la supuesta sustracción de documentos clasificados al abandonar la Casa Blanca, el 8 de junio de 2023 Trump fue imputado por revelación de secretos y obstrucción a la justicia con al menos 37 delitos federales.

El FBI entró en agosto de 2022 en su mansión de Mar-a-Lago (Florida) y encontraron archivos relacionados con el indulto de Roger J. Stone Jr, asociado a él durante mucho tiempo, y un expediente sobre el presidente francés Emmanuel Macron.

Hace un año, en enero de 2023, Trump fue condenado al pago de una multa de casi un millón de dólares por la presentación de una demanda contra rivales políticos, entre ellos Hillary Clinton, por supuestamente conspirar para dañar su reputación con la intervención de Rusia en las elecciones de 2016.

Sobre este "Rusiagate", un fiscal especial investigó la presunta colusión de la campaña de Trump con la trama rusa que espió a los demócratas, pero en marzo de 2019 concluyó que no había pruebas para acusarle. EFE

gd-jg-doc/mf